Victor Entrialgo De Castro: «Atravesando la Navidad»

Victor Entrialgo De Castro: "Atravesando la Navidad"

Es difícil vivir la Navidad. Precisa cierto recogimiento. Otra cosa es celebrarla, las reuniones familiares y el esparcimiento. Cada uno hace lo que puede y los planes cambian en un minuto. Para llegar al portal donde siempre encuentras algún pariente, o vas en taxi o tienes que cruzar un río lleno de peces que al primer descuido te muerden el plástico o las hojas de lechuga que llevas en la cartera.

El viaje dura varios días, ande ande la marimorena, con altos en el camino para recordar a los que no están, donde los encuentros con uno mismo son casi imposibles en medio de una caravana de pastores sedientos de cervezas pendientes. Son los peces en el rio. Por la calle vas saltando de flauta en violín, de villancico en villancico, buscando sorpresas envueltas en celofán esperando ver el milagro de nevar a veinte grados mientras las lavanderas se aclaran la garganta en los bares de moda, fun, fun, fun y los niños en carricoche, ay del chiquirritín, o con la abuela.

Entre comilona y comilona, oh dulce Navidad, gente que hace años no veías, felicitas las fiestas y tratas de transmitir buen rollo y noches de paz a los hombres de buena voluntad mientras las prisas de consumo desesperado te proporcionan un estrés adicional. La Natividad del hijo de Dios, símbolo de renacimiento y de carencias, se celebra por estos lares con una orgía de excesos en crisis que amenaza nuestras costumbres cotidianas.

Pero el tiempo hay que partirlo para poder medirlo, para poder contarlo, para poder vivirlo, así que es cuestión de intentar atravesar la Navidad viendo su lado bueno que lo tiene, hay que encontrarlo y celebrar que tienes con quien compartir, lo que sea.

Y ahora vienen las uvas y el cotillón, los dátiles, las palmeras salvajes y si logran llegar los Reyes tú eres todo lo que pido. Y que vuelvan a poner Love actually. Aunque para algunas, las que llevan el peso, sea difícil y cansado, haya excesos y sea difícil estar a lo que celebramos, al menos conseguimos un año más atravesar la Navidad, con ayuda de todos, bendita la tradición.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído