Análisis

Rafael López Charques: «Cumplió la palabra»

Rafael López Charques: "Cumplió la palabra"
La República de Sánchez.

Nuestro presidente interino, movido sin duda por obsequiarnos con el máximo bienestar, ha organizado para los próximos tres meses, bajo el nombre de campaña electoral, una feria en la que alternarán lo lúdico y festivo con lo grotesco y chabacano. No lo duden.

La semana pasada nos regaló un aperitivo, la publicación de un libro del que es autor (?), aunque hay malas lenguas que han comentado que se lo escribieron, quizás las mismas que afirman que su tesis es en parte notable un plagio. No entremos en esas menudencias.

Según algunos que ya lo han leído, el texto en cuestión parece que tiene, al menos, un par de errores, deslices sin importancia, como atribuir a San Juan de la Cruz un pensamiento de Fray Luis de León, y una máxima de Ernest Hemingway a Albert Einstein. Si lo lee más gente, gran incógnita puesto que ya ha habido hasta algún barón del partido que ha dicho que no se le ocurrirá hacerlo, quizás salgan a relucir más pifias. De los comentarios que ya se han hecho sobre su contenido, se saca la conclusión de que también ha sido un error el título, pues parece que hubiese sido más apropiado «Yo, el modesto»

Con este acontecimiento comienza una «Feria de Primavera», que durará hasta las segundas elecciones; tres meses de jolgorio, no nos podemos quejar.

Ha sorprendido el hecho de las dos convocatorias en vez de una, con lo que al perecer nos hubiésemos ahorrado ciento setenta y cinco millones euros, pero qué más da; como el dinero público no es de nadie, lo dijo en su tiempo la vicepresidenta interina, el que lo maneje que lo gaste. Es posible que la razón resida en que el partido rojo crea que comprando a los morados, los separatistas catalanes y vascos, la extrema izquierda radical, etc., pueda lograr la mayoría, lo que le supondría un importante aval para las municipales, autonómicas y europeas. En caso de que no logren, pues de perdidos al río. Es una hipótesis, aunque están haciendo profundos estudios, puesto que el CIS acaba de contratar a veintisiete personas, suponemos que con sueldos «dignos».

Prepárense para ver y oír de todo, como ya nos adelantaron en el Congreso la semana pasada. Un diputado habla de lechugas y otro le contesta sobre berzas, quizás estén entrenando para ir a los debates de la telebasura. No les extrañe que continuamente recurran a expresiones tan originales como «el cordón sanitario», «la línea roja», «la hoja de ruta», «si o si», etc., La riqueza de léxico es una cualidad de los buenos oradores, y ellos lo son.

En cualquier caso esperemos que ninguno de los aspirantes llegue al extremo que, según contaban hace ya bastantes años los ancianos del lugar, ocurrió durante la República; un político fue a dar un mitin a un pueblo de la montaña, en el interior de Lugo, y en su paroxismo mitinero les dijo, ¿qué queréis amigos, un río?, ¡pues lo tendréis! Tal como anda el patio, no nos extrañaría que el hecho se repitiese.

Si amigos, en esta feria no faltará de nada, y si no al tiempo. Surgirán múltiples iluminados que nos ofrecerán soluciones para todo, imitando a los curanderos de las barracas con sus elixires maravillosos; nos dirán todo lo que van a lograr, pero no dirán como, porque lo fácil es decirlo, lo difícil es hacerlo.

Dándole vueltas a la fecha de las elecciones, podemos llegar a la conclusión de que el día elegido ha sido en función de poder cumplir su palabra, aquello de que su gobierno duraría el tiempo imprescindible para poder convocar elecciones. La cuestión es que creemos se olvidó de completar la frase, se le olvidó añadir… siempre que yo me haya asegurado el resto de mi vida. En efecto, si pierde, dados los plazos reglamentarios, habrá estado en el poder justamente el tiempo mínimo necesario para asegurarse pensión vitalicia y otros gajes de por vida. ¡Curioso!

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído