Una jugada para no ser detenido ni enviado ante el juez del Supremo

Salvador Sostres desvela el desquiciado plan de fuga que urde Puigdemont en Bruselas

A los oídos del columnista de ABC ha llegado el insólito plan que maneja el expresident prófugo para ser investido en el Parlament

Salvador Sostres desvela el desquiciado plan de fuga que urde Puigdemont en Bruselas
Carles Puigdemont, expresidente autonómico de Cataluña. EF

¿Cómo planea el fugitivo expresidente de la Generalitat regresar a España para la investidura sin ser detenido? Salvador Sostres destapa este miércoles en ABC el insólito plan del cabeza de lista de Junts per Catalunya.

Según Sostres, el plan de Carles Puigdemont es abandonar Bruselas escondido en un maletero, disfrazado, o por las montañas; e ingresar en territorio nacional del mismo modo. También se ha planteado hacerlo oculto en un barco.

«Los que han visitado a Puigdemont en Bruselas, y han alcanzado un cierto grado de intimidad con él, se han dado cuenta de lo preocupado que está por su seguridad y de la psicosis con que teme el espionaje del Gobierno»

«Puigdemont cree -prosigue Sostres- que podrá contar con la ayuda de algunos agentes amigos de los Mossos d’Esquadra para que no le veten la entrada en el hemiciclo», pero la parte más fantasiosa del plan es la de considerar que, una vez investido president de este modo sorpresivo,

«España no se atreverá a detener y encarcelar a un presidente de la Generalitat y que, si lo hace, Europa no lo tolerará».

«La decisión no la tiene aún tomada, pero sus colaboradores más inmediatos -Joan Maria Piqué y Jaume Clotet-, dos alocados periodistas, mitad supremacistas, mitad de Acció Catòlica, le animan a que lo haga y él parece estar dispuesto, como mínimo, a considerarlo».

Sostres detalla que al expresidente catalán también podría sucederle que no hubiera agentes de los Mossos dispuestos a arriesgar la seguridad económica de sus familias por algo que en cualquier caso tendrá mucho más de circo que de realidad:

«Y por supuesto es mucho suponer creer que España no se atreverá a hacerle cumplir la Ley, como a cualquier otro de sus ciudadanos. De lo de Europa es llamativo que él mismo no se dé cuenta, sin poder salir de Bélgica»

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído