CIENTÍFICOS ALEMANES Y JAPONESES

Insertan genes humanos en fetos de monos titíes y logran que les aumente el cerebro

Dudas éticas sobre la ingeniería genética

Insertan genes humanos en fetos de monos titíes y logran que les aumente el cerebro
Un mono tití. PD

Los expertos tienen muy buenas intenciones, pero hay experimentos que producen escalofríos. Y sobre todo cuando se trata de eso tan estremecedor como la ingeniería genética.

Científicos del Instituto Max Planck de Biología Celular Molecular y Genética en Dresde (Alemania) junto con colegas del Instituto Central de Animales Experimentales en Kawasaki y la Universidad Keio en Tokio (Japón), realizaron un experimento con fetos de titíes inyectándoles un gen llamado ARHGAP11B, que dirige las células madre en el cerebro humano, y lograron que sus cerebros aumentaran en tamaño.

«De hecho, descubrimos que el neocórtex del cerebro del tití común se agrandó y la superficie del cerebro se plegó», dijo, citado por New York Post, Michael Heide, autor del estudio, publicado en la revista Science este julio y que plantea ciertas cuestiones éticas sobre la ingeniería genética.

Los investigadores revelaron que los cerebros de los fetos pronto desarrollaron neocórtex más grandes y avanzados, un área que en los humanos constituye la mayor parte de la corteza cerebral.

«Limitamos nuestros análisis a los fetos de titíes, porque anticipamos que la expresión de este gen humano específico afectaría el desarrollo del neocórtex en el tití.

A la luz de las posibles consecuencias imprevisibles con respecto a la función cerebral posnatal, consideramos que es un requisito previo, y obligatorio desde un punto de vista ético, determinar primero los efectos del ARHGAP11B en el desarrollo del neocórtex del tití fetal», dijo el coautor del estudio, Wieland Huttner.

Como resultado, concluyeron que el gen ARHGAP11B, específico de los humanos, pudo haber causado la expansión del neocórtex en el curso de la evolución humana.

El neocórtex humano, una fracción del cerebro que juega un papel importante en los procesos del pensamiento, el lenguaje y la percepción, es la parte evolutivamente más joven de la corteza cerebral, y en nuestra especie es aproximadamente tres veces más grande que el de los chimpancés.

CÓMO CAMBIAN LOS MONOS

No son los germanos y los nipones los primeros que investigan en este ignoto territorio o se atreven a experimentar con genes humanos y monos.

En su afán por adentrarse en el mecanismo de la evolución del cerebro, un grupo de investigadores de China y Estados Unidos han producido varios monos transgénicos con copias de genes humanos que tienen un papel destacado en la formación de nuestro intelecto, informa China Daily.

Estos especialistas del Instituto de Zoología de Kunming (China), la Universidad de Carolina del Norte (EE.UU.) y otras instituciones identificaron el gen MCPH1, básico para el desarrollo de un feto y cuyas mutaciones pueden provocar microcefalia, un trastorno en el que la cabeza y el cerebro tienen un tamaño inferior al normal.

Así, los investigadores crearon 11 macacos Rhesus transgénicos tras exponer a sus embriones a un virus que llevaba esta versión de ese gen humano, según comunicaron en la revista National Science Review.

El análisis de sus cerebros y de secciones de tejido mostró un patrón alterado de diferenciación neuronal y una maduración retrasada del sistema neural llamado neotenia semejante al retraso del desarrollo en los humanos.

Una diferencia crucial entre los humanos y otros primates es que nosotros tardamos mucho más tiempo en formar redes neurales durante el desarrollo, un proceso que alarga la infancia de manera significativa.

El estudio indica que los monos transgénicos mostraron mejor memoria a corto plazo y reacciones más rápidas en comparación con sus semejantes del grupo de control.

Los investigadores esperan que nuevos experimentos ayuden a desvelar los factores que hacen que el cerebro humano sea único y permitan entender mejor los trastornos neurodegenerativos y de conducta social.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído