CASIMIRO Gª-ABADILLO

«Nadie sabe darme respuesta: ¿Por qué un hombre de la valía de Rato se dejó llevar por la tentación del dinero fácil?»

"Nadie sabe darme respuesta: ¿Por qué un hombre de la valía de Rato se dejó llevar por la tentación del dinero fácil?"
Casimiro García-Abadillo.

Este domingo 26 octubre 2014 Casimiro García-Abadillo titula La decepción de Rodrigo Rato o la desfachatez de sentirse impune su Hoja de ruta del director en El Mundo.

«Cuando Rodrigo llega a Caja Madrid y conoce la existencia de las tarjetas ‘black’ no las suprime, porque se da cuenta de que son un mecanismo que Blesa había utilizado para tener controlado al consejo y piensa que retirarlo podía traerle problemas. Es algo parecido a lo que ocurría con los sobres en el PP. Lo que no entiendo es cómo él utilizó la tarjeta, por qué no hizo como su consejero delegado, Verdú… Cómo una persona que ganaba tanto dinero y que tenía un gran patrimonio cayó en la tentación de utilizar esas tarjetas». La confesión es de un amigo del ex vicepresidente y ex ministro de Economía y Hacienda. Amigo y compañero de partido durante más de 30 años.

Añade:

La cuestión es que con Rato no estamos ante un golfillo de quinta, un estomago agradecido venido a más por los avatares políticos, sino ante una de las cabezas más brillantes de nuestra reciente historia, un hombre que aspiró, con razones de peso, a ser candidato a presidente del gobierno y que durante tres años gestionó el sancta sanctorum del capitalismo mundial, el Fondo Monetario Internacional. Una mujer que le conoce bien, también colega de partido desde la ascensión al poder de José María Aznar, sitúa en su precipitado abandono del FMI el comienzo de su declive: «Rato esperó el tiempo necesario para consolidar su pensión en el FMI y se vino a Madrid con una excusa un tanto infantil… Cuando vio que ya no tenía opciones en política se dedicó a ganar dinero, parecía que lo único que le interesaba era ganar mucho dinero».

Y concluye:

Lo tenía todo. Contactos internacionales, prestigio, capacidad oratoria (fue el mejor portavoz que ha tenido el PP en el Congreso), y muchos amigos. He preguntado aquí y allá, en su círculo más cercano, en su partido, en los aledaños del Gobierno… Nadie sabe darme respuesta a la pregunta clave: ¿Por qué un hombre de su valía se dejó llevar por la tentación del dinero fácil?

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído