ODIOSAS COMPARACIONES

Noruega ridiculiza a España al recibir el Zmapp que se le negó a Mato

El misionero Manuel García Viejo murió sin que se le pudiera suministrar el medicamento experimental y ahora el país nórdico se hace con él. ¿Somos un cero a la izquierda del mundo?

Noruega ridiculiza a España al recibir el Zmapp que se le negó a Mato
Ana Mato. EP

El titular de la edición digital del periódico noruego Dagbladet de este martes 7 de octubre no dejaba lugar a dudas: «El hospital universitario de Oslo puede importar los medicamentos contra el ébola. Recibirá la última dosis de Zmapp que hay en el mundo. La medicina llegará hoy a Noruega».

El único medicamento que de momento ha demostrado ser efectivo contra el ébola es el Zmapp. Dos estadounidenses infectados consiguieron superar la enfermedad y ser declarados sanos tras ser tratados con Zmapp en los Estados Unidos.

El Zmapp es un medicamento que todavía está en fase experimental y que utiliza anticuerpos para combatir el virus. Es el mismo suero que España pidió hace un par de semanas para tratar el misionero Manuel García Viejo tras repatriarlo desde Sierra Leona.

Pero no se le pudo suministrar porque, según informaron las autoridades sanitarias españolas entonces, estaba «agotado en todo el mundo». Según su versión, eso les trasladó Mapp Biopharmaceuticals, la farmacéutica que lo produce. García Viejo murió y ahora una de las enfermeras que le atendió en el Hospital Carlos III, Teresa Romero, es el primer caso de contagio fuera de África.

Ahora resulta que Noruega necesita con urgencia este y otros medicamentos contra el ébola, porque una mujer de este país nórdico está contagiada con el letal virus. La mujer trabajaba en Sierra Leona para la delegación de la organización Médicos Sin Fronteras. No se ha informado si es una enfermera o una médico.

Tras confirmarse la noticia del contagio el lunes 6 de octubre al mediodía, las autoridades sanitarias noruegas enviaron de inmediato un avión especial a Sierra Leona. Este martes, y menos de 24 horas después, el avión aterrizaba con la paciente en la zona militar del aeropuerto de Gardermoen, de Oslo, desde donde fue trasladada a la planta de aislamiento por infección del Ullevål, el hospital universitario de la capital noruega.

El Legemiddelverket, algo así como la Dirección General de Productos Farmacéuticos de Noruega, ya había dado permiso al hospital para la importación de fármacos contra el ébola, aunque no estuvieran aprobados.

Se trata de medicamentos experimentales como es el TKM-Ébola o el Avigan. Este ultimo llegaba a Noruega el martes por la tarde mientras el TKM-Ébola lo haría el miércoles. También se solicitó la importación de Zmapp, aunque hasta el último momento no se sabía si se conseguiría.

Estos productos vienen de diferentes países como Francia, Inglaterra y Canadá. El Zmapp es un medicamento que se desarrolla en Canadá a partir de plantas de tabaco, en las que se introduce un gen modificador, lo que hace que su fabricación sea un proceso muy lento.

«Que Noruega obtenga la última dosis de Zmapp que hay en el mundo debe ser cuestión de suerte. No hay más porque se tarda mucho en producir», señaló Steinar Madsen, director de producto del Legemiddelverket, al digital Dagens Medicin.

Y si el Zmapp ha demostrado ser efectivo contra el ébola, ahora es inevitable preguntarse y preguntarle a Ana Mato: ¿Por qué Noruega recibe la última dosis de Zmapp disponible en todo el mundo y España no? ¿Por qué no se compró esta última dosis hace dos semana para el misionero español?

SIGA LEYENDO EN EL SEMANAL DIGITAL

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído