LAS MIGAJAS

LAS MIGAJAS

 

Políticos los hay de todos los colores,

Más que en las vidrieras de una catedral;

Abundan más los malos y peores,

 

Pues todos, unos de otros, hablan mal,

Si no pacen en la misma pradera

Los que en la Política tienen su corral;

 

De las muchas que hay, es una manera

De llamar a los Políticos ésta,

Que huele como una flor en primavera;

 

Otras: cuando no montan una fiesta

Echándose los trastos a la cabeza,

Hartos de hacerlo, son gente de siesta;

 

Gente pues ajena a cualquier proeza,

O dada con cuerpo y alma a la holganza,

Que, en cualquier caso, acaba como empieza;

 

Las muy contadas veces que la danza,

Rara avis, acaba en un abrazo,

A salvo la sin hueso y la panza,

 

De ejecutar un acuerdo, el plazo,

Si uno lo alarga, el otro lo rebaja;

Y como ninguno tuerce el brazo,

 

Puede acabar en humo de paja:

Si están por quien se lleva las migajas,

Conozca su ventaja quien ataja:

Si no humo de paja, … ¡agua de borrajas!.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído