¡LA RUINA!

¡LA RUINA!

 

Estamos con el “vamos a ver qué pasa”.

El Sánchez sigue siendo una incógnita.

Donde mejor estaría es en casa,

 

Pues lo que ofrece es solo retórica.

Para ser Presidente hay que ser noble,

Y este sujeto, de lo más hipócrita,

 

Además de no ser madera de roble,

Trae en sus raíces no tener palabra:

Otra medalla más que luce: ¡El Doble!.

 

Tan creído está de sí mismo, que labra

En el mar y navega por la montaña.

No piensa que, estando como una cabra,

 

Así no se puede gobernar España.

Y menos aún, si encima de ser falso,

Tiene en abundancia muy mala saña,

 

Pues no va a subir él solo al cadalso,

Sino que nos va a llevar con él a todos.

Yo, desde luego, a su compás no valso,

 

Pues, conocidos de más sus malos modos,

Con él no voy ni siquiera a la esquina

Más próxima …. Calle la suya de lodos,

Con una meta cierta: …¡la de la ruina!.

Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído