Este año hay 20 concursantes y unas estudiantes de moda vestirán a Mercedes Milá

Primera gala de «GH12»: Aburrimiento y demasiados participantes

Un ex seminarista, un ex de Yola Berrocal o un rapero optarán por el premio final

Un año más Gran Hermano vuelve a las pantallas de Telecinco. La edición pasada se saldó con una audiencia masiva por lo que sus creadores tenían el listón muy alto. El pasado domingo 17, en la gala inaugural, Mercedes Milá condujo tres horas de puro aburrimiento televisivo en las que no hubo sorpresas ni novedades. La razón: había que presentar a los 20 concursantes, muchos más de lo habitual.

Se confirma, un año más, la existencia de dos casas en las que convivirán los participntes. Los primeros en llegar fueron Chari y su ex pareja Rubén. Cada uno se fue a vivir a casas diferentes a la espera de sus compañeros.

La primera vivienda, donde estaba la mujer, es una especie de cápsula futurista, blanca y fría. Mucho más bonita, dónde va a parar, es la casa en la que vimos entrando a Rubén, de aspecto primaveral, muy colorida. El jacuzzi de este año es el más espectacular de todos cuantos hayamos podido ver en un reality show.

Y de pronto, el espectador pudo ser testigo de una de las imágenes más «aterradoras» del concurso. La presentadora, Mercedes Milá, apareció ataviada con un vestido indescriptible: Una falda azul que recordaba a los farolillos de las ferias, de tamaño desproporcionado. Telecinco anunció que, en cada gala, estudiantes de moda vestirían a la Milá con sus creaciones. Mala opción.

En otras ediciones, la primera gala se caracterizaba por giros de guión y sorpresas. En esta ocasión no ha habido tiempo. La presentación de los 20 participantes ocupó todo el tiempo del espacio.

Tras la pareja inicial, entró Dámaso: joven 18 años ,aunque aparenta diez más. Estudia historia del Arte y su gran ídolo es Manolo Escobar. Estuvo a punto de meterse a cura pero finalmente se decidió por otro trabajo también relacionado con la oratoria: es locutor, y simpatizante del PP.

Luego le tocó el turno a José Ramón, ‘Jhota’, un rapero de atuendo peculiar y colorido que aseguró que la serie El príncipe de Bel-Air es su mayor inspiración. Jhota entró casi a la vez que Anup, un hindú residente en Las Palmas. Le llaman «el indio loco», porque dice que habría pocos hindúes capaces de hacer las cosas que hace él.

Después pasamos a conocer a Flor, una argentina que se considera una «belleza» y a Yago, modelo y ex novio de Yola Berrocal que asegura haberse acostado con más de mil mujeres.

Más tarde apareció una de las grandes personajes de esta edición de GH. Lydia, una pija mimada y exuberante, madre soltera y presumida que promete dar mucho juego y/o polémica. Al igual que otra de sus compañeras, Patricia, joven a la que ni sus padres aguantan por «nerviosa e histérica»

Más concursantes: un empresario que presume de depilarse, un boxeador, una gitana que vive de la venta ambulante, un informático con discapacidad auditiva, una publicista «mandona», un parado de 42 años y padre soltero, una sindicalista, una joven que adelgazó 40 kilos en un año, un estudiante obsesionado por su físico y una venezolana a la que le gusta el reggaeton.

Mercedes Milá prometió que la primera prueba de los concursantes sería una cita , literalmente «a ciegas», en la que hombres y mujeres se manosearían para «conocerse mejor». De estos encuentros sólo pudimos ver uno, bastante descafeinado, la verdad. Los siguientes tendrán lugar en los próximos tres días.

En definitiva, ni los concursantes, excepto un par, ni la gala prometen nada diferente a lo ya visto y es que, después de 12 ediciones, es difícil innovar.

VEA EL VÍDEO:

Conozca a todos los participantes de «Gran Hermano 12»

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído