Fotovoltaicos auguran la quiebra de 50.000 vehículos de inversión y un aluvión de demandas en enero

La Asociación Empresarial Fotovoltaica (AEF) prevé que en 2011 se produzca la quiebra de cerca de 50.000 vehículos financieros a través de los que se instrumentaron las inversiones en las plantas solares acogidas al real decreto 661/2007, al que el Ministerio de Industria acaba de aplicar un recorte del 30% en las horas con derecho a retribución.

Fuentes de AEF indicaron además a Europa Press que, en paralelo a esta posible quiebra generalizada, durante el mes de enero se va a producir un primer «aluvión» de demandas contra una norma anterior, aprobada en noviembre, en la que se recogen recortes de primas de hasta el 45% a las plantas fotovoltaicas.

Las demandas no se centrarán en este recorte hasta el 45% de primas para proyectos futuros, en el que no hay visos de ilegalidad, sino que tendrán como motivo la limitación a 25 años en el periodo en el que las plantas del 661/2007 tienen derecho a percibir primas, lo que, a juicio de las empresas del sector, supone una medida retroactiva.

Lanzada esta primera batería de demandas, es previsible que aparezcan también a comienzos de 2011 las primeras denuncias contra el recorte de horas con derecho a prima, en las que se arremeterá contra una medida presuntamente retroactiva que, como ya ha dicho el Gobierno, ahorrará 740 millones al año hasta 2013.

Para desarrollar las plantas, un buen número de promotores acogidos al decreto 661/2007 solicitaron préstamos mediante una fórmula de ‘project finance’, en la que se constituyen sociedades de inversión y en la que los impagos, en vez de ir contra los recursos de la empresa, provocan directamente el embargo del bien.

De esta forma, señalan las fuentes, es de prever que en 2011 los bancos, que calcularon el retorno del préstamo a partir de la prima y de las horas de retribución, tendrán que quedarse ahora con la propiedad de un buen número de plantas.

AVALANCHA DE CONCURSOS.

«En caso de que se aplique un recorte de 1.250 horas y se gestione de forma que, una vez cumplidas, las empresas generadoras dejasen de cobrar la tarifa y empezasen a cobrar el precio mayorista de la energía y esto ocurriese, por poner un ejemplo, en el mes de septiembre, un empresario responsable sería consciente ya de que no podría hacer frente a la deuda a final de año», afirma AEF.

«Por tanto, en previsión, podría acogerse a un proceso concursal voluntario», y «esta acción responsable tendría que hacerse con todos los proyectos acogidos al régimen retributivo establecido en el real decreto 661/2007», añade la asociación.

Para AEF, el escenario actual anuncia una «quiebra anunciada» en la que «necesariamente todas las compañías tendrían que presentarse a concurso de acreedores voluntariamente».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído