CONDUCTA HUMANA

Amae: adultos que quieren ser tratados como niños

Amae: adultos que quieren ser tratados como niños
Amae: adultos que quieren ser tratados como niños Pixabay

Según los expertos el Amae no es exclusivo de Japón como se creía hasta hace bien poco. Se puede dar en cualquier tipo de relación, a cualquier edad, y en cualquier parte del mundo, según los datos que arroja el estudio de Kazuko Behrens del Instituto Politecnico SUNY de Nueva York.

Es cierto que en Japón se da de muchas formas y es habitual la escena del niño que llora para ser consolado o una mujer que suplica a su marido para que le compre algo caro; fenómenos que se dan en todo el mundo, pero que nadie llama por su nombre.

El carácter especialmente reservado o tímido de los Japoneses, en las primeras interacciones, los hace muy proclives a este tipo de prácticas, que se realizan en secreto o en la intimidad.

Tienen su origen en el llamado Doi que ha evolucionado hasta el actual Amae; siendo este último incluso utilizado de forma negativa, creando expectativas no razonables, aunque el fenómeno continua en evolución.

«Las personas están acostumbradas a aceptar estas señalizaciones kawaii (tiernas) porque despierta el instinto amae, suplicando por la indulgencia”, afirma Behrens.

La japonesa es una sociedad que valora la armonía social, en la que la inmadurez, la dependencia y la infantilidad, podrían ser entendidas como algo negativo, pero ahora, mediante la Amae se han trasformado en una conducta adaptativa que sirve para pedir ayuda a los demás, en un contexto hermético.

«Aprender a leer a las personas, cuál es un nivel apropiado de amae o cuál es la persona apropiada para relacionarse así. Todo eso forma parte de la experiencia de crecer en Japón”, concluye Behrens.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído