Mundo Animal

¿Sabías que las abejas relacionan cantidades con símbolos como hacemos los humanos con los números?

¿Sabías que las abejas relacionan cantidades con símbolos como hacemos los humanos con los números?
Abejas N+1

Los etólogos han descubierto que las abejas son capaces de relacionar personajes con números y viceversa. Como se informó en Proceedings of the Royal Society B, los insectos han aprendido cómo asociar correctamente un cierto número con un símbolo (signo N y una T invertida), o viceversa, un símbolo con un número, según recoge Victor Román en N+1

Algunos animales pueden asociar varios objetos con su representación simbólica. Las palomas pueden reconocer correctamente el número correspondiente a una serie de objetos, y señalarlo. Por ejemplo, un loro gris llamado Alex, aprendió los nombres de los números y dominó la suma, y los chimpancés recordaron los números arábigos y aprendieron cómo organizarlos en orden.

Las abejas (Apis mellifera) se usan a menudo en estudios cognitivos de insectos. Al final resultó que, son capaces de aprender algunos conceptos, en particular, «derecha-izquierda» o «más-menos», y también saben cómo contar hasta cuatro. Biólogos australianos y franceses, dirigidos por Adrian Dyer de la Universidad de Tecnología de Melbourne, también demostraron que las abejas pueden reconocer el cero y que se les puede enseñar a sumar o restar usando colores como representación.

La inteligencia de las abejas
En este nuevo estudio, Dyer y sus colegas decidieron seguir adelante y verificar si las abejas pueden asociar el número de objetos con símbolos y viceversa. Para el entrenamiento, los científicos utilizaron un laberinto en forma de Y con una sola entrada, tradicional para experimentos con elección.

El animal experimental ingresa al laberinto a través de un solo camino, y luego tiene que tomar una decisión en la bifurcación, pasando por una de los dos caminos hacia la salida. Junto a la entrada, los autores colocaron una imagen de estímulo, en la que estaban los símbolos: la letra «N» o una «T» invertida, o dos o tres figuras (un número). En el interior del laberinto, la abeja necesitaba elegir una de las dos imágenes con la respuesta correcta o incorrecta (que, según el entrenamiento, eran figuras o letras) y salir por la salida apropiada.

Si el insecto eligió la respuesta correcta, recibía una gota de jarabe de azúcar, si elegía la equivocada, una gota de solución de quinina amarga. Los experimentos incluyeron 20 abejas (10 en cada grupo), que pasaron 50 pruebas de entrenamiento.

En el experimento principal (la serie de 10 pruebas), las abejas necesitaban relacionar un personaje con uno de dos conjuntos de figuras o un conjunto de figuras con uno de dos personajes. Además, los autores verificaron si los insectos eran capaces de «dar la vuelta» a las asociaciones. Es decir, las abejas que han sido entrenadas para asociar un símbolo con el número de figuras independientemente (sin entrenamiento previo) pueden correlacionar un conjunto de figuras con uno de dos símbolos, y viceversa.

Video: Estas abejas se apresuran a limpiar a una compañera que se cayó a un depósito de miel

Autor

Paula Dumas

Informar y entretener; periodismo del siglo XXI, actualidad y redes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido