Carlos Carnicero – ¡Hagan juego españoles¡

Carlos Carnicero - ¡Hagan juego españoles¡


MADRID, 29 (OTR/PRESS)

Leo en un periódico que en Cataluña se ha sellado un boleto de lotería que ha conseguido cien millones de euros en premio. Enhorabuena al ganador. Nada menos que 16.600 millones de pesetas. La noticia viene bien para reafirmar la confianza en las apuestas como fórmula para salir de la crisis. Las apuestas podrán desgravar las pérdidas de las ganancias. La vía al blanqueo de dinero está expedita para los visitantes de Eurovegas.

La recuperación de España está en camino apoyada en tapetes verdes. Estoy volviendo a ver películas de mafia. Reviso como nació Las Vegas y los planes que tenía Mayer Lansky: fue un visionario. Inventó Las Vegas en un desierto que cada vez se parece más a los alrededores de Madrid. Su apuesta por Cuba como capital americana del juego se trucó con el triunfo de la revolución. Ya estaba diseñado un malecón trufado de hoteles.

Algo así como Eurovegas en el Caribe. Fidel Castro mandó a parar. La prostitución, en La Habana, se expandía desde el barrio de Colón. Seguro que en las conversaciones que Mayer Lansky tuvo con Fulgencio Batista hablaron de la creación de empleo. En Las Vegas trabajaba y trabaja mucha gente en distintos ramos de los servicios. El negocio ha ido bien durante décadas. Luego se descubrió el potencial de Macao y el extremo oriente, con tabaco, por favor. Toca el momento glorioso para el sur de Europa. ¡La ganadora ha sido Madrid¡

El pragmatismo utilitarista es un gancho sin fin. Acaso no creará riqueza y empleo el juego. Un camino dialéctico de amplísimo recorrido. ¿Se imaginan la cantidad de actividades que pueden crear empleo si se hace abstracción de la ética y se arrima uno a la conveniencia. Ladrillo sobre ladrillo y ciudades creadas en terrenos donde solo hay arbustos. ¡Prosperidad otra vez¡

El resto de los presupuestos del estado es más de lo mismo. Recortes, dinero para la banca, y ausencia de cualquier iniciativa en Investigación y Desarrollo o inversión productiva. Un reparto selectivo de la pobreza. Extraño a Mayer Lansky porque todavía es un personaje que tiene interés cinematográfico. Sheldon Adelson está muy mayor y no tiene un rostro de cine. No le quiere la cámara. No sé si dará para alguna película en el futuro. También tiene influencia política en Estados Unidos y dona importantes cantidades al partido republicano.

Esperanza Aguirre sería un tiro en el cine. Esa mezcla de duquesa y vendedora de sardinas frescas da para una saga. ¿Se podrán reconstruir las conversaciones de Esperanza Aguirre y Sheldon Adelson para que las recree Martin Scorsese?

No tenemos muchas cosas más que hacer que esperar la llegada de quienes dominarán el juego, la prostitución y el blanqueo de dinero. Habrá trabajo para crupier y para prostitutas. También aparcacoches. No pagarán impuestos en diez años. No habrá sindicatos. No habrá problemas, porque además si alguien quiere crearlos siembre habrá un Mayer Lansky para poner orden.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído