Pujol les cesa, pero cree que sus actos "no son tan graves como para que deban ser secularizados"

El arzobispo de Tarragona considera que los curas denunciados por abusos pasaban por «un mal momento»

Josep María Font y Francesc Xavier Morell dicen que "se apartan", pero no admiten los hechos ni piden perdón

El arzobispo de Tarragona considera que los curas denunciados por abusos pasaban por "un mal momento"
Jaume Pujol, arzobispo de Tarragona

Pujol ha subrayado que "en este momento no pueden estar en las parroquias" porque es difícil que "la gente lo entienda". No obstante, ha dicho que "han podido tener sus errores o faltas, pero no son tan graves como para decir que deben ser secularizados"

(Jesús Bastante/Agencias).- «Un mal momento». Esta es la justificación del arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, a las actuaciones del rector de la parroquia de Arbeca, Josep Maria Font, y el párroco de Constantí (Tarragona), Francesc Xavier Morell, ambos presuntamente involucrados en tocamientos a menores.

Y es que, aunque el prelado afirma haberlos cesado, ambos clérigos, en sendos comunicados, apuntan que han sido ellos los que han decidido apartarse. En un confuso comunicado, la diócesis explica cómo entre 2015 y 2016 se recibieron ambas denuncias, que fueron investigadas y llevadas sus conclusiones a Doctrina de la Fe. En el caso del párroco de Constantí, Roma «ordenó el archivo pro nunc (por ahora) de la causa por falta de elementos, con particular vigilancia por un tiempo prudencial», mientras que en el de Font «se adoptaron medidas disciplinarias proporcionadas a los hechos probadas».

En la nota, la diócesis «condena todo abuso sexual, de poder y de conciencia, especialmente cuando haya sido cometido por un clérigo contra un menor», al tiempo que anima a todos a «denunciar estos hechos execrables a la Comisión de Prevención de Abusos, encabezada por el Promotor de Justicia del Arzobispado de Tarragona (tel. 977 229 630, de lunes a miércoles de 10.00 a 13.00 h. / promotor.justicia@arqtgn.cat), y a las autoridades civiles».

 

 

 

 

«También pedimos perdón principalmente a las víctimas de estos abusos, asegurando nuestra solidaridad y oración, pero también al pueblo de Dios, manifestando el firme compromiso de reparar según la justicia los daños espirituales y morales causantes y de implementar todas aquellas medidas que sean necesarias para que los espacios eclesiales sean lugares absolutamente seguros para la infancia y la juventud», concluye el comunicado.

Sin embargo, y en declaraciones a los medios, el arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, adujo al «mal momento» de los sacerdotes como posible explicación para estos abusos. «Si una persona está obsesionada con el sexo y lo va buscando es algo, pero hay personas que tienen este mal momento en la vida que los lleva a hacer algo que después quizás se arrepentirán toda la vida«, declaró.

Pujol ha subrayado que «en este momento no pueden estar en las parroquias» porque es difícil que «la gente lo entienda». No obstante, ha dicho que «han podido tener sus errores o faltas, pero no son tan graves como para decir que deben ser secularizados».

Por su parte, ambos clérigos han emitido sendos comunicados. En el primero de ellos, Josep Font afirma que «he pedido ser relevado de mi cargo como rector», al tiempo que «lamento profundamente esta situación y pido disculpas a todas las personas a las que haya podido ofender o decepcionar».

Por su parte, Xavier Morell afirma haber «decidido pedir ausentarme un tiempo». «Lamento que se haya producido esta situación y pido disculpas si alguien se ha sentido ofendido», concluye. Ninguo de los dos admite haber llevado a cabo los abusos.

 

 

 

 

 

Comunicado del Arzobispo de Tarragona:

 

Comunicado en relación a la vinculación de dos sacerdotes del Arzobispado con presuntos abusos a menores

En relación a las informaciones aparecidas en los medios de comunicación en las que se vincula dos sacerdotes del Arzobispado de Tarragona con presuntos abusos a menores, el Arzobispado manifiesta:

En el mes de junio de 2015 y el mes de noviembre de 2016 fueron denunciados dos clérigos del Arzobispado de Tarragona por presuntos tocamientos a menores con fines libidinosos. Uno de ellos, el Rvndo. F. Xavier Morell Rom, había sido citado a declarar antes de 2010 en una investigación civil por un caso de pedopornografía, pero no se procedió porque el caso fue sobreseído por el juez y, además, hasta la reforma de 2010 de la legislación canónica sobre abusos aquel caso no constituía un delictum gravius.
De acuerdo con la normativa vigente y los protocolos establecidos por la Santa Sede para estos casos, tanto el 2015 como el 2016 se ordenó de inmediato una investigación previa de los hechos y se informó del resultado a la Congregación para la Doctrina de la fe, la que ordenó en uno de los casos, el del Rvndo. Morell, el archivo pro nunc (por ahora) de la causa por falta de elementos, con particular vigilancia por un tiempo prudencial, y en el otro, se adoptaron medidas disciplinarias proporcionadas a los hechos probados.
Aprovechamos la ocasión para reafirmar que el Arzobispado de Tarragona condena todo abuso sexual, de poder y de conciencia, especialmente cuando haya sido cometido por un clérigo contra un menor. Hacemos nuestro el dolor de todas las víctimas y invitamos a todos a denunciar estos hechos execrables a la Comisión de Prevención de Abusos, encabezada por el Promotor de Justicia del Arzobispado de Tarragona (tel. 977 229 630, de lunes a miércoles de 10.00 a 13.00 h. / promotor.justicia@arqtgn.cat), y a las autoridades civiles.
También pedimos perdón principalmente a las víctimas de estos abusos, asegurando nuestra solidaridad y oración, pero también al pueblo de Dios, manifestando el firme compromiso de reparar según la justicia los daños espirituales y morales causantes y de implementar todas aquellas medidas que sean necesarias para que los espacios eclesiales sean lugares absolutamente seguros para la infancia y la juventud.
Finalmente manifestamos nuestra disponibilidad a continuar investigando los hechos denunciados y a colaborar con la justicia del país para esclarecerlos, porque pueden lesionar gravemente la persona, la convivencia social y particularmente la comunidad eclesial.
Tarragona, 5 de febrero de 2019

 

 

 

 

 

 

Comunicado de Josep Font:

 

Ante las noticias publicadas en los medios de comunicación hacia mi persona y de acuerdo con el Sr. Arzobispo y en bien de las parroquias donde estoy ejerciendo mi ministerio, he pedido poder ser relevado de mi cargo de rector de las parroquias de Sant Jaume Apòstol de Arbeca, Sant Martí de Sant Martí de Maldà (y la iglesia del Dulce Nombre de María del Vilet), de Sant Jaume Apòstol de Belianes, de Santa María de Maldà, de Sant Jaume Apòstol de Nalec, de Sant Miquel dels Omellons y de la Transfiguración del Señor de Rocafort de Vallbona.

Agradezco públicamente al Sr. Arzobispo su confianza depositada en mí durante todos estos años.

Lamento profundamente esta situación y pido disculpas a todas las personas a las que haya podido ofender o decepcionar.

Mn. Josep M. Font Solé, pbro.

Tarragona, 6 de febrero de 2019

 

 

Comunicado de Xavier Morell:

El pasado mes de septiembre de 2018 fui nombrado rector de las parroquias de Sant Feliu Mártir de Constantino y San Sebastián de La Canonja con la plena confianza del Sr. Arzobispo, que no me ha faltado durante todo este tiempo.

Ante las últimas noticias aparecidas en los medios de comunicación hacia mi persona, aunque los hechos ocurridos no impiden ejercer el ministerio en estas parroquias y en bien de ellas, de acuerdo con el Sr. Arzobispo he decidido pedir ausentarse me un tiempo.

Lamento que se haya producido esta situación y pido disculpas si alguien se ha sentido ofendido.

Xavier Morell Rom, pbro.

 


Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído