El amigo de Pedro Sánchez ya está imputado por diez delitos en otros dos casos de corrupción

El socialista Gómez Besteiro, líder del PSdeG, investigado también por un pelotazo en el club de golf de Lugo

El ayuntamiento avaló que una zona forestal protegida se convirtiera en urbanizable

El socialista Gómez Besteiro, líder del PSdeG, investigado también por un pelotazo en el club de golf de Lugo
Gómez Besteiro (PSdeG). PD

El papel del empresario Vázquez Corredoira ha sido clave en que las irregularidades de la «operación Pulpo» hayan salido a la luz

Al candidato interruptus del PSOE a la Xunta de Galicia José Ramón Gómez Besteiro no sólo le acechan judicialmente el «caso Garañón» y la «operación Pulpo».

Como desvvela este 14 de marzo de 2016 ‘La Razón’, la magistrada que instruye ambos procedimientos por cohecho, prevaricación y tráfico de influencias (entre una decena de delitos), Pilar de Lara, también investiga el papel que jugó el líder de los socialistas gallegos por la recalificación de unos terrenos aledaños al campo de golf de Fixós, en el término municipal de Lugo, cuando era concejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de la ciudad (Pedro Sánchez se abraza al 10 veces imputado Gómez Besteiro: “Confío en su inocencia”).

La jueza reactivó el procedimiento el pasado 2 de febrero, cuando, entre otras diligencias, reclamó al consistorio gallego un informe «sobre la identidad de todos los concejales de Urbanismo en el periodo de tiempo comprendido entre 2005 y 2010», con el objetivo de identificar al responsable del cambio de planeamiento que convirtió en urbanizable un área de especial protección forestal de medio millón de metros cuadrados, dando vía libre a la construcción de más de 400 chalés (El trato de favor del 10 veces imputado Besteiro abre una brecha entre Sánchez y los barones socialistas).

Durante esos años, los responsables municipales de Urbanismo fueron el propio Gómez Besteiro, Francisco Fernández Liñares, imputado en el «caso Pokemon» y María Novo. Esta última es cuñada del promotor Manuel Vázquez Corredoira, imputado en el «caso Garañón» por tráfico de influencias y cohecho como gerente de la empresa encargada de reformar un piso que Gómez Besteiro adquirió en 2004 a un constructor supuestamente beneficiado por el Ayuntamiento de Lugo cuando el líder del PSdeG formaba parte del Gobierno municipal.

El papel de Vázquez Corredoira ha sido clave en que las irregularidades de la «operación Pulpo» hayan salido a la luz, pues fue el empresario quien -según recuerda De Lara en el auto de imputación de Gómez Besteiro en esta causa- denunció «la irregularidad y la arbitrariedad en la concesión de subvenciones» por parte de la Diputación Provincial de Lugo», llegando incluso a aportar «información relevante a la causa» («Besteiro consiguió en un año las mismas imputaciones, diez, que Champions el Real Madrid»).

Una información que, finalmente, ha precipitado la citación como investigado del líder de los socialistas gallegos y su renuncia a ser, como pretendía Pedro Sánchez, el candidato del PSdeG a la Xunta.

Que la jueza De Lara cite a declarar a Gómez Besteiro como investigado (imputado según la anterior terminología procesal de la Ley de Enjuiciamiento Criminal) depende, en buena medida, de las conclusiones del informe encargado por la magistrada al Seprona, el servicio de protección a la naturaleza de la Guardia Civil, sobre «todas y cada una de las irregularidades denunciadas que constituyen el objetivo de la instrucción».

La instructora también solicitó toda la documentación referente a las gestiones realizadas por los responsables del Club de Golf para presentar alegaciones al Plan General de Ordenación Municipal de Lugo. De hecho, De Lara ha citado a declarar como investigado el próximo 21 de marzo al presidente de la entidad, Victoriano Azcárraga, y a más de una veintena de testigos.

Fue el actual coordinador de IU en Lugo, Carlos Portomeñe, quien llevó el caso a la Fiscalía en 2009 por supuestas irregularidades en la tramitación del planeamiento urbanístico. Portomeñe, que declaró como testigo en esta causa, lo calificó como «el mayor pelotazo urbanístico de la ciudad».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído