Cayetano González – La Ertzantza y ETA.


MADRID, 28 (OTR/PRESS)

Que el hecho de que un cuerpo de policía detenga a unos terroristas se convierta en un hecho extraordinario, no parece muy lógico. Y que, además, la noticia no sea tanto por la detención de los terroristas como porque la haya hecho un concreto cuerpo policial, entonces es que algo serio está fallando. Esto es lo que ha sucedido con la reciente detención de un «comando legal» de la banda terrorista ETA por parte de la Ertzantza. Ha sido más noticia en los medios de comunicación que las detenciones las haya practicado la Policía Autónoma Vasca que la propia captura de los terroristas de ETA.

La lógica a este comportamiento informativo habría que buscarla en la escasísima eficacia policial en los últimos años de la Ertzantza en la lucha antiterrorista. Esto ha sido así no porque los miembros de este cuerpo policial no estén capacitados para llevar a cabo su labor, o no tengan medios más que suficientes para ello. No, lo que ha sucedido es que hasta que llegó el lehendakari López a Ajuria Enea, los mandos políticos de la Ertzantza -todos del PNV- no tenían nada claro que la prioridad absoluta de esa policía era luchar contra ETA, lo que conllevaba una actitud tibia a la hora de combatir a los terroristas y a sus cómplices en el territorio donde está desplegada la Ertzantza, la Comunidad Autónoma Vasca.

Pero si además el anterior Lehendakari del Gobierno Vasco, el nacionalista Juan José Ibarretxe, se dedicaba a recibir en su residencia oficial de Ajuria-Enea al brazo político ilegalizado de ETA, Batasuna; o apostaba claramente por un final negociado con los terroristas; o establecía en la práctica una equiparación miserable entre las víctimas del terrorismo y sus verdugos, resulta comprensible que los policías autónomos no se sintieran ni motivados, ni alentados, ni respaldados a luchar de frente y decididamente contra ETA.

Esta situación ha empezado a cambiar desde que se produjo el relevo en Ajuria-Enea. La Ertzantza, sus mandos y sus integrantes, saben que ahora sí; saben que la prioridad principal del Gobierno de Patxi López es combatir a ETA en los diversos frentes en los que hay que combatir a una banda terrorista, lo que implica no solamente la detención de «comandos», sino la de eliminar de las calles y de las plazas del País Vasco cualquier vestigio de enaltecimiento de los terroristas. En esta labor, la Ertzantza tiene mucho que hacer y su aportación será muy importante para conseguir, esperemos más pronto que tarde, la derrota de ETA. Aunque tarde, bienvenida sea la Policía Autónoma Vasca al frente compuesto por aquellos cuerpos policiales que han dado todo, y entre ese todo, muchas vidas de sus miembros por defender la libertad de todos los vascos. Obviamente, en ese frente ocupan un lugar de honor la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído