La familia de Oswaldo Payá denuncia ante la justicia española su asesinato.


El español Angel Carromero, de la organización juvenil Nuevas Generaciones del Partido Popular español (centro derecha), que fue detenido y encarcelado varios meses por la tiranía comunista totalitaria cubana, en condiciones muy lamentables, que fue maltratado en una mazmorra comunista cubana, acusado y condenado, tras un típico y absolutamente condenable, despreciable, rechazable proceso totalitario comunista estalinista-castrista, por homicidio imprudente de la muerte, en accidente en coche en Cuba (30-07-12), del disidente cubano-español, del gran líder católico Oswaldo Payá y de su compañero cubano Harold Cepero, ambos del Movimiento Cristiano Liberación (fundado en Cuba comunista, en 1988, por Oswaldo Payá y otros combativos cubanos católicos); Carromero ha declarado, en España, al diario español El Mundo (y, antes, al diario Washington Post), que Payá y Cepero fueron asesinados por los servicios secretos del comunismo cubano, que siguieron el coche que conducía Carromero, en el que iban Payá, Cepero y Jens Aron Modig, dirigente sueco de una organización juvenil de un partido cristianodemócrata de centroderecha sueco; coche contra el que embistieron y del que, según ha declarado Carromero a El Mundo, salieron vivos Payá y Cepero, y entraron vivos en hospitales cubanos.

Según declaró Carromero a El Mundo, Payá fue el que le dijo que los
seguían los servicios secretos del comunismo cubano y que,
anteriormente, ya lo habían atacado, hacía unos meses, haciendo volcar
el coche que conducía. En otras ocasiones, los servicios secretos del Estado cubano averiaron y manipularon su coche.

La familia de Oswaldo Payá, a la que ni siquiera se le permitió asistir
a la absoluta caricatura, parodia de proceso judicial y juicio justos, y
por medio de lo cual el Estado comunista cubano juzgo su muerte, de
forma completamente injusta y totalmente contraria a las mas elementales
normas de lo que deben ser un proceso judicial y juicio justos; como
decíamos, la familia de Oswaldo Payá (a la que, por reclamar
pacíficamente los derechos humanos y las libertades democráticas para
Cuba, ha venido siendo acosada, repudiada, agredida y perseguida por la
tiranía comunista totalitaria cubana), desde el primer momento, rechazó
la visión montada por el comunismo cubano, pidió una comisión internacional imparcial para investigarlo y dijo que su muerte en accidente se trataba de un asesinato, uno más, cometido por el comunismo cubano de una amplia lista de disidentes cubanos destruidos, liquidados, asesinados, linchados por la implacable dictadura comunista cubana y a lo que han tildado de accidentes, suicidios, ahogamientos, huelgas de hambre, graves enfermedades, sobredosis, desapariciones, causas desconocidas, etc.

Es decir, dichos disidentes cubanos han sido linchados, liquidados por los servicios secretos del comunismo cubano y para ello, siguiendo al pie de la letra, y en lo que se han formado, la pauta aplicada en su día por el comunismo soviético (lo que sigue aplicando la Rusia putinista no en balde el presidente Putin de Rusia ha sido oficial comunista de la policía política, de los servicios secretos soviéticos, del comunismo de la URSS, es decir, de la KGB), del comunismo alemán (La vida de los otros), del comunismo maoista, del este, etc.; para ello, el comunismo cubano viene inventando, montando, creando las coartadas necesarias, todo lo que sea menester y se tercie, en cada momento y circunstancia, con el fin de desprestigiar, deslegitimar, descalificar, acosar, aislar, marginar, contaminar, manipular, desestabilizar, liquidar y linchar, moral, civil, familiar, profesional, personal y socialmente, pero también físicamente, a los principales competidores y críticos, a sus medios e instancias.

Recordemos que el Estado cubano actual ha firmado la Declaración Universal de Derechos Humanos y otros tratados, acuerdos, convenios internacionales en materia de la defensa de los derechos humanos y que le obligan a llevar a cabo juicios justos, investigaciones imparciales, etc. Sin embargo, el Estado cubano viene incumpliendo muy gravemente, una y otra vez, la Declaración Universal de derechos humanos, dichos tratados internacionales y no le pasa absolutamente nada de nada. De ahí, que se sienta completamente impune y venga teniendo, durante años y años, licencia para acosar, maltratar, torturar, matar, asesinar y, a continuación, dar gato por liebre, mentir, engañar, desinformar, manipular, contaminar, lavar los cerebros, etc.

La familia Payá ha dado un paso más y, habida cuenta que el líder católico cubano Oswaldo Payá tiene también la nacionalidad española, ha presentado, en la Audiencia Nacional española, una denuncia por el asesinato del padre de familia Oswaldo Payá, cuyo coche, en el que iba, conducido por Angel Carromero, fue embestido por los servicios secretos del Estado comunista cubano. La familia Paya, en su denuncia ante la Audiencia Nacional española, da los nombres de los oficiales de dichos servicios secretos que llevaron a cabo esta operación de linchamiento del principal disidente cubano Oswaldo Payá y que son los siguientes: el coronel Llanes de la Seguridad del Estado cubano y el teniente coronel Aguilas, jefe de instrucción de delitos de la Seguridad del Estado cubano.

La Unión Europea que, una vez que Carromero hizo la denuncia publica del asesinato de Oswaldo Payá por el comunismo cubano, le recomendó a este que acudiera a la justicia; la Unión Europea, ahora, ante la denuncia presentada ante la justicia española, en forma y fondo, por la familia de Payá del asesinato de Oswaldo Payá, esta obligada a intervenir cuanto antes, al igual que el Gobierno español pero también Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos, Estados Unidos, todas las naciones, fuerzas, medios, instancias, organizaciones que dicen defender los derechos humanos y que deben poner todos los medios a su alcance para que se haga la luz del caso de la muerte de Oswaldo Payá y, de nuevo, no quede impune, en Cuba, otra posible embestida asesina por parte de la tiranía comunista totalitaria cubana.

EMBESTIDA ASESINA DEL COMUNISMO CUBANO CONTRA EL REMOLCADOR 13 DE MARZO QUE CAUSO 41 MUERTOS

Otra, muy tristemente famosa, embestida asesina del comunismo cubano fue la llevada a cabo, en 1994, contra el Remolcador 13 de Marzo.

En efecto, en la madrugada del 13 de julio de 1994, cuatro barcos a las ordenes de los servicios secretos-policía represiva comunista cubana, equipados con mangueras de agua a presión, embistieron un viejo remolcador que huía de Cuba con 72 personas a bordo, a 7 millas de la bahía de La Habana.

El Remolcador 13 de Marzo se hundió, dejando un saldo de 41 muertos, de los cuales 10 eran menores de edad. Según testimonios de los sobrevivientes (31 personas), los barcos a las ordenes de los servicios secretos cubanos embistieron intencionalmente al Remolcador 13 de Marzo, y negaron auxilio a las personas que se encontraban en el agua. Durante más de una semana, los medios de comunicación comunistas cubanos mantuvieron silencio en torno a los hechos, a pesar de las insistentes denuncias en los medios internacionales. Posteriormente, el 5 de agosto de 1994, el presidente comunista cubano Fidel Castro calificó como esfuerzo verdaderamente patriótico la actuación de los barcos cubanos que embistieron de forma asesina contra el Remolcador 13 de Marzo.

Hasta la fecha, el gobierno cubano asegura que, esta acción premeditada, asesina y criminal, de terrorismo de Estado, fue un accidente y no ha juzgado, ni condenado a ninguno de los participantes en este hecho; a pesar de que el código penal cubano establece en su artículo 48 sanciones a los delitos cometidos por imprudencia. Recordemos que Carromero ha sido condenado por homicidio imprudente, en Cuba comunista, en el accidente del coche que conducía y a resultas de lo cual murieron Oswaldo Payá y Harold Cepero.

Entre otras instancias defensoras de los derechos humanos en el mundo, la Biblioteca de los Derechos Humanos en la Universidad de Minnesota (Estados Unidos) y la ONG Amnistía Internacional dan cuanta, de forma objetiva e imparcial, de lo que realmente sucedió en la embestida asesina por parte del comunismo cubano del Remolcador cubano 13 de Marzo y que causo 41 muertes.

___________
Miguel Cancio, economista y sociólogo, profesor de Sociología, Sociología de la Empresa, Socioeconomía del Desarrollo y los Movimientos Sociales, y Sociología económica de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago de Compostela y de la Facultad de Administración y Dirección de Empresas (ADE) de Lugo, de la Universidad de Santiago de Compostela (Galicia-España).
www.miguelcancio.com
✉ miguelcancio.usc@gmail.com

Autor

Miguel Cancio

Miguel Cancio, profesor universitario durante 40 años y luchador infatigable por la libertad y la inteligencia.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído