Los anticapitalistas deciden abstenerse en una eventual votación

Los antisistema de la CUP rechazan investir al preso Jordi Sànchez como presidente de la Generalitat

La apuesta del prófugo Puigdemont y los de Junts per Catalunya no contaría con la mayoría suficiente

Los antisistema de la CUP rechazan investir al preso Jordi Sànchez como presidente de la Generalitat
Jordi Sánchez y Carles Puigdemont. EP

ERC da luz verde a Jordi Sánchez como candidato a President a la espera de la CUP

La desquiciada candidatura del preso Jordi Sànchez y el plan del prófugo Carles Pyuigdemont parece que no van a tener mucho recorrido.

El consejo político de la CUP ha decidido este mediodía abstenerse a la posible investidura del diputado de Junts per Catalunya (JxCat) como presidente de la Generalitat, con lo que la apuesta de Carles Puigdemont no contaría con la mayoría independentista suficiente.

La postura adoptada por el máximo órgano decisorio -después de la asamblea general- de los cuperos ha sido tomada «con un amplio consenso» según fuentes de los cuperos.

Con todo, el diputado de la CUP Vidal Aragonés, ha subrayado que lo que rechaza es la propuesta conjunta de JxCat y ERC, y no tanto el nombre de Sànchez.

Aragonés ha afirmado que su formación no avalará un plan de gobierno como el que les han hecho llegar, según ha dicho, de «sumisión al 155 y a la legalidad española», y que «no avanza en lo social».

Por tanto, los anticapitalistas critican que se ponga el acento en el quién y no en la «materialización de la república». Los cuperos dan por paradas las negociaciones formales hasta que los otros dos grupos parlamentarios independentistas no expresan su voluntad de modificar su hoja de ruta.

Aún así, la figura de Sànchez había suscitado recelos, no sólo en la CUP, sino también en las filas de ERC.

Este 2 de marzo de 2018, el portavoz de los republicanos, Sergi Sabrià, sembró la duda y evidenció que no es el candidato favorito del partido que lidera Oriol Junqueras, y no aclaró si Esquerra rechazaría su investidura.

Pese a que hoy el propio portavoz ha asegurado en RAC1 que no serían ningún impedimento para el nombramiento como presidente de la Generalitat del exlíder la Assemblea Nacional Catalana (ANC), la candidatura se ha truncado con la decisión de la CUP: la abstención, anunciada por Aragonés, situaria a JxCat y ERC con 64 diputados -Carles Puigdemont y Toni Comín, en Bélgica, no pueden delegar su voto-, mientras que Ciudadanos, el PSC, Catalunya en Comú y el PP llegan a los 65 escaños.

Cabe recordar que los comunes, liderados por Xavier Domènech, han reiterado que no apoyarán la investidura de cualquier candidato de las filas de JxCat.

De hecho, en enero afirmó que en ningún caso abrirá la puerta con su abstención a un Ejecutivo en el que esté «la derecha».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído