Todas las Comunidades Autónomas imponen restricciones impuestas desde hoy y hasta final de enero

La contagiosa cepa británica de la Covid-19 avanza imparable por España

Subida drástica de contagios y fallecidos en Cataluña tras decretar el cierre municipal: 3.751 casos y 97 muertos

La contagiosa cepa británica de la Covid-19 avanza imparable por España

Fue el pasado 14 de diciembre de 2020, cuando el Reino Unido anunció el descubrimiento de «una nueva variante» del coronavirus que se propaga con escalofriante rapidez.

Su aparición llevó a varios estados a limitar las entradas de ciudadanos procedentes del país pero eso no ha impedido que esa cepa se haya extendido a otros lugares del mundo. En España hay ya contabilizados al menos 50 casos.

La primera comunidad en detectar la mutación técnicamente conocida como B.1.1.7 fue Madrid.

El viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, comunicó el 26 de diciembre la detección de cuatro casos. El origen se fijó en dos pasajeros que habían volado desde Londres.

A los cinco días la cepa había llegado a otras cinco autonomías y el número de positivos ascendía a 19 y menos de dos semanas después son siete las regiones afectadas y otras dos tienen casos sospechosos.

Junto a Madrid -que este martes ha reportado 16 contagios de la nueva variante y que tiene otros 70 en estudio-, la comunidad que más casos registra es Andalucía, con otros 16.

En una entrevista en Antena 3, el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha informado además de la existencia de «muchas» muestras en secuenciación genómica, de las cuales «algunas vienen directamente en avión y otras son contactos de positivos que han desarrollado la cepa británica dentro del territorio nacional».

A la lista en la que se encontraban también el País Vasco, con seis infecciones; la Comunidad Valenciana, con cinco; Asturias, con dos, y Galicia, con uno, se sumó este lunes Cantabria.

La Consejería de Sanidad indicó que había detectado cuatro: una primaria y tres secundarias. La primera es una persona procedente de Reino Unido que aterrizó con la PCR negativa pero que inició síntomas a los tres días de su llegada. El resto son parte de la misma agrupación familiar.

Para la confirmación de la existencia de esta nueva variante se requiere la obtención de la secuencia genómica del virus, algo que no es posible llevar a cabo en todo el territorio.

Es por ello que Canarias está a la espera de recibir los reactivos necesarios para realizar ese proceso. Eso le permitirá corroborar o no dos casos en La Palma sobre los que existen dudas.

Extremadura por su parte ha remitido muestras de otras dos sospechas al Centro Nacional de Microbiología de Majadahonda, en Madrid. De esta forma cumple con el protocolo fijado por el Ministerio de Sanidad para el conjunto del país ante cualquier temor de presencia de la cepa británica.

¿Qué se sabe de esta nueva variante?

Con los datos creciendo de forma exponencial han surgido muchas incógnitas sobre esta mutación, principalmente sobre su tasa de contagio y de mortalidad. A este respecto, investigadores de Public Health England (PHE), una agencia gubernamental de salud pública de Reino Unido, han comparado a 1.769 infectados con la variante B.1.1.7 con otros 1.769 infectados con el virus original y no han encontrado diferencias significativas en las tasas de hospitalización o muerte.

«No causa una enfermedad más grave ni un aumento de la mortalidad»
En un artículo publicado en Science Alert, Susan Hopkins, asesora médica principal de PHE, explica que la nueva variante «no causa una enfermedad más grave ni un aumento de la mortalidad», aunque los expertos continúan con sus pesquisas. El estudio sí parece haber comprobado que es más contagiosa, dado que el 15% de quienes que estuvieron en contacto con alguien infectado por ella contrajeron el virus, en comparación con el 10% de las personas que estuvieron en contacto con otras variantes.

En estas circunstancias, los expertos alertan de que la nueva cepa irá a más. «Está extendida y se va a extender más», avisaba el epidemiólogo José Luis Hoyos en La Sexta. Más allá de las restricciones impuestas -como el confinamiento decretado por el primer ministro británico, Boris Johnson-, las autoridades recuerdan que las cuatro medidas básicas siguen siendo efectivas: el uso permanente de la mascarilla, la ventilación constante, la distancia de seguridad y lavado frecuente de manos.

¿Variante o cepa?

Sobre el asunto también se le ha preguntado a la investigadora y catedrática de microbiología en la Escuela ICAHN de Medicina del Hospital Monte Sinaí de Nueva York, Ana Fernández-Sesma.

Nacida en Cáceres (1965) y con casi tres décadas en Estados Unidos, Fernández-Sesma ha querido hacer hincapié en que estamos ante una variante, no una cepa:

«Es un poco semántico, pero significa algo en ciencia».

Y lo ha explicado poniendo el ejemplo de un enjambre: «La abeja reina es la cepa, que tiene a su alrededor muchas mutaciones, que son un poquito diferentes -los zánganos, la obreras-, pero todas vienen de la misma reina. Luego, llega un momento que sale otra reina, que se muere o se tiene que ir. Es lo suficientemente diferente como para fundar otro enjambre».

Una cepa nueva supone por tanto «un cambio muy grande» y, por ejemplo, puede infectar más a otros grupos de población, llegar a otros órganos o puede no ser detectada con los métodos usados para la primera.

Fernández-Sesma ha apuntado que variantes «siempre va a haber» y hay que tenerlas en observación, porque con los millones de infecciones en todo el mundo, el virus «ha tenido oportunidades de mutar lo suficiente como para crear otra cepa».

«De momento no ha sucedido, y gracias que ha sido así, pero puede suceder».

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído