"Como alternativa proponemos concienciar sobre otros medios como puede ser la copa menstrual"

Las medidas que apoya Podemos para el Día de la Mujer: no usar tampones ni cuidar a los nietos

Se propone también una educación afectivo sexual a las niñas "para desarrollar su individualidad y salir del marco del amor romántico"

Las medidas que apoya Podemos para el Día de la Mujer: no usar tampones ni cuidar a los nietos
Irene Montero, portavoz de Podemos y novia de Pablo Iglesias. EP

Podemos se ha posicionado junto a la primera huelga feminista concebida para que la mitad de la población española se ausente durante 24 horas no sólo en el trabajo sino también en casa, mientras que el PSOE apoya los paros de dos horas convocados por UGT y CCOO y PP y Ciudadanos se desmarcan de ambas protestas. (Irene Montero llama guarras a las mujeres y le lavan la boca con jabón).

La formación de Pablo Iglesias apoya así sin remilgos las cuestionables medidas de la Comisión 8-M, plataforma que impulsa la huelga general del Día de la Mujer este 8 de marzo de 2018, y que han repartido entre distintas federaciones de toda España un argumentario que deja pasmada a más de una.

En el mismo, se insta a no consumir productos femeninos y, en concreto, tampones.

«Como alternativa proponemos concienciar sobre otros medios como puede ser la copa menstrual»,

señalan las organizadoras, que añaden que tal medida no debe limitarse al próximo 8 de marzo, sino, en lo posible, extenderse durante todo el mes.

«Se trata también de hacer un esfuerzo por no consumir los productos de ese día en días anteriores o posteriores».

El consumo es uno de los ámbitos en los que se incide directamente. Así, proponen no comprar ningún producto ni pagar por ningún servicio «más allá de los imprescindibles para la supervivencia», hacer ‘boicot’ a las empresas fabricantes de productos para la mujer, habitualmente de precio más elevado o, incluso, no elegir productos «sobre-envasados» o irrespetuosos con el medio ambiente.

Se propone además una ‘huelga de cuidados’, que afecta directamente a la atención a personas vulnerables o niños.

En este sentido, piden por ejemplo a las abuelas que no se encarguen ese día de cuidar a sus nietos y nietas.

«Con esta huelga queremos hacer patente que el sistema económico colapsaría sin nuestro trabajo cotidiano de cuidados. Somos nosotras las que cuidamos constantemente, a nuestras familias, parejas, compañeros de trabajo, amigos, a todos los que giran a nuestro alrededor. Y sin todas estas tareas nadie podría vivir».

No obstante, y conscientes de la relevancia de la tarea, añaden que será necesario establecer unos «servicios mínimos» para garantizar «los cuidados que sean inexcusables e inaplazables» y , para ello, la recomendación es que se repartan entre varias personas del entorno.

Las medidas afectan también al ámbito educativo. Así, proponen que «la educación afectivo-sexual esté contemplada en el currículo escolar y sea integral, libre de estereotipos sexistas y lgtbifóbicos», de forma que los escolares aprendan

«las diversas formas de vivir la sexualidad y las distintas corporalidades que existen, promoviendo el placer sexual y autoconocimiento de nuestros cuerpos».

«Para que se promueva de manera efectiva una educación afectivo sexual que eduque a los niños contra unas masculinidades violentas, posesivas, dominantes, y a las niñas para desarrollar su individualidad y salir del marco del amor romántico».

La parida de Pablo Echenique: «Las mujeres asumen las tareas reproductivas sin cobrar»

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído