EL DIRECTOR DEL CENTRO COORDINADOR DE ALERTAS Y EMERGENCIAS SANITARIAS VUELVE A METER LA GAMBA

¿Por qué no te callas, Simón? La cepa británica del coronavirus aumenta un 70% los contagios

Vicente Baos, médico de Familia: "No, otra vez no. Lo de los casos anecdóticos de la nueva variante. ¿Ha aprendido algo o es ya una caricatura de sí mismo?"

¿Por qué no te callas, Simón? La cepa británica del coronavirus aumenta un 70% los contagios

No tiene redención posible. Ni parece que tampoco lo desee.

Fernando Simón, el director del Centro Coordinador de Alertas y Emergencias Sanitarias, ha vuelto a quedar retratado con otra de sus afirmaciones que pasará a la posteridad.

La cara visible del Gobierno de España para informar sobre la pandemia del coronavirus aseguró sin ningún ápice de duda que la nueva cepa del Covid-19, la británica, sería residual. Vamos, como cuando hace justo un año, en el arranque de 2020, manifestaba que en nuestro país el virus no pasaría de un par de casos.

Pues bien, si Juan Carlos I, el rey emérito, tuviera la oportunidad de decirle algo a Simón, a buen seguro recuperaría su famosa andanada contra Hugo Chávez y su famoso «¿por qué no te callas?»

Lo que queda claro es que las sentencias del director del Centro Coordinador de Alertas y Emergencias Sanitarias duran menos que un caramelo a la puerta de un colegio.

Prácticamente fue decir de manera tajante que los contagios de la nueva cepa serían residuales a demostrarse justo todo lo contrario. Esta dispara los contagios hasta un 70%.

CRÍTICAS DE EXPERTOS SANITARIOS

José Manuel Bautista, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad Complutense de Madrid, en declaraciones al diario ABC, pone a escurrir a Fernando Simón por su cada vez más evidente falta de autoridad y de fiabilidad en sus afirmaciones:

No tiene autoridad, porque él mismo la ha ido perdiendo. Puso en duda el uso de las mascarilla, la transmisión del virus por aerosoles… Predice muy mal y es poco cuidadoso porque hace aseveraciones que en el ámbito científico se evitarían hacer. Podría haber dicho que no se sabe el efecto que tiene.

Bautista lo ilustra con un claro ejemplo:

La variante británica tiene un incremento del 0,4 y 0,7 más que la variante normal (aproximadamente de 1,5) en el número de reproducción o tasa R, es decir, el número de contagios que produce un enfermo. Este aumento hace que la nueva variante llegue a una tasa R de 1,9 a 2,2, es decir, que de cada 10 personas que tienen la enfermedad lo pueden transmitir a 19 o 22 nuevas personas. Esto incrementa un 70 por ciento la transmisibilidad de la infección y aunque es cierto que la cepa tiene aparantemente menos letalidad, si hay mas gente infectada el resultado es, indefectiblemente, más fallecimientos.

Y no es el único en poner en solfa las afirmaciones de Simón. Por ejemplo, el médico de Familia Vicente Baos pone a caldo al epidemiólogo gubernamental:

¡Fernando Simón lo vuelve a hacer!: De prever "algún caso" de COVID a augurar que la cepa británica "será marginal"

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído