Entrevista PD al director de El Semanal Digital

Martín Beaumont: «El caso Bárcenas demuestra que la Dirección Nacional del PP está muerta»

"El extesorero tiene más 'bombas' que lanzará tras la comparecencia de Rajoy"

Martín Beaumont: "El caso Bárcenas demuestra que la Dirección Nacional del PP está muerta"
Antonio Martín Beaumont.

Apenas faltan dos días para la comparecencia de Mariano Rajoy el 1 de agosto de 2013 ante el Congreso de los Diputados –que se reunirá en la sede del Senado por las obras en la Carrera de San Jerónimo. El director de El Semanal Digital, Antonio Martín Beaumont, ha analizado para Periodista Digital el caso Bárcenas y la estrategia del PP para hacer frente al mismo, incluidas algunas claves que pueden marcar la intervención del presidente del Gobierno ante la Cámara Baja.

Periodista Digital: ¿Está tratando Luis Bárcenas de desviar la atención de su caso hacia un terreno en el que él se encuentre más cómodo?

Antonio Martín Beaumont: Sí, parece que tiene mucho interés en que no se hable de lo importante: de dónde ha salido su fortuna oculta en paraísos fiscales y los nombres de los que han sido sus compañeros de viaje en los lucrativos negocios aún no explicados.

Mientras, para desviar la atención, hemos hablado de sobre sueldos, fotocopias, papeles, contabilidades A y B y vidriosas cuestiones que han manchado la reputación de cualquier político del PP, incluido la del presidente del Gobierno.

La verdad, creo que asistimos a una cortina de humo muy bien montada para desviar la atención de la opinión pública. Lo que más me preocupa es que no veo a Bárcenas con luces suficientes como para idear tal maquinación.

PD: ¿El caso Bárcenas va a tener consecuencias internas graves para el PP?

A.M.B.: Es un tsunami. La desconfianza se ha instalado en el cuartel general de los populares. En Génova 13 ahora mismo todos dudan de todos, pese a haber sido compañeros de viaje político durante muchos años. Hay que tener presente que Bárcenas no era un cualquiera en el PP, también fue un ilustre compañero y amigo de quienes hoy son los máximos responsables del partido.

Descubrir, de sopetón, que el ex gerente y ex tesorero del Partido Popular en los 20 últimos años ha sido capaz de reunir un fortunón de 50 millones, ver papeles que describen pagos muy cuantiosos a dirigentes y «amiguetes», mientras todos los empleados de la sede nacional del PP han tenido que mirar siempre con lupa cualquier gasto porque «nunca había dinero», es un síndrome complicado de curar.

PD: ¿Es posible que Barcenas actuara como lo hizo durante tantos años sin que en Génova se dieran cuenta?

A.M.B.: Durante años, en el PP se ha escuchado de forma invariable : al tesorero hay que pagarle bien para que no se lleve la caja. De hecho, siempre ha sido el cargo mejor remunerado. Pues bien, ahora se descubre que además de espléndidamente pagada la Tesorería de Génova era la cueva de Alí Babá. Y, al parecer, los que debían vigilar para que eso no pasase no tenían ni idea.

Porque este asunto Bárcenas tiene dos derivadas.

Nadie puede dudar ya de que ha habido una trama corrupta que se ha movido como Pedro por su casa por Génova 13 durante años; y ahora es imprescindible saber quiénes han sido los beneficiarios del ex tesorero del partido. Pero, además, por impericia al menos, algunos, han facilitado los movimientos de esa organización ilícita.

PD: ¿Qué espera de la comparecencia parlamentaria de Rajoy en el Senado el jueves?

A.M.B.: El daño al PP y al Gobierno ya está hecho. La opinión pública es más proclive a dar pábulo antes a Bárcenas (un imputado encarcelado) que al presidente del Gobierno que ganó hace menos de dos años con mayoría absoluta. Esto demuestra lo mal que se han hecho las cosas en el PP y en el Gobierno, hasta el extremo de dilapidar la credibilidad de Mariano Rajoy tan rápidamente.

Ahora al presidente sólo le queda apoyarse en que con su Gobierno Bárcenas está en la cárcel, lo que manifiesta que se ha reaccionado con contundencia ante la corrupción y policías y jueces están actuando con independencia para cortarla.Luego, le tocará administrar en la tribuna las medidas que se han ido anunciando en esta legislatura para regenerar la vida política.

Eso sí, estoy convencido (al igual que el propio Rajoy lo está) que Bárcenas tiene más ‘bombas’ para lanzar en el futuro. Así que el calvario Bárcenas para el PP y el presidente no se agota en esta comparecencia del 1 de agosto.

PD: ¿En qué situación queda el PP?

A.M.B.: La Dirección Nacional actual está muerta. Los papeles de Bárcenas han demostrado que los máximos dirigentes ni han sabido reaccionar ni han conseguido siquiera ponerse de acuerdo para defender a su formación ante lo que se le venía encima. Ahora mismo el descontento entre militantes, cuadros locales, provinciales y regionales del PP es generalizado con los máximos responsables del partido.

Lo mejor que podrían hacer a estas alturas es convocar el próximo año un Congreso Nacional que dé acceso a nuevas caras para la Dirección. Además, por supuesto, cuanto antes deben apartar a todos aquellos que huelen a Luis a Bárcenas y hay unos cuantos en Génova 13.

PD: ¿Quiere esto decir que Rajoy debería dar un paso atrás en el partido?

A.M.B.: No lo diría de forma tan tajante todavía. Responsabilidad política no cabe duda de que la ha tenido en las andanzas de Bárcenas, sobre todo por hacer más caso a quienes le decían que el tesorero debía seguir en su puesto porque fue quien acabó con la red Gürtell, frente a los que señalaban que era una pieza más en la corrupción y, por ello, cuanto más lejos mejor.

Con todo, creo que Mariano Rajoy no es un político pegado a un sillón. Si ve que se convierte en un debe para el PP, razonablemente, llegado el momento, dejará paso a un sucesor o sucesora. Pronto lo veremos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Antonio Chinchetru

Licenciado en Periodismo y tiene la acreditación de suficiencia investigadora (actual DEA) en Sociología y Opinión Pública

Lo más leído