LA CADENA TRASLADA EL PROGRAMA AL LUNES

¿De verdad piensan en Telecinco que cambiando ‘Hable con ellas’ de día van a subir la audiencia?

A Telecinco le están fallando todos los estrenos del verano, y el programa recuperado con Alba Carrillo como estrella, también

¿De verdad piensan en Telecinco que cambiando 'Hable con ellas' de día van a subir la audiencia?

Telecinco está teniendo un muy mal verano de 2016. Todos sus estrenos, tanto de producción propia como sus apuestas extranjeras están siendo un fracaso. Uno de los más sonados, a aparte del ya histórico ‘Quiero ser’ (sí, el de Sara Carbonero), ha sido el regreso de ‘Hable con ellas’. Telecinco se avergüenza del programa de Sara Carbonero y lo relega a Divinity.

Y para intentar solucionarlo, la cadena ha querido cambiarlo de día y pasará a emitirse los lunes en vez de los domingos. ¿De verdad creen que eso va a hacer que la gente lo vea?

RAZONES POR LAS QUE NO FUNCIONA ‘HABLE CON ELLAS’

‘Hable con ellas’ nunca ha sido un buen programa. Jamás. Desde el principio se ha visto como una especie de sucursal de ‘Sálvame’ (como casi todo en Telecinco) ya que no sólo compartían productora -La fábrica de la Tele- sino temas y contenidos, además del mismo estilo caótico y ‘sucio’.

El problema de ‘Hable con ellas’ es que nunca hubo química entre sus presentadoras, por mucho que estas cambiasen. Todo ahí era incómodo de ver. Aburrido. Su ritmo iba a pedales, los fallos que en ‘Sálvame’ convierten en virtud (problemas técnicos, improvisaciones…) aquí resultaban vergonzosos e incluso insultantes.

Lo que ocurre es que en sus dos primeras temporadas, ‘Hable con ellas’ era en late-night, dio varios escándalos ‘importantes (José Luis Moreno, Bertín Oborne contra Beatriz Montañez…) y nos dio de comer un rato a todos los que nos dedicamos a esto. Pero hasta ahí. Punto. La estampida de Moreno de ‘Hable con ellas’: «Esto es bazofia y muy patético».

Un regreso, y encima en prime-time, era innecesario pero lo entendemos si era para la época estival. Pero claro, cuando nos enteramos del nuevo casting de presentadoras perdimos casi todas las esperanzas. Las únicas que repetían eran Sandra Barneda (y su eterna cara de ‘yo valgo más que para estar aquí’) y Rocío Carrasco (y su pose de ‘sé que no valgo pero me río de todas vosotras porque soy quien soy y he llegado a un acuerdo con la cadena’).

Como nuevos fichajes tenemos a Mónica Martínez (la única realmente profesional pero a la que casi no dejan ni hablar), Soledad León de Salazar (un personaje de ficción que ha resultado ser un auténtico fiasco sin gracia) y Alba Carrillo (que está ahí porque se ha puesto de moda por su divorcio y hace bien en aprovechar la oportunidad pero no vale).

Con sólo dos emisiones, ‘Hable con ellas’ ha registrado un 11,1% y 11,3% de share, respectivamente. ¿Por qué? Primero, porque el programa es malo. Aburrido. No aguanta cuatro horas y menos en prime-time.

Segundo, porque las cuatro presentadoras no tienen química entre ellas ni un buen perfil. No tienen ni gracia, ni gancho. No entiendo muy bien que un programa que se supone que aplaude la profesionalidad de las mujeres, sólo dos de ellas estén ahí porque son presentadoras (otra es un hombre y es actor, no presentador, aunque no deja de ser profesional).

Es un programa torpe, que cree que por copiar los temas de ‘Sálvame’ ya tiene el trabajo hecho. Pues va a ser que no.

EL ¿INÚTIL? CAMBIO DE DÍA

El martes 26 de julio de 2016, el portal Yotele informó que Telecinco ha decidido cambiar de día de emisión ‘Hable con ellas’ que pasará del domingo a los lunes, por lo que competirá contra la serie ‘Lucifer’ en Antena3, que lleva siendo líder en las últimas semanas.

Cierto es que los lunes hay más consumo televisivo que los domingos pero dudamos mucho que un cambio de día sea la solución al problema.

Y para colmo de males, gracias a la exclusiva del mencionado medio nos enteramos de que el programa no era en directo, era en diferido y que a partir del lunes que viene sí que será en directo. Es decir, que veremos a Alba Carrillo si editar. Que Dios nos pille confesados.

Lo cierto es que después de este fracaso y del batacazo de ‘Quiero ser’ (sin, perdón, con Sara Carbonero), que pasó de Telecinco a Divínity, la primera cadena de Mediaset se está enfrentando a un verano muy difícil.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído