Anamaste

Razones por las que no deberías eliminar los carbohidratos de tu dieta

Razones por las que no deberías eliminar los carbohidratos de tu dieta
Comer pasta YT

Los glúcidos, carbohidratos, hidratos de carbono o sacáridos son biomoléculas compuestas de carbono, hidrógeno y oxígeno, cuyas principales funciones en los seres vivos son el brindar energía inmediata y estructural. También se definen como grupos funcionales mixtos, formados por hidroxilos (-OH) y grupos carbonilos provenientes de los alcoholes y las cetonas o los aldehídos, respectivamente. Las formas biológicas primarias de almacenamiento y consumo de energía​; la celulosa cumple con una función estructural al formar parte de la pared de las células vegetales, mientras que la quitina es el principal constituyente del exoesqueleto de los artrópodos.

Anteriormente, se les conocía como glúcidos»ó hidratos de carbono, debido a que en su fórmula mínima los átomos de hidrógeno y oxígeno están unidos entre sí. Hidrato de carbono» o «carbohidrato» es poco apropiado, ya que estas moléculas no son átomos de carbono hidratados, es decir, enlazados a moléculas de agua, sino que constan de átomos de carbono unidos a otros grupos funcionales como carbonilo e hidroxilo. Este nombre proviene de la nomenclatura química del siglo XIX, ya que las primeras sustancias aisladas respondían a la fórmula elemental Cn(H2O)n (donde «n» es un entero ≥ 3). De aquí que el término «carbono-hidratado» se haya mantenido, si bien posteriormente se demostró que no lo eran. Además, los textos científicos anglosajones insisten en denominarlos carbohydrates lo que induce a pensar que este es su nombre correcto. Del mismo modo, en dietética, se usa con más frecuencia la denominación de carbohidratos, según wp.

Aproximadamente el 50% de la energía diaria debería venir de los carbohidratos y eso significa que este tipo de macronutrientes son la fuente más importante de tu dieta. ¿Por qué?

El cerebro y las células nerviosas dependen de un suministro de glucosa para poder concentrarse. Y, por lo tanto, los carbohidratos juegan un papel fundamental: ¡ayudan al cuerpo a afrontar los entrenamientos y los largos días de estudio y trabajo!

Para mantener un nivel suficiente de energía a lo largo del día, (incluidos los días en los que entrenas con menos intensidad) consume alimentos con carbohidratos de absorción lenta (productos integrales, avena, legumbres…).

Por otro lado, si lo que buscas es una fuente de energía rápida para antes o después de entrenar (sesiones largas de running, entrenamientos de fuerza…), lo mejor es tomar carbohidratos de asimilación rápida, como la fruta y las patatas, por ejemplo.

Según estudios de la Universidad de Minnesota, las dietas ricas en fibra están relacionadas con un bajo peso corporal, pero siguiendo una dieta sin carbohidratos difícilmente podrás obtener los 30 gramos de fibra que se necesitan al día.

Los alimentos con un alto contenido de carbohidratos, como los panes integrales o la pasta, son una fuente excelente de vitaminas B, que son muy importantes para regular el modo en que el cuerpo metaboliza los carbohidratos, la proteína y la grasa. También son fundamentales para la formación de glóbulos rojos, según rt.

Muy Importante: Consulte siempre a su médico para conocer los detalles concretos de su perfil y si es aconsejable o no para usted.

Este artículo es el resultado de información compilada en la red, de la fuente o fuentes señalas, y que considero interesante compartir con los seguidores de esta sección, por su alto interés divulgativo.

Autor

Ana González

La profesora Ana González es experta en atención temprana por la Universidad Antonio de Nebrija e instructora de Yoga Federada, especialista en yoga infantil. Creadora del método Anamaste Yoga.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído