José Cavero – Los tres secuestrados de Al Qaeda.


MADRID, 21 (OTR/PRESS)

La prudencia y el sigilo de los negociadores, o el silencio de los secuestradores, hace que transcurran los días del secuestro de los tres cooperantes catalanes sin que se produzcan noticias de ninguna clase. Ahora se asegura que, ya en cuestión de días, en plenas Navidades y cuando está a punto de cumplirse un mes del secuestro, el grupo islamista que mantiene cautivos en algún lugar del Sáhara a los cooperantes Albert Vilalta, Roque Pascual y Alicia Gámez va a plantear cuáles son sus condiciones para liberarlos.

Dice El Mundo que, según ha podido saber de fuentes del CNI y de expertos policiales, que el rescate será, fundamentalmente, económico y que el presidente de Malí, Amadou Toumani, actuará como intermediario y será el primero en conocer las condiciones y el modo en que serán puestos en libertad los tres miembros de «Barcelona Acción Solidaria». Después de que el vídeo reivindicativo de Al Qaeda llegue a manos del presidente Amadou Toumani, los islamistas salafistas difundirán las condiciones del rescate a través de internet y es muy posible que también lo emitan en alguna cadena de televisión árabe. Dice la misma información que el Gobierno español, gracias a las informaciones que manejan los servicios secretos, ha conseguido saber que en el vídeo aparecerá algún miembro de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), el grupo responsable del secuestro, y se podrá ver a los tres rehenes.

Estos últimos días, otros dos diarios habían proporcionado algún dato sobre los secuestradores. En La Gaceta se ofrecían fotos de un individuo llamado Abdelmalek Droukdel, alias Abu Moussab Abdelwadoud, como «el número uno» de la organización terrorista Al Qaeda del Magreb Islámico, AQMI, heredera del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate cuando éste juró fidelidad a Bin Laden. Según el relato que ha hecho el mencionado diario, la organización que dirige este individuo está obsesionada con Al Andaluz, nombre con el que han bautizado también el aparato de propaganda. Del jefe del AQMI dependen dos ramas, una más radical y otra más moderada. Y paradógicamente, los expertos creen que los cooperantes secuestrados están bajo la custodia de los más moderados…

Por su parte, el diario El País indicaba, también este pasado domingo, que la suerte de os tres españoles secuestrados en Mauritania depende de Abú Hannas, un dirigente religioso que termina sus soflamas pidiendo morir por el yihad. A este individuo le llaman «juez del desierto», y solamente existiría una fotografía, en la que aparece oculto bajo su turbante. Predica la necesidad de crear un nuevo califato y un Gobierno islámico en el Magreb. Abu Hannas, según lo que de él se conoce, tiene unos 30 años, y su verbo fácil le convirtió en referente para un ejército de fieles que escucha ensimismado sus discursos cada vez más extremistas. Se atribuye a Abú Hannas la redacción de un documento titulado Manual sobre los prisioneros extranjeros, hallado en una operación policial desarrollada en la capital mauritana.

En cualquier caso, es poco lo que se sigue sabiendo de los secuestradores y de las condiciones que podrían plantear para liberar a los tres cooperantes españoles. En el mencionado reportaje de El País se cuenta que tres reclusos islamistas en Nuakchot han comentado a funcionarios y familiares que serán canjeados por los secuestrados españoles. Están convencidos de que van a ser liberados co0mo efecto de un canje de prisioneros…

Es probable que en los próximos días dispongamos de mejor y más precisa información del caso.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído