Podrían incurrir en los delitos de prevaricación, desobediencia y malversación de fondos públicos

El Gobierno de España alerta a los directores de los institutos catalanes de las consecuencias de permitir el 1-O

El Ministerio de Educación pide a la Alta Inspección un informe sobre la participación de escolares en las protestas de Cataluña

El Gobierno de España alerta a los directores de los institutos catalanes de las consecuencias de permitir el 1-O
El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo. PD

El Gobierno recuerda que la puesta a disposición a las autoridades o a terceros de "las llaves o los códigos de acceso" de los locales también es delito

El delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, ha alertado este 22 de septiembre de 2017 a todos los directores de los Institutos de Educación Secundaria (IES) de Catalunya de las responsabilidades penales que conllevaría permitir la utilización de los centros para la celebración del referéndum del 1-O.

En su misiva, Millo recuerda la importancia que desde los institutos «no se adopten acuerdos o se lleven a cabo actuaciones que puedan contravenir las resoluciones del Tribunal Constitucional».

Según la ley Orgánica 2/2006 del 3 de mayo, mencionada en el texto, los centros no pueden destinarse a «otros servicios o finalidades sin previa autorización de la Administración Educativa correspondiente».

Millo subraya que el referéndum es una «actividad ilegal» y que los directores que presten sus centros para «la celebración de los actos ilegales convocados por la Generalitat para el uno de octubre» deberán asumir las correspondientes responsabilidades jurídicas.

Acceder a la celebración del referéndum podría hacerlos incurrir en responsabilidades penales por los delitos de prevaricación, desobediencia y malversación de fondos públicos, sin perjuicio de responsabilidades de otra naturaleza.

El Gobierno indica que entre estas actuaciones, se encontraría la puesta a disposición a las autoridades o a terceros de «las llaves o los códigos de acceso» de los locales.

Concluye que los implicados no se verían eximidos incluso si estas acciones se llevan a cabo en cumplimiento con eventuales instrucciones dictadas por cualquier autoridad política o administrativa.

La respuesta de la Generalitat ha llegado horas después de la misiva en una segunda carta dirigida también a los directores de los IES, esta vez procedente de la consellera de Ensenyament de la Generalitat, Clara Ponsatí. En el escrito, se les informa que no tienen «ningún rol ni responsabilidad» en la organización del referéndum. Ponsatí ha remarcado que ella le contestará en nombre del departamento y de todas las direcciones, además de agradecer su labor en el inicio de curso.

En un comunicado, la Conselleria ha asegurado que no se ha dado ni se dará ninguna instrucción a las direcciones de los centros educativos para que cedan las llaves o los códigos de acceso, ya que el Govern «tiene la entrada garantizada».

Por ello, ha dicho que el referéndum que organiza el Govern no pondrá en riesgo a ninguno de sus directores ni a otros funcionarios, y ha afirmado que quien está «coaccionando y amenazando» a los funciones del departamento es el delegado del Gobierno. Ha considerado inadmisible que Millo utilice el decreto de autonomía de centros para «coartar y coaccionar de forma indiscriminada» a las direcciones.

Los cánticos separatistas de unos colegiales frente a una comisaría de Policía Nacional

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído