La esposa y las hijas y nietas del 'Molt Honorable' han sacado partido al apellido

Todas las mujeres del expresident catalán Jordi Pujol: ¿Víctimas o beneficiarias?

En el balance, habría que introducir también los indudables 'daños colaterales' que ha causado la cercanía al poder

Todas las mujeres del expresident catalán Jordi Pujol: ¿Víctimas o beneficiarias?
Jordi Pujol y Marta Ferrusola. CT

No hay duda alguna, sobre todo al ver sus casas, cuentas corrientes y puestos: La esposa y las hijas y nietas del ‘Molt Honorable’ han sacado partido al apellido.

Pero no es oro todo lo que reluce, como explica María Jesús Cañizares en ‘ABC‘. En el balance, habría que introducir también los indudables ‘daños colaterales’ que ha causado la cercanía al poder.

1.- El dinero no es sinónimo de glamour
Desde los 80, el estilo de vida de la familia Pujol ha cambiado mucho. Ahora sus hijos tienen casas de seis millones y coches de lujo.

El abuelo saludaba al Rey en Baqueira enfundado en un anodino anorak de marca desconocida. La nieta posa con bolso Hermès junto a la «jet set» de México. Mercè Pujol Gironès, la bien casada hija de Jordi Pujol Ferrusola, es el mejor ejemplo del partido que se puede sacar a un apellido. Y también de que el dinero no siempre es sinónimo de glamour.

2.- La nietísima Mercè
La nieta de Pujol, Mercè, se casó hace dos años con el heredero de una de las mayores fortunas de México, Ignacio García de Quevedo.

Mercé, la nieta del expresidente catalán Jordi Pujol, es esposa del heredero de una de las mayores fortunas del Caribe, Ignacio García de Quevedo, y por lo tanto habla castellano en una intimidad ahora observada con lupa. La evasión fiscal confesada por el histórico dirigente nacionalista ha provocado que el acelerado tren de vida que lleva la familia Pujol-Ferrusola esté en el punto de mira. Incluida la de sus mujeres. Mercè es una de las beneficiarias de la fortuna acumulada por su padre, Jordi Pujol Jr., mediante una oscura gestión a través de paraísos fiscales.

La afición de la nietísima a los bolsos es directamente proporcional a la obsesión del padre por los coches de lujo (Lamborghini, Porsche, Ferrari…) y las mansiones (la que tiene en el exclusivo barrio de Pedralbes de Barcelona cuesta seis millones, según ha desvelado ABC). Hoy Mercè vive con su riquísimo marido en Miami, donde ocupa su tiempo con aficiones como el Bikram Yoga. Viaja con frecuencia a Nueva York, donde practica su fluido inglés. Se desconoce la ocupación de la cachorra de los Pujol en la actualidad, pero cabe destacar que antes de cruzar el charco trabajó en Credit Suisse Private Banking, el paraíso laboral para «los hijos de». Sin embargo, su marido trabaja en el fondo financiero Bulltick Capital Markets. Varios conocidos de Mercè cuentan que vive «a todo tren» y es tan «independentista» como su abuelo.

Su álter ego en internet plasma su pensamiento político. La imagen de portada en su cuenta de Facebook, aquella que simboliza un estilo de vida, muestra una manifestación independentista. Como su padre, que presumía de tener una finca en México, tan grande como Gerona, tampoco se recata pese a estar bajo sospecha.

3.- Victoria, la amante del pecado
Victoria Álvarez, ex de Jordi Pujol Jr., destapó la oscura procedencia del patrimonio del clan.

Loco por los coches, las casas… y las mujeres, según la ex de Jordi Pujol Jr, Victoria Álvarez, quien ha destapado la trama de corrupción. Vicky pasea estos días sus quince minutos de fama por los platós, donde asegura que la cuenta de Pujol en Andorra solo es la punta del iceberg. Gracias a ella sabemos que Jordi Pujol Ferrusola sabe cómo satisfacer a una mujer. Y también cómo humillarla. Cara y cruz de esos «pecados de la carne» que, según decía el expresidente, son los únicos que se pueden perdonar. Quizá ya no piense lo mismo.

4.- Marta Ferrusola, la Lady MacBeth de Cataluña
Marta Ferrusola es la madre de los site hijos de Jordi Pujol. A diferencia de sus sucesoras, ejerció de primera dama y aprovechó la influencia de su marido para hacer negocios con su empresa de jardinería.

Es difícil saber hasta dónde estaba dispuesta perdonar Marta Ferrusola que su ya octogenario marido antepusiera Cataluña a su matrimonio. A diferencia de sus sucesoras, la ex «primera dama» catalana -Lady Macbeth, según algunos- ejerció sin disimulo este cargo. Sus ideas sobre patria o inmigración eran más radicales que las de su esposo. Aprovechó los contactos de este para hacer negocios con su empresa de jardinería Hidroplant, encargada de plantar el césped del Barcelona. Y eso que empezó con una floristería en la calle Balmes, de la que tanto presumía en esos reportajes en los que ejercía de ama de casa.

5.- La madre y la hermana del Honorable
Marta Ferrusola nada tiene que ver con su sumisa suegra, María Soley, que pasó de la sobreprotección de sus padres a la de su marido Florenci -no salió de su pueblo, Premiá de Dalt (Barcelona), hasta que se casó-.

Ni con su cuñada María Pujol, hija devota que cuidó de la madre enferma y que dice desconocer la herencia desvelada por su hermano. Otros tiempos, otros patriarcados.

6.-Marta, la hija arquitecta
Jordi Pujol con sus hijos Jordi, Josep y Marta, su suegro, los padres de Jordi Pujol y su suegra en Valliriana (1966).

En Hidroplant también participaban los hijos, Jordi y Marta, arquitecta. Esta última se benefició de contratos con la Generalitat y de los viajes institucionales de su padre, como el que hizo a Montevideo (Uruguay) en 1997. Marta también encontró el amor en México.

7.- Mireia,la «pijipi» millonaria
La familia de Jordi Pujol, con su mujer Marta Ferrusola y sus siete hijos, en el verano de 1979.

Mireia, diez años menor que Marta, también solía viajar con Pujol. Salió bohemia. O «hippie pija», pues hace cuatro años ingresó un millón de euros en un solo día, supuestamente gracias al famoso legado del abuelo. Quiso ser bailarina. Ahora se dedica a la fisioterapia a través de la empresa Fisioart S. L. Mireia mató al padre, políticamente hablando, cuando en 2007 se pasó al independentismo.

8.- Laura, la nuera con pedigrí
En los corrillos políticos se dice que en Convergència, el partido que fundó Jordi Pujol, hay dinero, pero es su socia, Unió, la que tiene el pedigrí.

El mismo que buscó Josep Pujol Ferrusola al casarse con Laura Vila Sagnier, perteneciente a la burguesía catalana. Son dueños de la gran masía de la Cerdaña donde el exmandatario catalán se refugió tras confesar.

9.- Mercè y Anna, las esposas cómplices
El tiempo dirá si Mercè Gironés y Anna Vidal son víctimas o corresponsables de los delitos de su marido.

La primera, periodista separada de Jordi Pujol Ferrusola, está citada a declarar en la Audiencia Nacional el 15 de septiembre por presunto blanqueo de dinero. Niña bien del barrio barcelonés de Sarriá.

10.- Anna Vidal, la aspirante a «primera dama»
Anna Vidal está inculpada en la causa de su marido, Oriol Pujol.

Anna Vidal se casó con Oriol Pujol, defenestrado de la política y que la utilizó para cobrar comisiones en la adjudicación de estaciones de ITV. Pudo ser «primera dama» catalana, pues Oriol tenía las mismas ambiciones que su padre.

 

 

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído