UPyD denuncia que su presupuesto se desvanece en gasto corriente, “por lo que es una institución superflua”

El Consell de Mallorca pide socorro al Govern para poder seguir con su derroche

Maria Salom amenaza con devolver competencias si no 'sueltan' 220 millones de euros para cubrir su autonomía financiera en 2013

Desde su origen, su gestión en carreteras, suelo, territorio y subvenciones de todo tipo, ha quedado unida a la corrupción

La formación Unión, Progreso y Democracia, UPyD, aboga por suprimir en Baleares los Consells Insulars y acometer la fusión de ayuntamientos, circunstancia que se produce precisamente cuando en las últimas horas el Consell de Mallorca ha decidido destinar 7 millones más para poder subvencionarlos. La razón que se esgrime para ello estriba en dar cobertura a más de 4.600 usuarios del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS), y garantizar las necesidades sociales básicas de los Ayuntamientos de la isla. Por si fuera poco, Maria Salom, presidenta de la citada institución, ‘amenaza’ al Govern con devolverles las competencias que asume si no recibe para el próximo año un montante de 220 millones de euros. El órdago lanzado se sustenta en la certeza de que no tiene una «autonomía financiera» que pueda dar una respuesta adecuada a todos los servicios.

Salom ha recordado que la ley de trasferencias de competencias contempla una financiación adecuada, por lo que «si a la hora de confeccionar los presupuestos del año que viene no llega el dinero tendremos dos problemas: Uno que no podremos cuadrar las cuentas y otro que no podremos cumplir con las competencias asumidas», ha explicado.

«A LO MEJOR HAY QUE DEVOLVER COMPETENCIAS»

  «A lo mejor hay que devolver competencias al Govern» ha afirmado la máxima responsable del CIM, al tiempo que ha aclarado que «eso no significa que el Ejecutivo de José Ramón Bauzá se vaya a ahorrar dinero, sino que deberá atender las competencias él», ha señalado.

En este sentido, Salom ha añadido que ,según sus cálculos, se necesitarán para 2013 en torno a 220 millones de euros del Govern balear, y ha subrayado los importantes esfuerzos de recortes que ya realizaron para poder los presupuestos de este año: «Pensamos que el año que viene necesitamos unos mínimos para que el Consell pueda seguir con las actuales competencias».

«El año pasado cuando confeccionamos el presupuestos lo redujimos un 36% y fuimos la única institución de todo el país que cerramos una televisión pública», ha argumentado Salom, quien ha remarcado la importante reducción que ha experimentado la plantilla de personal del CIM, al pasar de unos 3.250 trabajadores a los 2.500 empleados actuales.

PIDEN AUSTERIDAD

El partido magenta, por su parte, sostiene que en lugar de subir impuestos y recortar servicios, el Govern «debería tomar decisiones valientes y realmente efectivas como suprimir los Consells Insulars y acometer la necesaria fusión de ayuntamientos».

Teme que el Ejecutivo balear no haya acabado de entender que la austeridad «significa algo más que subir los impuestos y recortar servicios a los ciudadanos, aferrándose a ello como único medio para reducir la diferencia entre lo que se ingresa y lo que se gasta».

En palabras de Arturo Muñoz, responsable de Acción Institucional de UPyD Baleares: «agotadas las vías de financiación con los bancos, y habiendo recurrido al Fondo de Liquidez para salvar los vencimientos de deuda acuciantes, el entramado institucional balear (desmesurado, carísimo e ineficaz) permanece intacto, aun habiéndonos llevado a una ruina que llevará décadas cancelar. Hay que llevar la austeridad donde no ha llegado: a la eliminación de organismos públicos redundantes.»

UPyD opina así que «un gobierno certero en el diagnóstico y valiente con el tratamiento, empezaría por suprimir los Consells. ¿Coste político? Muy poco: el ruido de una oposición desquiciada que también vería en ello una merma de oportunidades para asegurar el modus vivendi de los suyos a costa del erario público. Pero la opinión pública no es tan ciega.»

«EL CONSELL ESTÁ UNIDO A LA CORRUPCIÓN»

Muñoz recuerda que «ninguna institución está peor vista que el Consell de Mallorca. Desde su origen, su gestión en carreteras, suelo, territorio y subvenciones de todo tipo, ha quedado unida a la corrupción y la arbitrariedad de UM, consentida y apoyada por PP, PSOE, PSM e IU según la tesitura de los equilibrios de la aritmética parlamentaria del momento. Ahí está la lista de causas juzgadas o pendientes de serlo».

Aunque las cosas hayan cambiado, según UPyD,  «la falta de financiación impide inversiones reales y el grueso de su presupuesto se desvanece en gasto corriente, luego el Consell de Mallorca es una institución superflua». Arturo Muñoz apunta que podría explorarse la modificación del Estatuto de Autonomía (artículos 70-73) y la Ley de Consells en el ámbito autonómico.De ello se deduce que actualmente lo único que hace la institución gobernada antaño durante lustros por Maria Antònia Munar, es despilfarrar millones.

Del mismo modo, el portavoz de UPyD señala que «los ayuntamientos y mancomunidades deben ser sometidos a criterios de eficacia, lo que significa fusionarlos en torno a los 20.000 habitantes, que ha demostrado ser la cantidad menos gravosa. La fusión de ayuntamientos permitiría a su vez prescindir de mancomunidades que reúnen servicios para distintos municipios… al mismo tiempo que mantienen sus respectivos ayuntamientos; me sorprende que todavía haya quien crea que es exagerado hablar de metástasis administrativa.»

 

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído