"Ya hablaremos de los Presupuestos y de todo lo demás"

El plan de Rajoy para engatusar al PSOE: Pactar la financiación regional, las pensiones, la Educación y la Justicia.

El plan de Rajoy para engatusar al PSOE: Pactar la financiación regional, las pensiones, la Educación y la Justicia.
Mariano Rajoy en el Congreso (PP). ET

El presidente del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, despejó este 6 de octubre de 2016 cualquier duda sobre sus intención de intentar formar Gobierno y anunció que no va a exigir condiciones al PSOE para negociar la abstención en la nueva investidura.

«No voy a pedir ninguna condición, ahora lo urgente es formar Gobierno y luego ya hablaremos de los Presupuestos y de todo lo demás».

Un mensaje dirigido a la Comisión Gestora del PSOE, pero, sobre todo, a determinados sectores del Partido Popular que apostaban por endurecer las exigencias y acudir a terceras elecciones, envalentonados por la guerra interna en el Partido Socialista y por la importante subida en votos y escaños que le aventuran las últimas encuestas.

Un movimiento que dirigentes populares próximos al presidente atribuyen a «jóvenes fontaneros en el ámbito de La Moncloa» y al que parecían sumarse otros líderes populares ,como el portavoz en el Congreso, Rafael Hernando, quien el miércoles afirmaba que no les bastaría con un mero acuerdo de investidura, sino que reclamarían «compromisos» para dotar de «estabilidad» la legislatura.

Frente a estas afirmaciones, Rajoy fue rotundo al asegurar que «España necesita un Gobierno urgentemente, se trata de consolidar la recuperación económica y de continuar la creación de empleo». Para ello, reveló que su «prioridad» ahora es «intentar el diálogo con el PSOE, porque es necesario para poder conformar Gobierno».

En declaraciones previas a la inauguración del XII Congreso Jurídico de la Abogacía ICA-Málaga, en Torremolinos, el jefe del Ejecutivo volvió a calificar de «disparate» la posibilidad de repetir por tercera vez las elecciones y anunció su intención de mantener «un diálogo a la mayor celeridad posible y con absoluta franqueza» con el presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, quien ayer aseguró que su partido no le dará «estabilidad» al PP.

Encuentro en la cumbre

Un encuentro entre los dos líderes que los círculos próximos al presidente estiman podría celebrarse entre el día de la Fiesta Nacional, el 12 de octubre, y el sábado 15, fecha en la que previsiblemente la gestora socialista convocará el Comité Federal para decidir sobre la posible abstención para facilitar un Gobierno en minoría del PP.

«Hay que dar tiempo; tenemos un tiempo, no demasiado, pero hacer nuevas elecciones es un disparate», insistió Rajoy, quien reiteró su oferta de intentar un Gobierno de coalición o, en su defecto, «pactar siete u ocho grandes asuntos».

Explica José María Triper en ‘El Economista’ este 7 de octubre de 2016 que, entre esos grandes asuntos, y además de los Presupuestos del Estado para 2017 para asegurar la recuperación y cumplir los compromisos de déficit, dirigentes populares confirmaron a elEconomista que se encuentran el nuevo modelo de financiación autonómica, la sostenibilidad del sistema de pensiones, un pacto por la educación, la reforma de la justicia y una solución al problema de Cataluña.

Respaldando a Rajoy, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, resaltaba también la urgencia de un Gobierno, que consideró «clave» para afrontar los problemas del paro o el déficit público, al tiempo que constataba que «cada vez es más importante la falta de confianza» de la inversión exterior en el país, que se empieza a notar ya en la economía.

En la misma línea, el ministro de Justicia y Fomento en funciones, Rafael Catalá, aseguraba en Madrid que el Partido Popular nunca ha puesto condiciones ni requisitos al PSOE para aceptar su apoyo o abstención en una investidura, y ha señalado que los populares están listos para mantener un «diálogo leal y constructivo».

Y, para zanjar la polémica, la dirección nacional remitía también ayer un argumentario a sus dirigentes y cargos electos en el que les puntualiza que «el Partido Popular no quiere terceras elecciones ni pone condiciones».

Les recuerda, asimismo, que Gobierno «significa tener estabilidad» y «la estabilidad aporta más empleo y mayor bienestar en una España que crece», al tiempo que favorece un país «próspero y unido en su diversidad».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído