LAS COSAS DEL GOBIERNO SOCIALISTA Y SUS AMIGOS

El ‘okupa’ Pedro Sánchez también plagió en ‘su’ tesis un informe de la Oficina Económica de Zapatero de 2010

El 'okupa' Pedro Sánchez también plagió en 'su' tesis un informe de la Oficina Económica de Zapatero de 2010
Los argumentos de Pedro Sánchez sobre su tesis y el plagio. EP

Tremendo caradura (El ‘TesisFake’ de Pedro Sánchez: el 52% de la tesis del ‘Doctor Plagio’ socialista está copiado o tiene errores).

El hoy jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, copió en su polémica tesis doctoral un fragmento del informe de 2010 de la Oficina Económica del presidente Zapatero, entonces dirigida por Javier Vallés, otro colaborador del ex ministro Miguel Sebastián.

Este plagio, desconocido hasta ahora, es uno más de los identificados por el espacio colaborativo online SánchezPlag, creado a semejanza de las wikis alemanas que provocaron la dimisión de dos ministros y otras personalidades del país germano.

Como recoge Segundo Sanz en OKdiario este 2 de feberro de 2019, la wiki SánchezPlag ha descubierto que al menos un 52% del trabajo de postgrado de Sánchez, calificado con ‘cum laude’ por la Universidad Camilo José Cela (UCJC), está plagiado o tiene errores de bulto. Es decir, 117 de las 341 páginas que conforman la tesis del presidente del Gobierno, titulada Innovaciones de la diplomacia económica española: análisis del sector público (2000-2012) y entregada en octubre de 2012.

SánchezPlag, alimentada con aportaciones ciudadanas, revela que el jefe del Ejecutivo socialista transcribió en su tesis un pasaje del Informe de la Oficina Economía del Presidente del Gobierno (OEP) correspondiente al año 2010. Entonces, esta oficina a las órdenes de José Luis Rodríguez Zapatero estaba dirigida por Javier Vallés, otro colaborador del ex ministro de Industria, Turismo y Comercio Miguel Sebastián, que estuvo al frente de la OEP entre 2004 y 2006.

En concreto, Sánchez escribe en la página 186 de su tesis: «Así, en 2009, el stock acumulado de IED en el exterior alcanzó los 646.000 millones de dólares, convirtiéndose España en la décima economía inversora del mundo. La IED española se ha dirigido preferentemente a Latinoamérica, EE.UU y Europa del Este».

Mientras que el informe de la OEP de 2010 recogía que «en el año 2009 el stock acumulado de IED española en el exterior alcanzaba los 646.000 millones de dólares, convirtiendo a España en la décima economía inversora del mundo. Este stock representa un 44% del PIB frente al 3% que representaba en 1990 y se concentra en los países de la UE y Latinoamérica, produciéndose en la última década la entrada de empresas españolas en EEUU, Europa del Este y, en menor medida, Asia». De esta manera, SánchezPlag advierte de que el líder socialista «parafrasea sin citar la fuente», que es dicho informe de la OEP del año 2010 (página 110).

En esa misma página, Sánchez expone previamente una serie de datos extraídos de una publicación de Carlos Manuel Fernández-Otheo del año 2011. Sin embargo, la fuente originaria del plagio es el citado informe de la Oficina Economía del presidente del Gobierno, que Sánchez no cita en ninguna momento de la tesis, presentada en el último trimestre de 2012. Hasta ahora sólo había trascendido respecto a la OEP que éste había plagiado extractos de los Programas Nacionales de Reformas de 2005 y 2007, elaborados «bajo coordinación» de dicha oficina.

Sebastián, en el epicentro

Vallés formó parte del círculo de Sebastián, cuya relación con Sánchez está en el epicentro de esta sospechosa tesis doctoral. El ex ministro tuvo como jefe de gabinete y luego director general a Carlos Ocaña, el negro que firmó con Sánchez en calidad de «coautor» el libro La nueva diplomacia económica española, editado por Publicaciones Delta y presentado por el actual secretario general del PSOE en diciembre de 2013. Sánchez ha señalado que el contenido de su tesis fue recogido en ese libro.

Además, se da la circunstancia que en la tesis también hay pruebas de plagio de documentos internos del Ministerio de Industria que gestionó Sebastián, que al no ser públicos escapan del radar de los programas antiplagio Plagscan y Turnitin. Con todo, tales herramientas, lejos del 0,96% y 13% de «coincidencias» que esgrimió Moncloa, han elevado tales porcentajes a un 21% y 16% tras incorporar manualmente a su sistema de búsqueda todas las publicaciones online que han sido plagiadas

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído