Testimonio aterrador

Cualquier persona bien intencionada que lea las declaraciones de María José, la novia de uno de los dos guardias civiles apaleados vilmente en Alsasua tendrá que convenir en que se trata de un testimonio aterrador que pone los cabellos de punta.
Estas declaraciones se pueden completar con las de otros testigos que dijeron que muchos llegaban, pegaban una patada y se iban. Ahora nos dice María José que esas patadas las daban en la cabeza, con odio y con saña. Claro que ella tuvo miedo, cualquier persona que conservara un gramo de decencia, de amor propio, lo habría tenido. Ella se le arrojó encima para protegerlo, pero ni por esas. Los ‘valientes’, entre comillas, claro, alsasuarras siguieron pegando. ¿Cómo se podía contemplar el ‘espectáculo’ sin decir nada, sin protestar, sin tratar de frenar la salvajada? Simplemente miraban, quizá dieron alguna patada también, y luego lo cuentan sin dramatismo, llegaba uno, daba una patada y se iba. Otros, en cambio, dicen que no vieron nada, que como mucho fue una pelea de bar.
Ahora hacen concentraciones en ese pueblo maldito, quizá para siempre, en que se ha convertido Alsasua, para pedir la libertad de los detenidos, por ese acto que a mí también me parece terrorismo, porque mediante él se pretende aterrorizar a los guardias civiles.
‘Justizia’ piden, escrito así, los concentrados, entre los cuales seguramente se encuentran muchos de los pateadores. Probablemente están muy satisfechos de su actuación y si lamentan algo será no haber dado más patadas o no haberlas dado más fuerte.
Yo también pido justicia, pero escrito en español. Justicia significa que se aplique la sentencia que corresponde según los hechos. Para que haya justicia hay que probar los hechos y evidentemente, porque ya se ha visto cuál es la catadura moral de los habitantes de ese pueblo, la mayoría de los testigos va a mentir, por lo que el juez va a tener un trabajo extra, pero esperemos que logre probar los hechos adecuadamente.

‘2016.Año bisiesto’
‘El Parotet y otros asuntos’

‘Diario de un escritor naíf’
‘Yo estoy loco’
‘Valencia, su Mercado Central y otras debilidades’
‘1978.El año en que España cambió de piel’
‘Atlas del bien y del mal’
‘Los dados’

Recibe nuestras noticias en tu correo

Vicente Torres

Vicente Torres es Coautor de '1978. El año en que España cambió de piel' y autor de 'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades' y 'Yo estoy loco', 'Diario de un escritor naíf', 'El Parotet y otros asuntos' y '2016. Año bisiesto'. He participado en los libros 'Tus colores son los míos', 'Enrique Senís-Oliver' y 'Palabras para Ashraf'.

Lo más leído