Eiré se presenta como único propietario, pero la empresa sigue a nombre de Rey

Toda la verdad sobre el cierre de ‘A Nosa Terra’

Engañó a los empleados para que no denunciasen y se las ingenió para dejarlos sin indemnización

Toda la verdad sobre el cierre de 'A Nosa Terra'

No presenta cuentas en el Registro Mercantil desde el año 2007

Galiza Livre’ publica un extenso artículo en el que critica ‘el victimismo’ del director de ‘A Nosa Terra’, Afonso Eiré, y saca a la luz los verdaderos motivos que llevaron al cierre del periódico.

Desde este portal de corte independentista aseguran que Eiré ‘busca pepetuar su imagen como supuesto mártir del periodismo galleguista’ y ‘diluir la responsabilidad del quiebre para ahorrarle indemnizaciones al verdadero dueño de la empresa’, Jacinto Rey.

El viernes 3 de septiembre el director de ‘ANT’ convocó a los 28 trabajadores a una reunión en la que dos abogados del bufete más caro de Barcelona (Cuatrecasas) les informaron de que la empresa había presentado suspensión de pagos el 31 de julio.

El hecho de ocultar esta información durante un mes impidió que los empleados denunciasen el atraso en el cobro de sus salarios, que llegó a ser de cinco meses. Ahora solo tienen asegurada una mensualidad, y probablemente perderán su derecho a una indemnización, que en el caso de algunos trabajadores que llevaban 20 años en la empresa alcanza cantidades elevadas.

En una reunión celebrada a principios de junio Eiré pidió a sus empleados que ninguno denunciase los atrasos y le diesen tiempo para buscar liquidez. Un tiempo que le sirvió para preparar la suspensión de pagos y tratar de desvincular a Jacinto Rey de ‘ANT’ para que no tenga que cargar con los gatos de el ERE que se presenta esta semana.

El pasado 10 de agosto el hijo de Jacinto Rey, Javier Rey, dimitió como miembro del Consejo de Administración. Tan solo tres semanas después Eiré aseguraba ante los medios ser el único accionista de Promocións Culturais Galegas, la sociedad a través de la que el Grupo San José controlaba ‘ANT’, tras comprar el 97,58% de las acciones.

De ser cierto, Eiré sería el propietario real de ‘A Nosa Terra’ y la constructora no tendría que hacerse cargo de los pagos atrasados e indemnizaciones, pero esta supuesta venta continúa sin aparecer en el Registro Mercantil.

Pero Eiré no solo mintió al señalar que Jacinto Rey no tenía nada que ver con el quiebre del semanario, sino también en los motivos que llevaron a dicha situación. Desde que se conoció el cierre de ANT, su director ha echado balones fuera culpando a la Xunta de retirarle las ayudas, e insistiendo en la imposibilidad de aplazar su deuda con las cajas por culpa de la fusión y la crisis.

‘A Nosa Terra’ no cierra sus puertas por culpa de la Xunta, sino por su mala gestión y el poco interés de sus propietarios de sacar el proyecto adelante. Y no tiene problemas con las cajas por culpa de la coyuntura económica, sino porque desde que el Grupo San José entró en el accionariado de la empresa, en el año 2007, no se presentaron cuentas ante el Registro Mercantil hasta Julio del 2010.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído