Su ‘novio’ Baltasar Garzón ya había pasado el COVID-19 desde la sanidad privada, junto a Carmen Calvo

Dolores Delgado, la fiscal del ‘Marlaska es maricón’, contagiada de coronavirus

La fiscal general del Estado y exministra de Justicia de Pedro Sánchez se suma a la lista de contagiados por el COVID-19

Dolores Delgado, la fiscal del 'Marlaska es maricón', contagiada de coronavirus
Dolores Delgado PD

Dolores Delgado da ‘positivo’ por coronavirus.

La fiscal general del Estado notó un empeoramiento de su salud en la mañana de este 18 de noviembre, por lo que acudió a un centro hospitalario de Madrid tras ver similitudes entre sus síntomas y los que genera el COVID-19.

En el hospital confirmaron el ‘positivo’ y, hasta el momento, solo padece síntomas leves de la infección.

Su contagio se suma a otros de los registrados en el Gobierno de Pedro Sánchez.

Es importante recordar que también pasaron por el COVID-19 la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, que apostó por la sanidad privada para combatir los efectos del coronavirus.

Irene Montero, ministra de Igualdad, y Carolina Darias, ministra de Política Territorial, también dieron positivo.

Irónicamente, también acudió a la sanidad privada por el coronavirus el exjuez Baltasar Garzón, ‘novio’ de la actual fiscal general del Estado.

La cercanía de Villarejo con Baltasar Garzón y Dolores Delgado ya quedó demostrada en 2018, cuando salieron los audios de una comida celebrada en octubre de 2009 en la que participaron los tres junto a varios policías.

El almuerzo, que fue íntegramente grabado, evidencia el grado de confianza e intimidad que mantenían los comensales. No solo porque se puede oír cómo se refieren a la pareja como “Lola” y “Balta”, sino también por la exministra de Justicia bromeó abiertamente sobre sexo (llegando a llamar a Fernando Grande-Marlaska “maricón”) y habló de asuntos judiciales. Un año después de aquella comida en el restaurante madrileño Rianxo, Garzón fue suspendido por investigar crímenes del franquismo.

Tensión en la Fiscalía

El contagio de Dolores Delgado llega en un momento de máxima tensión para la Fiscalía General del Estado.

No solo porque ocurre a pocas semanas de reactivarse el asalto del PSOE-Podemos al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), sino también porque es la institución que está realizando una importante presión para paralizar y archivar todas las investigaciones contra José Luis Ábalos por el ‘Delcygate’ o evitar la imputación a Pablo Iglesias por el ‘Caso Dina’.

Delgado asumió el cargo de fiscal general del Estado desde febrero de este año, cuando el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la designó para el cargo después de haberla tenido como ministra de Justicia durante su primera legislatura.

La socialista es Fiscal de carrera y fue candidata del PSOE por Madrid en las elecciones generales del 10 de noviembre de 2019. Justamente su pasado como ministra de Sánchez y como candidata socialista empañó su designación como fiscal general del Estado.

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) concedió luz verde a la propuesta de que Dolores Delgado fuera la fiscal general del Estado con el rechazo de 7 de sus miembros por su falta de idoneidad para el cargo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído