Restaurantes y discotecas piden espacios para fumar en sus locales ante el fuerte descenso de ventas en 2011

Dueños de restaurantes, bares y discotecas de la Comunidad de Madrid han solicitado este lunes, al cumplirse un año de la última Ley Antitabaco, un cambio en dicha normativa para que se puede fumar en espacios concretos dentro de estos establecimientos ante el «fuerte descenso de ventas» y el cierre de muchos de los locales durante el pasado año.

El presidente de la asociación de empresarios de Ocio Nocturno ‘Noche Madrid’, Pedro Serrano, ha explicado a Europa Press que, a la espera de conocer los datos concretos sobre las cuentas de 2011, el sector ha acusado fuertes pérdidas por la prohibición total de fumar, unido a la crisis económica.

Además, ha achacado a la Ley el aumento de las reclamaciones por ruido de los ciudadanos, que han aumentado en un 62 por ciento sólo en el primer trimestre del año en la capital, según datos municipales, y al pico de quejas por ruidos y vecinales derivadas.

Y es que, según ha explicado el presidente de ‘Noche Madrid’, la obligación de los clientes de discotecas de fumar en el exterior tiene como consecuencias el incremento de ruidos callejeros, fiestas particulares en casas y de botellones. «La Defensora del Pueblo llegó a decir que el ruido nocturno y la incapacidad de descansar era tan perjudicial como la Ley Antitabaco», ha recordado.

Serrano también ha indicado que el Gobierno debe tener en cuenta que el porcentaje de la población fumadora en el sector del ocio nocturno asciende al 62 por ciento, debido a que muchas de las personas son sólo fumadoras sociales.

Asimismo, ha pedido que la Ley Antitabaco reconozca la singularidad del ocio nocturno, puesto que por la noche no hay menores de edad en estos locales, no hay manipulación ni consumo de alimentos y la circulación del público en estos establecimientos facilita la creación de cabinas y zonas separadas para fumar.

UN 12% DE PEQUEÑOS BARES HAN CERRADO

Por su parte, el presidente de la Asociación Madrileña de Empresas de Restauración (AMER), Rafael Andrés, ha indicado que la Ley Antitabaco ha incrementado las consecuencias de la crisis económica en bares y restaurante de toda la región, con una bajada de ventas del por ciento respecto al año pasado.

«Hay locales que están cerrando sus puertas porque no se vende copas, cafés y postres porque son cosas que te llevan a fumar. Un 12 por ciento de los pequeños bares han tenido que cerrar. Sólo hay que ver que la gente está cogiendo unas pulmonías tremendas por salir a echar un cigarrillo a la calle en pleno invierno», ha apuntado.

Andrés también ha comentado a Europa Press que la Ley Antitabaco ha generado un descenso de ventas y de las propinas que dejan los comensales. Mientras antes había muchas mesas grandes, ahora apenas las ves de cinco personas», ha apuntado.

Por todo ello, el presidente de AMER ha pedido al Gobierno central «cordura» en la aplicación de las leyes para «crear empleo», por lo que ha abogado por volver a la Ley antitabaco aprobada en enero de 2006, y que dejaba la posibilidad de decidir fumar en los locales a los dueños de bares de menos de 100 metros cuadrados y que fijaba espacios separados para fumar en restaurantes.

«Nos obligaron a poner mamparas de separación y no las hemos llegado a amortizar, ni muchísimo menos, al cambiar la ley tan rápido en el peor momento de la crisis», ha señalado.

Por todo ello, los restauradores madrileños han pedido al nuevo Ejecutivo que permitan fumar con restricciones en estos establecimientos porque el sector «no puede seguir con esta sangría». «Se están cerrando restaurantes hasta ahora impensables. Nos vamos a ir al garete y muchos puestos de trabajo van a desaparecer. Se debe rebajar la Ley para hacerla más cumplible», ha añadido Rafael Andrés.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído