CREDITOS Y AVALES, EN LA PICOTA

Otra lista de la vergüenza de Caja Madrid amenaza con dar la puntilla

Condiciones "blandas" para miembros de la Asamblea, quitas beneficiosas para partidos políticos y líneas de crédito y avales a disposición de los consejeros son sólo la punta del iceberg

Otra lista de la vergüenza de Caja Madrid amenaza con dar la puntilla
Blesa y Díaz Ferrán

Lo mollar está en los créditos. Esa es la impresión que circula estos días por el todo-Madrid tras el escándalo de las tarjetas black, consideradas por algunos como el «chocolate del loro» de los chanchullos en Caja Madrid.

Mientras algunos de los tenedores de tarjetas intentan lavar su imagen o explicarse -los menos- y algún que otro familiar de un antiguo alto cargo se lleva un chasco al pedirle explicaciones a un periodista en un acto oficial, la cuestión de los créditos va abriéndose camino poco a poco.

Uno de los primeros en sentir su aliento ha sido el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que, como miembro de la Asamblea de Caja Madrid, también recibió la carta estándar en la que la entidad financiera le ofrecía, por su cargo, créditos blandos a un tipo de interés muy alejado del que afectaba al común de los mortales.

La cuestión de Sánchez no es nueva y ya se aireó durante la campaña por el sillón de la calle Ferraz. Pero ahora amenaza con enturbiar su liderazgo y su compromiso ético a causa de su hipoteca y de su pasado como concejal de número anónimo y fiel observante de las consignas de los socialistas en Caja Madrid.

Y eso sin contar la cuestión de los polémicos regalos recibidos por los miembros de la Asamblea, a los que Blesa regaba con ipods, teléfonos móviles, televisores, videos, cámaras fotográficas…

Los créditos «regalados»

En su momento varios medios ya dieron cuenta de algún correo electrónico en el que el directivo de Caja Madrid Matías Amat -usuario de tarjeta black, por cierto- informaba a Miguel Blesa sobre la deuda de partidos políticos.

Los dos principales, PP y PSOE, obtuvieron quitas muy favorables. Así, Caja Madrid condonó en 1997 15,41 millones de euros de deuda e intereses al PSOE, que tan sólo abonó 3,16 millones de euros. Casi un 79% de la deuda socialistas se evaporó.

Algo parecido sucedió con la del PP, que de una deuda de 5,94 millones de euros tan sólo abonó 1,62, obteniendo una quita del 72%.

Los créditos del parapetado en Tragsa

Más interesantes pueden ser los créditos concedidos a algunos exconsejeros de la entidad financiera, encabezados por Gerardo Díaz Ferrán con 32.412.000 euros.

Llama la atención que en la lista divulgada hasta ahora el segundo consejero con más cantidad en créditos y avales sea el exalcalde de El Escorial Javier de Miguel, parapetado en Tragsa como gerente de la empresa pública en Madrid.

De Miguel obtuvo 4.193.000 euros en créditos y avales, la mayor parte en conceptos de préstamos a empresas.

Arturo Fernández, presidente de Arturo Cantoblanco y representante del empresariado madrileño, se benefició de una línea de crédito por 2.579.000 euros.
José María de la Riva, consejero de cuota socialista, hizo lo propio con uno por valor de 2.002.000 euros.

Otro representante del tercio empresarial, Francisco Javier López, vinculado al Grupo Villar Mir, obtuvo 1.500.000 euros, mientras que el consejero por la Confederación de Cuadros, Ignacio de Navascués, lo obtuvo por 1.438.000 euros.

María del Carmen Cafranga, amiga de Ana Botella y cercana a familiares de altos cargos de la Comunidad de Madrid, se benefició del mismo concepto por 1.131.000 euros.

Francisco José Pérez, burócrata de las tramoyas socialistas de Madrid, pidió 1.089.000 euros, y otro consejero de cuota socialista, Antonio Romero -estimado como persona cercana a José Blanco-, uno por valor de 900.000 euros.

El sindicalista de CCOO Antonio Rey de Viñas obtuvo 718.000 euros en créditos y avales, por delante del presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, que se benefició de uno de 696.000 euros.

Incluso su enemigo dentro del Consejo, Pablo Abejas, cuota del PP, no tuvo empacho en pedir 507.000 euros. Su compañero popular, Miguel Ángel Araujo, lo hizo por 284.000 euros.

El socialista Ángel Gómez del Pulgar obtuvo un crédito por 261.000 euros mientras que el consejero por IU Rubén Cruz lo hizo por 250.000 euros.

La primera lista divulgada de créditos concedidos a consejeros se cierra con el popular Ricardo Romero de Tejada, que solicitó 233.000 euros.

SIGA LEYENDO EN EL SEMANA DIGITAL

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído