Gregorio Martínez tenía 72 años y era responsable de la sede castellana desde 2006

Fallece el obispo de Zamora tras una larga enfermedad

Fallece el obispo de Zamora tras una larga enfermedad
Gregorio Martínez, obispo de Zamora. EP

Un hombre cercano y entregado a su ministerio. La Diócesis de Zamora ha comunicado este viernes –20 de septiembre de 2019– el fallecimiento de su obispo, Gregorio Martínez Sacristán. El prelado tenía 72 años de edad y ha fallecido debido a una larga enfermedad.

«Encomendamos al Señor al que ha sido nuestro obispo estos últimos casi 13 años; pedimos al Dios de la vida que lo acoja en su seno y lo resucite en el último día. Que descanse en la paz de Dios», afirma la Diócesis de Zamora en su nota.

La capilla ardiente se instalará el domingo 22 de septiembre en la iglesia de San Andrés (Seminario San Atilano) de 11.00 a 23.00 horas, con el fin de que los fieles zamoranos puedan despedir al prelado.

Al día siguiente, con los restos mortales del obispo Gregorio Martínez Sacristán en la iglesia de San Ildefonso, se rezará a las 11.30 horas un responso por su eterno descanso. A continuación, se trasladarán al prelado hasta la Santa Iglesia Catedral de Zamora donde a las 12.00 horas tendrá lugar la misa exequial. La eucaristía será presidida por el arzobispo metropolitano y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, y concelebrada por obispos llegados desde distintas diócesis españolas.

Tras la misa, el cuerpo recibirá cristiana sepultura en la Catedral.

Breve biografía del obispo

Gregorio Martínez Sacristán nació en Villarejo de Salvanés, en la provincia de Madrid y actual Diócesis de Alcalá de Henares. Se formó en el Seminario Mayor de Madrid y fue ordenado sacerdote el 20 de mayo de 1971. Se licenció en Teología, con especialización en Catequética, por el Instituto Católico de París, donde cursó estudios de 1974 a 1976.

Su ministerio sacerdotal ha estado vinculado a la Diócesis de Madrid. La parroquia del pueblo madrileño de Colmenar de Oreja fue su primer destino. Estuvo como coadjutor entre 1971 y 1974. Tras un paréntesis de dos años para cursar estudios en París, regresó a España. Ese mismo año, 1976, fue nombrado coadjutor de la parroquia de Santa Eugenia, donde permaneció hasta 1978, y responsable del departamento para los adultos de la delegación diocesana de Catequesis, cargo que desempeñó hasta el año 1982. Mientras, durante el año 1978, fue capellán del Hospital Beata María Ana de Jesús.

También fue, de 1988 a 1995, director del Instituto de Teología a distancia; colaborador en la parroquia de San Vicente Ferrer, de 1983 a 2002; y miembro y relator del III Sínodo Diocesano de Madrid, durante el año 2005.

Desde el año 1995, fue delegado diocesano de Catequesis; profesor de Catequética en la Facultad de Teología San Dámaso; colaborador en la parroquia de San Ginés de Madrid, desde 2002; y miembro del Consejo Presbiteral, desde el año 2003.

El 15 de diciembre de 2006 fue nombrado obispo de Zamora y tomó posesión de la diócesis el 4 de febrero de 2007, consagrado por Antonio María Rouco Varela y sustituyendo al frente de la diócesis a Casimiro López. Hasta 35 obispos de España y Portugal presenciaron el acontecimiento.

En la Conferencia Episcopal Española fue miembro de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades y de la Comisión Episcopal de Patrimonio Cultural. Cargo que ya desempeñó desde 2011 hasta 2013. Con anterioridad, fue miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis (2008-2011).

Te puede interesar

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído