Rafael López Charques: «Lo esperado»

Rafael López Charques: "Lo esperado"

Echa a andar el nuevo desgobierno bicéfalo, y no nos llevamos ninguna sorpresa, salvo por el hecho de que parece que ahora tiene mucha prisa en poner las bases del nuevo estado que quiere montar.

En la toma de posesión como ministros, dos de ellos aparecieron con un pin consistente en un triángulo rojo invertido, distintivo que obligaban a llevar los nazis a los presos políticos. Tratando de entender el motivo de tal adorno, solo se nos ocurre pensar que sea un homenaje a las personas que hoy en día lo sean. ¿Pero cuáles? En nuestro país no las hay. Ciertamente hay gente que ha ocupado cargos políticos importantes que actualmente, y esperamos que por todo el tiempo de su condena, estén en la cárcel. Son personas que se saltaron todas las leyes que quisieron y que trataron de destruir el Estado. En una palabra, delincuentes, aunque lo sean de cuello blanco. Miembros del gobierno, ya en su toma de posesión, ¿los estaban homenajeando? Increíble en cualquier país democrático.

La segunda muestra ha sido el nombramiento de la nueva Fiscal General. No vamos a decir que haya sido ilegal ni mucho menos, pero si afirmamos que ha sido totalmente antiético. Una persona que ha sido ministra de Justicia, salta a ese puesto. Teniendo en cuenta que la Fiscalía tiene una estructura jerárquica, ¿alguien se va a creer que el desgobierno, a través de ella, no la va a intentar tenerlo a sus órdenes? Tan solo unos cuantos ilusos. Ya lo ha advertido el CGPJ, que si bien ha afirmado que cumple con los requisitos necesarios, no se ha pronunciado sobre su idoneidad, como siempre hacía en estos casos. El que quiera entender, que entienda. Se acabó la separación de poderes.

La resolución de la JEC ratificada por el TS, de inhabilitar como diputado autonómico al golpista catalán, aunque éste la recurra, es, por lo de ahora, firme. Pues bien, la primera cabeza del bicéfalo ha anunciado que se reunirá con el secesionista antiespañol, puede que incluso en Barcelona, y que este último tendrá un trato preferente con respecto a otros presidentes autonómicos. También que habrá conversaciones, de gobierno a gobierno con los catalanes.

¿Alguien puede entender racionalmente lo anterior? En otro país democrático el delincuente, porque por lo de ahora lo es, habría dejado el puesto o estaría en la cárcel. Aquí nada.

Algo inexplicable es como el recién nombrado ministro de Universidades haya aceptado el cargo. Hace tan solo cinco años aplaudía que en USA no existiese tal cargo, porque “solo desde la libertad se puede innovar”. Le agradeceríamos que nos explicase el fundamento filosófico de su cambio de pensamiento.

Completando lo esperado tenemos que el Instituto de la Mujer ha sido entregado a una fémina que justificó la quema de iglesias hace ochenta años. ¿Es eso una muestra del respeto a las libertades que tanto cacarea la izquierda? Si la Iglesia se había sobrepasado en algo, es la justicia quien debería intervenir, no unos asesinos fanáticos. Quizás opine así porque tiene una mente superior, pues ha descubierto, según sus propias palabras, que la heterosexualidad no es natural.

Otra novedad, esta jocosa, del desgobierno, es que es el de las parejas. Un buen detalle de originalidad. Tenemos una en la que ambos son ministros, y otra formada por la presidenta del Congreso y un ministro. Por cierto se comenta el tono político totalmente gris de este último; quizás su mayor mérito haya sido que desde el Congreso lideró la más férrea oposición a la prisión permanente renovable. Los asesinos están de enhorabuena.

El artículo lo denominamos “lo esperado”, porque tan solo han comenzado a actuar y ya ven lo que están haciendo, lo que suponíamos. Salvo imprevistos, aún les queda camino por andar, ¿qué más podemos esperar?

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído