Danilo Diazgranados: «“Sin precedentes”: pronostico del desplome de la economía latinoamericana»

Danilo Diazgranados: "“Sin precedentes”: pronostico del desplome de la economía latinoamericana"

Magnitud sin precedentes”. Es de esta manera como el Banco de España ha calificado la caída que sufrirá la economía de Latinoamérica, como consecuencia de la crisis sanitaria que azota a esta región desde marzo y que sigue sin dar tregua.

Un informe presentado por el ente financiero da cuenta de las proyecciones planteadas para la región, y además señala que hasta 2022, muchas de sus economías no recuperarán los niveles de productividad previos a la irrupción de la covid-19.

Aunque es de esperar que en el transcurso de los próximos trimestres y debido a la apertura paulatina del comercio, los servicios y la actividad industrial, se registren tasas positivas de crecimiento, la recuperación “será frágil y muy gradual”. El documento justifica esta premisa, atribuyéndole la responsabilidad a limitaciones estructurales y a los escasos márgenes existentes para adoptar políticas de estímulos adicionales, similares a las que con acierto son aplicadas en otras partes del mundo.

A partir de junio, Latinoamérica se ha convertido, tristemente, en el epicentro global de la pandemia. Las pobres y mal planificadas medidas de confinamiento y distanciamiento social, aunadas a fracasados planes de paralización de la actividad comercial y productiva para disminuir los niveles de contagio, no han dado los resultados esperados. Por el contrario: la crisis se agrava y las consecuencias en el ámbito económico son difíciles de contabilizar.

Entre los casos más resaltantes de lo expresado en el documento, en cuanto a la caída de la actividad, Perú es destacado negativamente. Registró una contracción superior a 35% en abril, al compararlo con febrero. En Brasil sucede exactamente lo contrario, ya que la actividad solo se redujo, en el mismo mes, tan solo 15% cuando se compara con el segundo mes del año.

Al referirse al PIB, se reseña que la caída de este indicador durante el segundo trimestre superó 14 % en tasa intertrimestral. Lo anterior es un porcentaje superior al mostrado en casi todas las regiones del mundo, aunque con diversas y muy bien marcadas diferencias entre países, ya que en Perú el PIB se contrajo más de 27%, mientras que en Brasil lo hizo 9,7%.

Las proyecciones, entonces, siguen siendo negativas. Solo el comportamiento de la economía de América Latina en 2021 mostrará el panorama de lo que le espera a la región en 2022.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído