Francisco Muro de Iscar – Tiempo atrás.


MADRID, 22 (OTR/PRESS)

Cualquier tiempo pasado fue pasado, no necesariamente mejor. Pero las hemerotecas están llenas de testimonios, de recuerdos, de afirmaciones de unos y de otros y aunque los periódicos mueren cada día, lo escrito permanece. Por casualidad, al buscar unos papeles me he encontrado algunos recortes viejos, o no tanto, anclados en el tiempo o vivos como si se hubieran publicado ayer. Les propongo un juego. Citamos las afirmaciones y buscamos su autor. Es solo un divertimento. Las soluciones, al final, como los crucigramas.

«Estos son malos tiempos. Los hijos han dejado de obedecer a sus padres y todo el mundo escribe libros» (1). «Las comunidades autónomas no nos han dicho que sea prioritario ampliar el número de abortos en la sanidad pública» (2). «Si el partido socialista no reconquista* una nueva capacidad de propuesta, de alternativa y de liderazgo social que rebase las fronteras del serrallo y del aparato no sería posible descartar totalmente la posibilidad de un progresivo estancamiento de la sociedad en luchas sociales estériles, por estar desprovistas de visión o ilusión de futuro* De la derecha hoy no cabe, en efecto, esperar gran cosa. Su gestión de la reforma y el diálogo oscila entre la brutalidad y la inconsecuencia» (3). «El PSOE da la sensación de tener discurso sólo cuando hay desgracias» (4). «Empeños como el de feminizar la morfología del lenguaje no conducen a la liberación sino a la destrucción del mismo por una norma impuesta de manera extralingüística» (5). «El programa del partido promete una regeneración democrática judicial, electoral, de partidos, mediática y parlamentaria. Propone auditorías externas y acabar con la financiación privada. Las listas se desbloquearán para que el elector muestre su preferencia. El fiscal deberá explicar su negativa a investigar» (6).

Solución. Las cosas no son como parecen a primera vista. Casi todas las frases podrían haberse dicho ayer, pero entre unas y otras median años, incluso siglos. 1.- El autor es Quinto Horacio Flaco, poeta latino y lo escribió unas décadas antes de que naciera Cristo. No hemos cambiado tanto en veinte siglos. 2.- Elena Salgado, entonces ministra de Sanidad, diciembre de 2004. 3.- Jorge Semprún, escritor y ex ministro de Cultura con Felipe González, en agosto de 2003. Pero no se refiere a España* sino a Francia, donde la izquierda está envuelta en luchas internas estériles y gobierna Sarkozy. 4.- Jordi Pujol, también en agosto de 2003. En esas mismas declaraciones decía: «de momento, el PSOE no parece ofrecer una alternativa consistente». Visión de futuro. 5.- Alfonso Guerra en 1998, al publicar su libro «Diccionario de la izquierda». 6.- Presentación del programa electoral del PSOE en 2003. La distancia entre ayer y hoy a veces no existe, a veces es inmensa. Pero las palabras se las lleva el viento. Aunque estén escritas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído