Mensaje la artista en redes sociales tras la tragedia

Ana Obregón, todo un ejemplo de devoción y fortaleza antes y después de la muerte de su hijo Aless

Obregón siempre ha encarado la enfermedad de Aless Lequio con una entereza ejemplar

Ana Obregón, todo un ejemplo de devoción y fortaleza antes y después de la muerte de su hijo Aless

El 13 de mayo de 2020 murió Aless Lequio, al los 27 años, tras una larga lucha contra el cáncer.

Sus padres, Ana Obregón y Alessandro Lequio, estuvieron con él hasta el final.

La suya es una historia de fortaleza y optimismo absolutamente ejemplar.

Se apagó mi vida

Con estas terribles palabras se ha despedido Ana Obregón de su único hijo en Instagram.

Junto a la frase, una fotografía de los dos abrazados, felices.

El dolor es insoportable.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Se apagó mi vida.

Una publicación compartida de Ana_Obregon Oficial (@ana_obregon_oficial) el 13 May, 2020 a las 11:38 PDT

Ana Obregón, ‘Anita la fantástica’, como fue bautizada hace mucho por su don para decorar la realidad, disfrazarla a su antojo, siempre ha tenido muy claro que, además de ser el mayor ejemplo del ‘show business’, de crear un personaje como pocos ha habido en este país, era, sobre todo, madre. No había entrevista en la que no pusiera a su hijo, desde que era un bebé, como epicentro de su vida.

Aless fue, sin duda, el gran amor tanto de Ana Obregón como de su padre, Alessandro Lequio. Por él limaron asperezas y mantuvieron una relación idílica a pesar de su separación.

Hace dos años, cuando empezaron los rumores de que el joven podría estar enfermo, la familia se adelantó a una exclusiva y colgaron- padre, madre e hijo- un selfie en redes sociales, desde NY (donde estaba empezando su tratamiento), mostrando al mundo el aspecto de Aless, transformado por la quimioterapia.

Todas, absolutamente todas las intervenciones públicas de la familia desde entonces se han dirigido a mandar mensajes de apoyo y optimismo.El 13 de mayo de 2020, justo después de conocerse la noticia del fallecimiento, en ‘Sálvame’ rescataron una de las últimas entrevistas que concedió Aless a los medios. En ella, el joven confesaba con humildad que él no era ejemplo de nada, que simplemente “seguía adelante como podía” y que había que “respetar los problemas de todo el mundo”, fueran cuales fueran. Y era emocionante ver cómo, cuando le preguntaban por si su madre solía ‘hundirse’ con facilidad ante lo que estaba viviendo, Aless Lequio respondía bromeando:

¿Has visto a mi madre alguna vez mal? Si la ves algún día mal, te doy mi teléfono y me lo dices.

Así era Ana Obregón. Nunca negó lo que ocurría pero la gente que la conoce coincide en que se mantuvo al lado de su hijo hasta el último momento, siempre apoyando, siempre optimista, sin rendirse, sin dejar de transmitir un mensaje de esperanza a los que podía sufrir circunstancias similares.

Obregón es un icono de nuestra farándula, la mujer siempre alegre (y a veces esperpéntica)  que ha sabido rentabilizar, como nadie, su propio personaje. Era una constante de vitalidad televisiva, por eso, que haya sufrido un golpe tan indescriptible, se nos antoja, al resto, desolador.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído