Postura oficial de UPyD en relación con la Ley Integral de Violencia de Género.

Adjunto la respuesta oficial que acabo de recibir de Jesús Patiño, responsable de Comunicación y Prensa de UPyD, en relación con la pregunta que les he formulado sobre cuál es la postura oficial de UPyD a propósito de la execrable Ley Integral de Violencia de Género. Ruego a todos los interesados la mayor difusión de esta nota de UPyD, así como su participación activa con sus opiniones y comentarios al respecto -cuantas más mejor-, pues todas ellas las pienso remitir a la dirección de este partido.

Personalmente creo que la vía política es la única alternativa posible para frenar esta atrocidad legal. Una ley que viola los derechos humanos de los españoles (varones) por el mero hecho de serlo; una ley que en menos de un lustro ha llevado al calabozo, automática y preventivamente, a más de 850.000 hombres víctimas de denuncias falsas; una ley de autor, propia de regímenes totalitarios como la Alemania nazi o la Rusia soviética; una ley que los destierra y los aleja de sus hijos; una ley que aniquila las naturales e imprescindibles relaciones afectivas paterno filiales y con resto de familia paterna; una ley, enfin, que vulnera principios fundamentales, como el de igualdad ante la ley y el de presunción de inocencia, pilares de un Estado Democrático y de Derecho.

Sepan pues, señores del Gobierno y de todas las Comunidades Autónomas, que junto a nuestras familias somos cerca de 4 millones las víctimas de una ley tan atroz los que exigimos una solución a esta monstruosidad jurídica que persigue y criminaliza a la mitad de la población española, los varones, por el mero hecho de serlo.

Y sepan también todos los partidos políticos -cómplices de aprobar por unanimidad tan execrable ley-, que a pesar de nuestras simpatías por una determinada opción política, nuestro voto no es rehén de ningún partido y que se lo otorgaremos a quien mejor defienda nuestras aspiraciones e intereses, entre ellos la derogación de una ley tan injusta. O dicho de otra forma: que no votaremos a ningún partido que en su programa electoral no incluya la inmediata derogación de la LIVG o, en su defecto, una modificación sustancial que elimine el concepto «de género» de nuestro ordenamiento, que incluya y penalice el maltrato en el ámbito familiar y doméstico sin distinción de sexo y que, con todas las garantía legales, ampare por igual a hombres, mujeres, ancianos y niños, en línea con la propuesta de la Plataforma Cuidadana por la Igualdad que preside el juez Serrano.

También quiero desde aquí agradecer públicamente la deferencia que ha tenido UPyD al contestar oficialmente la pregunta que les hice sobre un asunto que resulta tan «políticamente incorrecto» para todos los partidos políticos, sujetos permanentes, como toda la sociedad, de la coacción obsesiva -mediática e institucional- del lobby hembrista. De hecho hasta el momento UPyD ha sido el único partido -de ámbito nacional y con representación parlamentaria-, que ha respondido a mis preguntas y que se ha definido al respecto. Este es el texto íntegro de su respuesta oficial:

Estimado Señor:

En respuesta a su petición de información sobre la Ley de Violencia de Género, a continuación le indicamos lo siguiente:

La Ley es muy amplia, pero le resumimos en pocas líneas nuestra postura respecto a la modificación que dicha ley introdujo en el 2004 el Código Penal por la que se castigan los mismos hechos de forma más grave si el autor es hombre o mujer, es decir, que introdujo una “asimetría penal”.

Evidentemente, UPyD rechaza esta lacra intolerable que es la violencia machista, pero se opone a la asimetría penal que supone que, ante los mismos hechos delictivos, las penas sean mayores si el autor es un hombre, al presumirse que la violencia de los hombres sobre sus parejas se ejerce en todo caso como “manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres”. (art.1 Ley de Violencia de Género).

Por ello, recientemente, UPyD reclamó la supresión de todas las modificaciones que introdujo en el 2004 la denominada Ley de Violencia de Género en el Código Penal, y propusimos incluir una agravante de actuar por motivos machistas, para que no se aplicase la agravación de la pena de forma automática, presumiendo el móvil machista por el hecho de que el autor sea un hombre, sino únicamente cuando se acredite que concurre este elemento subjetivo, al igual que sucede con las agresiones a personas de otras etnias, que se sancionan con pena mayor sólo cuando se acredita el móvil racista.

Dichas enmiendas fue rechazada por la Ponencia y en el Pleno del Congreso por todos los Grupos en el debate del Proyecto de Ley de reforma del Código Penal de reciente aprobación.

Esperamos haberlo explicado de forma clara. En todo caso, quedamos a su disposición para cualquier aclaración.

Un saludo

Post Scritum:

Lamentablemente a fecha de hoy -7 de mayo de 2011 y en plena campaña electoral del 22M- de este compromiso político de UPyD, y de su líder Rosa Díez, no queda nada.

En un ejercicio de cinismo y doblez infinitos Rosa Díez se ha negado a sí misma en relación con la execrable ley integral contra la violencia de género. Donde dije digo, digo diego.

Rosa Díez: «Es una ley que está muy bien, pero que no tiene el acompañamiento necesario en términos económicos y en términos de personal»

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido