‘La energía después de Fukushima’, de Cristina Narbona y Jordi Ortega

Ficha técnica
Título: La energía después de Fukushima
Autores: Cristina Narbona y Jordi Ortega
Editorial: Turpial
112 páginas
17 euros

Es un libro cuyas advertencias hay que tomar en consideración, porque además se trata de un asunto muy actual, pero sobre el que resulta necesario hacer algunas consideraciones. El tono es el mismo que el que emplearía un médico ante un fumador empedernido en estos tiempos en que la ciencia ya ha descubierto tantas cosas sobre el tabaco. En ningún momento se tiene ninguna consideración hacia los defensores de la energía nuclear, cuya postura se desprecia y hasta se ridiculiza. Pero además de ser un alegato contra la energía nuclear, también lo es contra el actual gobierno de España, puesto que aprovecha cualquier nexo de unión, real o inventado, entre la energía nuclear y ciertas medidas económicas para cargar contra él.
El lenguaje tampoco está muy cuidado y a veces hay que interpretar qué es lo que han querido decir, como ocurre, por ejemplo, en el siguiente texto: “En realidad, la causa del accidente nuclear de Fukushima no fueron el terremoto y el tsunami. Estas catástrofes naturales provocaron una pérdida prolongada de suministro eléctrico, algo que hubiera podido producirse por otras razones, naturales o humanas: un atentado terrorista, un fallo técnico debido a errores en la gestión de la planta, un sabotaje, una inundación causada por tormentas…”
En mi opinión, creo que en el estado actual del asunto, en el que algunos países, como Francia, por ejemplo, siguen apostando por la energía nuclear, me hubiera parecido oportuno que aparecieran en el libro las mejores opiniones a favor de la energía nuclear. Considero de todos modos que el debate está viciado, puesto que no es posible obviar los grandes intereses que hay en juego. Probablemente, lo ideal sería que se llevara a cabo entre científicos con grandes conocimientos sobre la materia, y el hecho de que los contrarios a la energía nuclear recurran a la opinión pública, tan poco docta como se puede suponer, pero ciertamente muy interesada, es significativo.
Hay que agradecer, no obstante, que haya salido el libro y ahora toca esperar, para ver si tiene una réplica o se la da la callada por respuesta, con la intención de que no tenga demasiada publicidad.
Vicente Torres

Autor

Vicente Torres

Vicente Torres, periodista, historiador y notario del acontecer diario y sobre todo amigo leal.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído