Orientaciones para votar en las elecciones generales del 10-N

Arzobispado de Toledo: ‘Ningún partido puede corresponder plenamente con las exigencias de la fe’

Arzobispado de Toledo: 'Ningún partido puede corresponder plenamente con las exigencias de la fe'
El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez. EP

La Iglesia y el Estado. Los españoles se enfrentan este domingo, 10 de noviembre de 2019, a una nueva jornada electoral. Por ello, el Arzobispado de Toledo ha publicado una serie de reflexiones para tener en cuenta antes de ejercer el derecho a voto, subrayando la importancia de tener en cuenta «retos como la crisis, cuyos efectos no hemos superado y que parece volver a amenazarnos», además del «grave problema de la unidad de España».

«Para un buen discernimiento tenemos la responsabilidad de adquirir por vías fiables información lo más completa posible, acerca de los partidos, sus candidatos; y los programas electorales”, subrayan desde el Arzobispado. Además, apuntan que la «coherencia, el espíritu de servicio, estilo» de los líderes, así como «la confianza y respeto que inspiran y su capacidad de diálogo», son matices importantes a tener en cuenta, ya que es «a ellos, en último término», a quienes eligen los ciudadanos.

Por todo ello, basándose en el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, proponen una claves fundamentales a tener en cuenta durante el proceso de discernimiento.

«Ningún partido puede corresponder plenamente con las exigencias de la fe”, así que la adhesión a ellos «nunca ha de ser ideológica sino siempre crítica», valorando los programas basándose en:

Los derechos de la persona y, de forma particular, la defensa de la vida. «Ni el aborto, ni la eutanasia pueden ser aceptados como derechos», subraya el Arzobispado. De la misma manera, apuntan la prioridad de atender a los más débiles, ya sean ancianos, parados, personas que no tienen un trabajo decente, jóvenes e inmigrantes.

Promoción de la familia. Reconocerla como «unión entre un hombre y una mujer basada en el matrimonio», a través de «una política familiar eficaz y desde la cual se responda al grave desafío que supone el llamado ‘suicidio demográfico'».

Del mismo modo, el Arzobispado se muestra preocupado por la libertad de educación, y recalca la importancia de «garantizar el derecho de los padres a la educación de sus hijos según las propias convicciones morales y religiosas previsto en la Constitución” y, además, “sin que se les imponga la ideología de género», que definen como una postura «tan errónea como perniciosa para la propia mujer».

Creación de empleo. «Se han de promover las condiciones que favorezcan a las empresas para la creación de empleos», apunta el Arzobispado, pero siempre «con un sentido de justicia en la contratación laboral», así como «se requiere una gestión muy prudente y equitativa de los recursos públicos».

Cooperación para el desarrollo. «Nuestra nación debe seguir participando en la construcción de la comunidad internacional, en particular de Europa», a través de «la ayuda al desarrollo de los pueblos más necesitados y en la defensa del medio ambiente».

No olvidar la ‘España vaciada’. El Arzobispado señala, además, que la política general, y no solo la autonómica, debe «atender de manera especial a los problemas específicos del medio rural», como puede ser «la despoblación», la necesidad de «dotaciones básicas», y «la agricultura».

El poder al servicio de las personas. «Las instituciones públicas deben estar al servicio de todos y no de intereses particulares o de partido y se han de respetar las reglas del juego democrático», apuntan.

Asimismo, «es preciso custodiar la libertad personal y defender el principio de subsidiariedad frente a las tentaciones estatalistas: el poder ha de estar siempre al servicio de la persona y de la sociedad –no al revés–, en la búsqueda del bien común».

Respeto a la libertad religiosa. La libertad de culto es algo «fundamental» y, por ello, «la fe en Dios debe estar presente en la vida pública», para lo que resulta necesario poder «anunciarlo y presentar propuestas inspiradas en la Doctrina Social de la Iglesia», ya que es algo que «forma parte de nuestra misión evangelizadora».

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído