Estudio en 'El País'

Pablo Iglesias encarga un informe para entender por qué la gente no quiere al ‘Coletas’

"La estrategia de ocupación de la izquierda será más complicada con Pedro Sánchez"

Pablo Iglesias encarga un informe para entender por qué la gente no quiere al 'Coletas'
Pablo Iglesias (PODEMOS). PD

Es el más maquiavélico en la rigurosa acepción de ser el más audaz, de tener siempre la iniciativa

Un tal José Luis Álvarez, «profesor de Liderazgo de INSEAD» -profesor en Liderazgo- cuenta este 29 de mayo de 2017 en un larguísimo artículo en ‘El País’, que Podemos ha encargado «a consultoras especializadas una evaluación del estilo de Pablo Iglesias para entender la desafección hacia su líder reflejada en algunas encuestas».

Que cuando él se mira al espejo todos los días se ve guapo y seductor, le pregunta a Irene y le dice que es guapo y seductor. Entonces, ¿qué coño le pasa a la gente que no lo ve guapo y seductor, sino un tirano engreído e insoportable? Ah, Pablo, eres un incomprendido.

Como Calimero, más o menos. El profe de Liderazgo psicoanaliza al personaje y dice que Pablo:

«ha cometido errores de sobreactuación, como en su fijación con Felipe González, seguramente objeto de secreta admiración y, por tanto, foco de deseo e imitación, pasión que se vuelve odio al no poder ser consumada».

Date, que lo de la cal viva era producto de la envidia, que ya le hubiera gustado a él. Le augura «un duro futuro al colectivo dirigente» de Podemos «porque lo mejor de sus vidas políticas ha pasado».

Pues como comenta con sorna Pilar Diez en LibertaDigital, si lo dice todo un profesor de Liderazgo no lo vamos a discutir. Y por cierto, ¿eso dónde se estudia?

Por lo que se refiere al análisis de José Luis Alvarez, titulado en ‘El País’ como ‘Cuando te llamas Pablo Iglesias’, extraemos aquí sólo un pequeó fragmento:

  • El problema de Podemos es mayor que Pablo Iglesias. Es colectivo, y es el error en la secuencia supuestos-teorías-estrategia y tácticas. Su equivocación es, curiosamente para ser profesores, conceptual.
  • El supuesto de partida no se sostiene. España no es Latinoamérica. Las diferencias sociales no son aquellas. Tampoco España se encuentra en una situación de excepción por la corrupción que pueda articular una mayoría antigubernamental antieuropea —el verdadero proyecto de Podemos—.
  • Y la estrategia de ocupación de la izquierda será más complicada con Pedro Sánchez, con quien, en el mejor de los casos, empatará en la ocupación de ese territorio.
  • Y la táctica populista se está mutando en un estilo déjà vu, en caricatura tierna pero predecible, ya no tanto un Iglesias (Pablo) como —si se me permite la boutade— un Iglesias (Julio).

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído