Carmen Tomás – Barra libre hasta 2017


MADRID, 17 (OTR/PRESS)

La Comisión Europea ha decidido dar barra libre a los países de la eurozona en el cumplimiento de los objetivos de déficit público. Lo hará hasta 2017, aunque solicita que los países se propongan acercarse lo más posible el año próximo. Hay que recordar que la exigencia de la Comisión Europea para 2017 era situar el déficit fiscal en el 3 por ciento del PIB. Como es lógico, la decisión va a ser polémica. Son muchos los que pensarán que esta benevolencia sólo va a lograr que los gobiernos gasten más de lo que deben y que se relajen en la exigencia de reducir los números rojos. Otros pensarán que este alivio les viene a bien a países que como España afrontan unas elecciones generales decisivas para la continuidad de la recuperación económica o ahora Francia que se enfrenta a una ofensiva militar y de defensa sin precedentes tras los atentados terroristas sufridos en París el pasado viernes.
Habrá que ver cuál es el uso que hace cada uno de esta benevolencia europea con las cuentas públicas y si esto va a suponer, por ejemplo en el caso de España, mano ancha al Estado, ayuntamientos y comunidades autónomas para que aumenten sus gastos de cara a las elecciones. No sería buena cosa que el Ministerio de Hacienda permitiese una relajación en los objetivos. Ya de hecho, la previsión de cumplimiento con el objetivo de déficit para este año está en entredicho. Por unas décimas, pero en discusión. Es bueno que la recuperación llegue a los ciudadanos, para ello se ha bajado el IRPF y se han aumentado partidas de gasto social o de mejoras en las carreteras o servicios directos a los ciudadanos. Sin embargo, este mayor gasto parecía venir de la mayor recaudación fiscal, la lucha contra el fraude, el menor coste de financiación de la deuda pública o de los menores gastos en prestaciones por desempleo y no tanto por el aumento del endeudamiento.
Veremos qué nos dicen desde el gobierno; qué van a hacer con los presupuestos y si mantienen los objetivos a pesar de esta barra libre que les ha permitido la Comisión Europea. ¿Se mostrará Montoro dispuesto a trasladar esa mano ancha a las distintas instituciones o seguirá imponiendo los límites que ha marcado y que por cierto le está siendo difícil mantener?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído