Los lunes, revista de prensa y red  

“El presidente en funciones cree que si no acepta Junts se quedará fuera del ámbito político y entrará en un declive terminal”, de Pablo Pardo; “La corrupción y la deuda colapsarán la economía china”, de Steven Mosher; “Soy un golpista”, de Antonio Burgos; y “Nicolás Redondo: Un ejemplo de coraje”, de Pilar Ferrer

(Viñeta de Nieto en ABC el pasado día 20)

EL PRESIDENTE EN FUNCIONES CREE QUE SI NO ACEPTA JUNTS SE QUEDARÁ FUERA DEL ÁMBITO POLÍTICO Y ENTRARÁ EN UN DECLIVE TERMINAL

Artículo de Pablo Pardo publicado en El Mundo el pasado día 20

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está convencido de que formará gobierno, y que para ello será capaz de lograr un acuerdo con Junts per Catalunya. Por el momento, la condición inexcusable puesta por ese partido es una amnistía. La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, declaró el domingo en La Vanguardia que, a cambio de esa amnistía, JxC deberá renunciar a la unilateralidad en la declaración de independencia. Sánchez, por su parte, no se pronuncia.

«Yo hablaré cuando me toque», dijo este martes el presidente en funciones en una charla informal con los periodistas en la sede de Naciones Unidas, en lo que pareció ser una clara referencia al momento en el que le será encargada la constitución de Gobierno por el Rey, ante el previsible fracaso de la investidura de Alberto Núñez Feijóo. El presidente en funciones no mencionó la palabra «amnistía», aunque insistió una y otra vez en que la sociedad catalana ha avalado una política que se fundamenta «en la convivencia y en la concordia», y recordó que menos del 10% de la sociedad catalana apuesta por la unilateralidad, en lo que parece una referencia a los votos obtenidos por JxC el 23 de julio. Según el planteamiento del presidente del Gobierno, el otro 90% de Cataluña está pidiendo un acuerdo.

El corolario implícito de ese argumento es claro: o JxC acepta renunciar a la unilateralidad en la búsqueda de la independencia o se queda fuera del ámbito político catalán y su declive acaba haciéndose terminal. La cuestión es qué puede pedir esa formación. La respuesta es simple: amnistía para todos los encausados por los sucesos de octubre de 2017. En eso, Sánchez no quiso entrar.

Pero parece claro que ése está ya convirtiéndose en uno de los ejes -si no en el eje principal- de la negociación. El presidente en funciones también eludió pronunciarse acerca de si el eventual indulto sería antes o después de su investidura y de la constitución de un nuevo Gobierno. La estrategia tanto de JxC como de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) es lograr primero la amnistía y después negociar para llegar a un acuerdo con los encausados por el referéndum del 1 de octubre de 2017. En 2020, la abstención de ERC en la investidura de Sánchez, le permitió convertirse en presidente.

Sánchez quitó importancia a las tensiones por ese posible acuerdo dentro del PSOE, entre las que están las lanzadas por el ex presidente Felipe González. Sánchez insistió en que el PSOE como tal no se ha pronunciado acerca de la negociación, pero mostró una confianza absoluta en que, cuando lo haga, será para respaldar «cuatro años de Gobierno progresista». Pero el presidente en funciones insistió en que, según los Estatutos del PSOE, una vez que se alcanzara el acuerdo de investidura, los militantes y simpatizantes deberían ratificarlo.

El jefe del Gobierno comparó su gestión con las de sus predecesores, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, de quienes, dijo, modernizaron el PSOE para adaptarlo al momento histórico en el que estaban y después hicieron avanzar a España. Sánchez también insistió en que su relación con Yolanda Díaz es muy fluida y que se mantiene en contacto regularmente con ella.

Con quien no ahorró ataques fue con Feijóo. El jefe del Ejecutivo redobló las críticas de su mitin del domingo al secretario general del PP, a quien acusó de débil y de estar sometido a las órdenes de lo que denominó «el ala dura» del PP; constituida, según dijo, por el ex presidente José María Aznar y por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz-Ayuso. Sánchez calificó el acto de protesta convocado por el PP para el domingo próximo de «dislate» e insistió en que es propio de una líder sin ningún tipo de autonomía.

Siguiendo su habitual estrategia, Sánchez insistió en poner al PP como el único socio de Vox, y quitó importancia a la protesta realizada este martes por los diputados de ese último partido de dejar sus auriculares en el escaño vacío del presidente como protesta a la entrada en vigor del uso del catalán, el euskera y el gallego en el Congreso de los Diputados.

Finalmente, el presidente del Gobierno admitió que sus interlocutores en EEUU le preguntan acerca de cómo va el proceso de formación de gobierno, pero que lo hacen sin signos de inquietud o preocupación. Sánchez se reunió el lunes en Nueva York con representantes del gigante de la televisión y Hollywood NBC, que a su vez es parte de la empresa de cable e internet Comcast. Sánchez dijo desconocer el durísimo editorial publicado hace dos semanas por el Washington Post con declaraciones de su ex ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, en el que el Consejo Editorial del diario estadounidense afirmaba que «España ha sido tomada como rehén por una facción de extremistas separatistas».

Una de las características más llamativas del encuentro informal con los periodistas fue cómo Sánchez se fue creciendo a medida que hablaba, de modo que pasó de ser al inicio «razonablemente optimista» sobre la posibilidad de un acuerdo que permita su investidura como jefe del Gobierno, a afirmar, 25 minutos después, que no contempla un adelanto electoral.

Artículo en: https://www.elmundo.es/espana/2023/09/19/6509edc9e4d4d889088b45f1.html

LA CORRUPCIÓN Y LA DEUDA COLAPSARÁN LA ECONOMÍA CHINA

Artículo de Steven Mosher publicado en Actuall el pasado día 19

La crisis del gigante inmobiliario chino Evergrande no es sino un indicador adelantado de la crisis política, social y económica del gigante amarillo. Tras la eliminación de la política del hijo único la demografía china no repunta; sufre el mayor suicidio demográfico del planeta. Tras la eliminación de la política del hijo único la demografía china no repunta; sufre el mayor suicidio demográfico del planeta. Se avecina un colapso en la China comunista. La corrupción del gobierno y su mala gestión de la economía, la destrucción de la creatividad y la innovación en nombre del control, la escalada imprudente de la deuda y la destrucción del medio ambiente son factores que están contribuyendo a su hecatombe. El mercado inmobiliario de China ha llegado a un punto crítico, donde los mayores constructores del país como Evergrande están  al borde de la quiebra con furiosos compradores de casas sin terminar que ya están totalmente pagadas.

Pero es la destrucción desenfrenada del capital humano por parte de los comunistas durante los últimos 75 años lo que pone ese colapso cada vez más cerca, y prácticamente ha garantizado que China nunca más vuelva a levantarse. En particular, la política del hijo único ha tenido como resultado la eliminación de unos 400 millones de las personas más productivas, trabajadoras y emprendedoras del planeta. Aproximadamente la mitad de cada una de las dos últimas generaciones de chinos nunca vio la luz debido a los abortos forzados bajo la política del hijo único. Además, la rabiosa propaganda antinatalista de esta política ha ayudado a crear una cultura en la que los niños ya no son valorados sino rechazados y considerados lujos caros.

Cuando el gobierno finalmente puso fin a la política del hijo único en 2016, predijo con optimismo que la tasa total de fertilidad -definida como el número de nacimientos por mujer durante su vida reproductiva- se recuperaría a 1,8. Pero la tasa de natalidad de China no sólo no se recuperó, sino que siguió cayendo. En 2022, sólo nacieron 9,56 millones de niños.  A principios de este año, la Oficina Nacional de Estadísticas del Partido Comunista Chino finalmente admitió que China tiene una de las tasas de natalidad más bajas del mundo. Las cifras oficiales afirman que la tasa de fertilidad en 2022 fue de 1,09 hijos por mujer, lo que sólo sugiere que las cifras reales son aún más bajas. Antes del comienzo de la política del hijo único en 1981, las mujeres chinas tenían un promedio de 2,7 hijos, cifra que dicha política rápidamente redujo a la mitad.

Sin embargo, dado que los funcionarios chinos exageran sus éxitos y ocultan sus fracasos, es difícil obtener cifras exactas. Por ejemplo, China afirma que su población actual es de 1.410 millones de personas. Sin embargo, el demógrafo Yi Fuxian de la Universidad de Wisconsin, basándose en una amplia gama de datos, ha llegado a la conclusión de que la cifra real es en realidad inferior a 1.280 millones .  Esta discrepancia de 130 millones no es un mero error de redondeo. Es una cifra mayor que la población de casi todos los países del mundo. Solo hay 9 países que tienen una población que supera los 130 millones de habitantes.

Este exceso es el resultado de una exageración sistemática del número de nacimientos en China durante las últimas décadas. La población de China está envejeciendo más rápido de lo que el Partido Comunista Chino está dispuesto a admitir. Y, por primera vez desde la gran hambruna de Mao Zedong de 1959-1961, la población de China está cayendo. El “dividendo demográfico” que apoyó el rápido crecimiento económico, el fortalecimiento militar y la expansión estratégica de China ha desaparecido. En cambio, a medida que disminuya el número de chinos en edad de trabajar, los costos laborales aumentarán y una proporción cada vez mayor de la economía se destinará al cuidado de la creciente población de ancianos. Otros países del este de Asia, como Japón y Corea del Sur, también tienen poblaciones que envejecen rápidamente. Pero a diferencia de China, se enriquecieron antes de envejecer. China sigue siendo un país de ingresos medios, con cientos de millones de personas viviendo en la pobreza más absoluta.

El baby bust (la marcada contracción de nacimientos) también explica por qué la economía china probablemente no se recuperará de su estancamiento actual, independientemente de la combinación de políticas económicas que adopte el gobierno central. Ninguna de las herramientas disponibles (como tasas de interés más bajas, subsidios a las exportaciones e inversiones en infraestructura) compensará los 100 millones de cunas vacías. Sin mencionar que, para empezar, la caída de los ingresos fiscales y la deuda pública insostenible están limitando las opciones políticas del Partido Comunista Chino.

Los problemas de China se acelerarán a medida que el colapso demográfico cobre fuerza. Si (y es un condicional poco probable) el Partido Comunista Chino logra estabilizar la tasa de fertilidad en 1,1, las proyecciones del profesor Yi muestran que la población de China aún disminuiría a 440 millones para 2100. Sin embargo, dada la creciente renuencia de las jóvenes chinas a tener hijos, parece más probable que la tasa de fertilidad llegue a aproximarse al 0,8 actual de Hong Kong. Si ese es el caso, a finales de siglo sólo habrá 310 millones de personas vivas en China. De cualquier manera, los resultados serán catastróficos, tanto para la economía china como para las rapaces ambiciones geopolíticas del Partido Comunista Chino. Después de todo, el siglo XXI NO pertenecerá a China.

Para poner en perspectiva el próximo colapso demográfico de China, comparemos sus cifras con las de su principal rival, Estados Unidos de América. La población de Estados Unidos asciende actualmente a 340 millones, y sigue creciendo. Para el año 2060, se proyecta que la población de Estados Unidos será de 417 millones y está en camino de superar a la de China en las décadas siguientes.

A medida que la población de China se contrae, también lo harán sus ambiciones geopolíticas, ya que el Partido Comunista Chino se verá obligado a centrar su atención en mantener la estabilidad interna. Pero incluso si el Partido Comunista Chino cayera, la escasez de nacimientos en China es tan intratable que sería un desafío importante de superar para cualquier gobierno futuro, por democrático que sea.

Los líderes del PCC, desde Mao Ze-dong en adelante, siempre han tratado a las masas chinas como si hubiese sido un recurso inagotable que podían desperdiciar a voluntad. Ni Deng Xiaoping ni ninguno de sus sucesores pudieron imaginar jamás que su brutal política del hijo único resultaría en la muerte de sus aspiraciones a tener un poder global. En las mismas tumbas anónimas donde enterraron a los 400 millones de pequeñas víctimas de su política de hijo único, allí también han enterrado sus propios sueños de dominación mundial.

Steven W. Mosher es el autor de «Bully of Asia».

(*) Publicado originalmente en inglés en The New York Post

Artículo en: https://www.actuall.com/democracia/la-corrupcion-y-la-deuda-colapsaran-la-economia-china/

SOY UN GOLPISTA

Artículo de Antonio Burgos publicado en ABC el pasado día 17

Por conveniencia de Sánchez y de su nueva investidura Frankistein, el del flequillo y el palacio en Waterloo que huyó en un maletero de la Justicia de la España de la que se quiere separar, no es un golpista. Ni lo que dio aquel 1-O fue un golpe de Estado, una versión de bolsillo del Estat Catalá de Companys. Lo que hicieron las hordas de los CDR poniendo a Barcelona en llamas no fue generalizar aquel golpe de Estado. Ni los llamados Yordis, ni Omnium Cultural, ni los que agredieron a las fuerzas de seguridad, nadie, absolutamente nadie, dio un golpe de Estado. Esas son fantasías que se ha inventado la derecha, goyescos sueños monstruosos que produce la foto de la Plaza de Colón (que por cierto era catalán). En resumen: que nunca hubo golpe de Estado independentista en Cataluña contra la unidad de Escaña, contra la Constitución de 1978, contra la Monarquía Parlamentaria, contra el Gobierno de Madrid y nada más lógico que amnistiar algo que no ha existido.

En cambio el que según el Gobierno en funciones ha resultado ser un golpista de mucho cuido es José María Aznar. ¿Pues no que se le ocurrido decir que «la amnistía está expresamente excluida de la Constitución», cuando es precisamente la llave para la resolución definitiva del «conflicto catalán»? Eso es golpismo puro, enfrentar a unos españoles contra otros, creer que todos los territorios y los ciudadanos de España tienen los mismos derechos ante la ley. ¿Pero cómo se puede decir que no se debe aplicar la amnistía por anticonstitucional, cuando es la llave para solucionar todos los problemas territoriales de España?-

Pues si todo lo que hasta aquí llevo dicho (con la ironía que supongo han adivinado) es el catecismo para que Sánchez consiga la investidura gracias a los cuatro votos que le faltan a Feijóo, como no creo tampoco en nada de eso, soy un golpista como Aznar. Es más: somos once millones de españoles los golpistas que hemos votado lo mismo que ha dicho Aznar.

Si creer que en España que no se puede entregar la llave del gobierno de la nación a los separatistas y a los partidos neocomunistas, filoetarras y radicales que quieren acabar con ella, con la separación de poderes y con su sistema constitucional de libertades, soy un golpista. Y a mucha honra.

Si pensar que el Partido Socialista de González y Guerra no tiene nada que ver con esta máquina de destruir España y su economía, que sigue no obstante llamándose PSOE, pero en el que todo se hace ahora no por el bienestar e igualdad de los españoles, sino para la perpetuación de Sánchez en la Moncloa, soy un golpista.

Si defender que de ninguna forma hay que revisar la Constitución sobre la forma de Estado y someter a referéndum la Monarquía Parlamentaria que nos dimos en 1978, soy un golpista.

Si no se admite que tras la amnistía hay que seguir cediendo ante los separatistas catalanes y ante los vascos herederos de la ETA, y hacer un referéndum en aquellas tierras, no en toda la nación, sobre el futuro de esos trozos de la mejor España, soy un golpista.

Y si decir Viva España, Viva la Constitución y Viva el Rey es golpismo, soy un golpista. Como más de once millones de votantes que vamos a tener que seguir sufriendo el sanchismo y la destrucción de España.

Artículo en: http://www.antonioburgos.com/abc/2023/09/re091723.html

NICOLÁS REDONDO: UN EJEMPLO DE CORAJE

Artículo de Pilar Ferrer publicado en La Razón el pasado día 17

Su expulsión ha sido fulminante y no deja de ser irónica. A pesar de las declaraciones de María Jesús Montero –«En el PSOE quien se mueve sí sale en la foto»–, en un claro dardo a la frase pronunciada en su día por Alfonso Guerra, lo cierto es que Nicolás Redondo Terreros ha sido víctima de una humillante censura que revela los métodos cesaristas y autocráticos de dirigir el partido bajo el «sanchismo». El que fuera histórico dirigente vasco, ejemplo de coraje en la lucha contra ETA en los años duros del plomo y las pistolas, hijo de otro referente político y sindical como fue su padre, Nicolás Redondo Urbieta, había sido muy crítico en los últimos meses contra Pedro Sánchez, la amnistía y la «inmoralidad» de ceder a las exigencias del prófugo Carles Puigdemont y gobernar con el apoyo de separatistas y bildu-etarras, herederos de una banda terrorista a la que él tanto combatió. Acusar a Redondo Terreros de «reiterado menosprecio» a las siglas del partido es una falacia, dado que como bien han denunciado otros dirigentes de la «vieja guardia», el PSOE es hoy una formación intolerante, cerrada a toda crítica, despótica con cualquier disidente bajo el yugo caudillista de Pedro Sánchez.

Dicen que el anuncio de su expulsión se aceleró al llegarle un «soplo» a la dirección de Ferraz sobre el almuerzo que mantenía Nicolás con el ex presidente José María Aznar y el también histórico socialista fulminado por sus duras críticas al «sanchismo» Joaquín Leguina. Las furias del gran líder se desataron y el comunicado de Ferraz fue inminente, así como la cascada de reacciones. La más contundente la de Felipe González, quien recordó la huelga general que el padre de Terreros, entonces secretario general de UGT, le montó a propósito de las pensiones. «Con una huelga general y jamás se me ocurrió echarle del partido», afirmo el ex presidente socialista. Otros como Alfonso Guerra, Ramón Jáuregui, Joaquín Almunia o Juan José Laborda, advierten sobre la «deriva peligrosa» en la que se encuentra el PSOE, rehén de un fugitivo de la Justicia, separatistas y filo-etarras para que Pedro Sánchez mantenga el poder a toda costa. «El partido se desangra por sus raíces», opinan estos dirigentes que ven una situación de ruptura constitucional. Rotundo fue también Joaquín Leguina, al denunciar la «cacicada» contra Nicolás y reconocer que había votado a Alberto Núñez Feijóo «porque estoy a favor de la Constitución».

Lamentable fue la reacción de Patxi López, en su estilo más brusco, tosco y tabernario. Cabe recordar que Nicolás Redondo Terreros y Patxi López crecieron juntos, casi como hermanos.

Ambos eran hijos de los dos históricos dirigentes sindicales de UGT en el País Vasco, Nicolás Redondo Urbieta y Eduardo López Albizu, «Lalo», en los años duros del terrorismo etarra. Redondo Terreros sucedió a Ramón Jaúregui en la secretaría general del Partido Socialista de Euskadi- Euskadiko Ezkerra (PSE-EE) entre 1997 y 2002. Al acabar su mandato sería el propio Patxi López quien asumiera el puesto. Pero ahora, el actual portavoz del grupo socialista en el Congreso parece haber olvidado por completo tantos años de compañerismo y amistad, subyugado por el poder omnímodo de Pedro Sánchez. Ni una palabra hacia con quien tantas cosas compartió en Euskadi. El poder y la obediencia al gran líder hacen que la memoria tenga las patas muy cortas.

Hijo de Nicolás Redondo Urbieta, histórico y veterano secretario general de la UGT, y nieto de otro dirigente socialista en el País Vasco, Nicolás Redondo Blanco, nació en Portugalete (Vizcaya) y a los ocho años se trasladó con su hermana pequeña, Idoia, a Las Hurdes donde su padre había sido desterrado. De regreso a Euskadi estudió Derecho en la Universidad de Deusto y se afilió a las Juventudes Socialistas en 1975. Toda su carrera política estuvo vinculada al País Vasco, dónde plantó cara al terrorismo etarra y a las veleidades nacionalistas del PNV. Redondo Terreros era muy crítico en los últimos tiempos con la deriva del PSOE bajo el «sanchismo», en especial con sus pactos con EH Bildu, herederos de aquella Herri Batasuna que él tanto combatió y defensores de los crímenes de ETA que segaron muchas vidas de socialistas en el País Vasco. En 2021 ya fue expedientado, junto a Joaquín Leguina, bajo la acusación de haber pedido el voto para Isabel Díaz Ayuso, pero más tarde la causa fue archivada ante las alegaciones presentadas por Redondo. No así la de Leguina, cuya expulsión siguió adelante.

Ahora, Nicolás no tiene ninguna intención de recurrir la humillante decisión y se va con la tristeza de dejar atrás cuarenta años de militancia en el partido que le vio nacer. Con él se cierra también una saga de históricos socialistas, pues su padre fue quien dio un paso atrás en el Congreso socialista de Suresnes, en París, que permitió la llegada a la dirección del PSOE del clan de los «sevillanos», liderados por Felipe González y Alfonso Guerra, que lo llevarían a sus mayores cotas de poder en octubre de 1982, con una histórica mayoría absoluta. Hoy, la nueva generación de «sanchistas» no admiten una sola crítica, ni una voz discordante. En efecto, tras haber sido un referente ético y político, Nicolás Redondo Terreros se aleja ya de la foto y deja un partido, también en frase de Alfonso Guerra, que no lo conoce «ni la madre que lo parió».

Artículo en: https://www.larazon.es/espana/nicolas-redondo-ejemplo-coraje_2023091765064cbc98383a000121470d.html

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Tres foramontanos en Valladolid

Con el título Tres foramontanos en Valladolid, nos reunimos tres articulistas que anteriormente habíamos colaborado en prensa, y más recientemente juntos en la vallisoletana, bajo el seudónimo de “Javier Rincón”. Tras las primeras experiencias en este blog, durante más de un año quedamos dos de los tres Foramontanos, por renuncia del tercero, y a finales de 2008 hemos conseguido un sustituto de gran nivel, tanto personal como literario.

Lo más leído