ENTREVISTA CON SARAH FRIER, AUTORA DE 'SIN FILTRO' (CONECTA)

La historia secreta y ‘sin filtros’ de Instagram: «Facebook la compró porque era una amenaza»

Su libro recorre la trayectoria de la popular aplicación, desde su fundación a la salida de sus creadores, pasando por la multimillonaria adquisición por parte de Mark Zuckerberg

Las entrañas de Instagram. La historia secreta -hasta ahora- y sin filtros de la popular aplicación que en su día amenazó el dominio de la poderosa Facebook, que decidió comprarla por mil millones de dólares.

Sarah Frier es una periodista de Bloomberg que se ha encargado de sumergirse en las profundidades de Instagram en una aventura que comenzó cuando dos jóvenes emprendedores, cuyos nombres son casi desconocidos para el gran público, Kevin Systrom y Mike Krieger, soñaron e idearon esta idea en 2010 hasta la salida de sus fundadores de la compañía de Mark Zuckerberg, cuando Instagram ya pertenecía a la gigantesca red social.

Frier está especializada en reportajes sobre tecnología y redes sociales y ha alumbrado este libro, 'Sin Filtro' (Conecta) con el objetivo de contar una historia que aún no estaba escrita sobre una plataforma que se ha convertido en una máquina de hacer famosos -los ‘influencers’- y dinero, mientras que el resto de los mortales se conforma con una especie de reconocimiento digital en forma de ‘likes’, comentarios y seguidores que a veces puede causar más daño y frustración que beneficios.

Frier atiende a Periodista Digital vía Zoom desde San Francisco (California) y responde a la gran pregunta: «Facebook compró Instagram porque su crecimiento suponía una amenaza para su dominio». La joven periodista americana -con raíces mejicanas- cree que el libro supone el intento de proporcionar por primera vez la verdadera historia de IG «sin más filtro que el mío propio«.

– ¿Por qué elegiste contar la historia de Instagram y no la de otra red social?

Creía que la historia de Instagram es una de las mayores historias no contadas dentro del mundo de la tecnología.

Conocemos la historia de Facebook y Twitter. Cuando IG fue adquirida por Facebook la gente pensó que la historia estaba acabada al convertirse en parte de esa ‘feliz empresa’ y no se dan cuenta de que hay mucho más allá después de la adquisición y la brecha que supuso, sobre todo tras la salida de sus dos fundadores.

Instagram tiene un efecto muy potente en nuestra cultura y en nuestra sociedad y, sin embargo, la gente no conocía el nombre de sus fundadores, porque no eran nombres familiares, las cosas que han hecho…

Instagram nos influye en la medida que usamos según que productos y por qué cambiamos nuestro comportamiento y esa influencia me interesaba y por eso elegí la historia de Instagram.

– Una vez acabado el libro y sabiendo lo compleja que fue la historia de la creación de Instagram hasta su adquisición por parte de Facebook y la salida de la compañía por parte de sus fundadores, ¿crees que has alcanzado el objetivo que te propusiste?

Como digo al principio del libro, la historia es lo que es gracias a los recuerdos de las personas y sus vivencias.

Multitud de fuentes aceptaron hablar conmigo por lo que existen muchas perspectivas diferentes sobre cómo sucedieron las cosas.

He tratado de contar no solo la historia de la empresa sino también cómo esas decisiones estaban afectando a las personas de fuera y creo que gracias a tantas y tantas conversaciones pude iluminar esa conexión entre lo que estaba sucediendo dentro y cómo vivimos hoy.

– ¿Cuál es el secreto del éxito apabullante de Instagram?

Instagram es el lugar donde las personas pueden mostrar la mejor versión de sí mismas, es como si fuera el lugar donde todo es un contenido que tú compartes. No se comparten enlaces, no se vuelven a compartir publicaciones de otras personas, todo pasa por compartir lo que tú y yo hacemos y pensamos como humanos.

Instagram ofrece un lugar donde la gente puede acudir y ver quién eres y que has estado haciendo, pero un lugar hermoso de cosas interesantes y fascinantes. Lo divertido de Instagram es que nos sumerge en un mundo de intereses diferentes, si te gustan las motocicletas o el maquillaje puedes estar en contacto con gente que es realmente buena en eso. No representa todo tu yo o toda tu vida pero sí lo que realmente te gusta.

– ¿Y a ti, te gusta ahora más Instagram una vez escrito el libro o menos?

Me gusta más porque creo que antes lo estaba usando simplemente como una red social más y ahora lo uso más para ver a personas de todo el mundo, seguir a personas en muchos países y lo entendí de esa manera.

Creo que me ayuda incluso a ser mejor periodista porque contactas con personas e intereses que ayudan a construir una realidad alrededor de tus contactos y de sus intereses.

«La pugna por los likes, los comentarios y los seguidores puede llegar a ser tóxico»

– En Instagram, cuantos más seguidores tienes, más vales – y más apreciado eres-, ¿eso no es cruel?

Sí, por supuesto, es un problema. Lo es porque permites dar a alguien un sistema para liderar, le das números, de seguidores y de likes, que hacen que seas juzgado por ellos, entonces lo que van a intentar esas personas es conseguir que esos números sean mas altos.

Ese número de seguidores y comentarios es lo que va a marcar el juicio de los demás de cuán interesantes y exitosos son ellos y sus vidas. Eso puede ser realmente tóxico.

Creo que una de las cosas que estoy intentando hacer con este libro es explicar cómo Instagram funciona de la manera que lo hace. No todos los que han alcanzado el éxito y un número alto de seguidores lo han conseguido honestamente porque muchos han usado trucos, bien sea cómo posar, qué ángulos coger y qué filtros poner. En todo caso, eso es parte del comportamiento humano y la idea es presentar su vida como algo más hermoso y perfecto de lo que realmente es pero todos los que le rodean tratan de conseguir lo mismo. Si nos comparamos con la vida de otras personas en base a lo que vemos en Instagram es donde se hace daño si no entendemos antes que es un terreno de juego nivelado.

Algunas de las personas que más éxito tuvieron en Instagram lo fueron porque la plataforma así lo decidió, no es una meritocracia que ayude a las personas a liberarse de esa presión.

– ¿Ha puesto la pandemia del Covid -confinamiento, recesión, muertos, medidas sanitarias- en peligro la ‘magia’ del mundo feliz de Instagram?

Nos gustan las redes sociales por la conexión humana y antes de la pandemia usábamos Instagram como correa de transmisión para mostrarle a la gente lo que nos gustaba y lo que hacíamos. El Instagram perfecto pasaba por mostrar unas excelentes vacaciones ‘instagrameables’ y unos restaurantes ‘instagrameables’.

Con la pandemia, como todos estábamos en casa, nos aislaron de ese tipo de contenido y ya no se podía compartir esa visión optimista de la vida. Y si aún así seguías haciéndolo, podías hacerle sentir malestar a las personas que estaban perdiendo sus empleos y a sus seres queridos.

Pero también ha sido momento de ver cómo hay personas que están compartiendo altruistamente sus consejos de bienestar, o como mantenerse a salvo durante la pandemia, o sus consejos para poder hacer deporte en casa. Claro que hay gente que difunde información errónea.

«Zuckerberg pensó que si no podía competir contra Instagram tendría que ser su dueño»

– Da la sensación que Mark Zuckerberg compró Instagram para luego boicotearla en cierto modo

Facebook compró Instagram porque de lo contrario se iba a convertir en una amenaza para el futuro de Facebook y pensaron que si no podían competir con ellos debían ser sus dueños.

Zuckerberg siempre vendió la idea de que la adquiría porque era bueno para su desarrollo y crecimiento pero eso siempre fue una razón secundaria.

Me sorprendió mucho escuchar a los empleados que dijeron que cuando se unieron a Facebook, Zuckerberg estaba dispuesto a dejar morir Instagram si seguía siendo una amenaza para el dominio de Facebook.

Su objetivo es dominar, e Instagram ayuda a Facebook a ejercer ese poder de forma dominante.

– ¿Crees que a pesar de haber sido adquirida por Facebook, Instagram dominará por encima de la matriz?

Instagram forma parte de nuestra cultura y está muy integrada en nuestra sociedad, no ya solo por la forma en la que compartimos sino con las decisiones que tomamos sobre qué comprar o a dónde ir a comer. Todo esta conectado.

Creo que Instagram se está pareciendo cada vez más a Facebook y en el libro explico que los fundadores estaban obsesionados por la simplicidad y daban mucha importancia a la creatividad, no querían distraer a la gente con cosas que no querían ver. Hoy ya permite cosas como la mensajería directa, muchas recomendaciones de Facebook…te piden algunas notificaciones que regreses a Facebook. Ahora es mucho menos Instagram y más como Facebook.

En los inicios, el poder de Instagram pasaba por esos principios de simplicidad que le hacía tan atractivo y deseable en un contexto donde todos podíamos ofrecer la mejor versión de nosotros mismos. Hoy creo que cada vez es más parecido a Facebook.

 

 

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído