Las revueltas por toda Cataluña hacen temer aún más tensión en el duelo entre blaugrana y blancos

‘Arde Cataluña’ y sólo faltan 10 días para el Clásico FC Barcelona – Real Madrid en el Camp Nou

'Arde Cataluña' y sólo faltan 10 días para el Clásico FC Barcelona - Real Madrid en el Camp Nou

Aunque el deporte debería ir al margen de la política, los radicales catalanes no saben cómo se hace algo así y quieren ‘destruir’ el evento, a lo que se le suman las necias palabras de directivos y algunos ignorantes futbolistas.

Cataluña está sumida en el caos tras la sentencia del procés. El grupo ‘Tsunami Democràtic’, al que puso voz Pep Guardiola, promueve las protestas por las condenas a los políticos acusados de sedición, lo que ha derivado en revueltas, cargas policiales, heridos… En definitiva, una situación de inseguridad que afecta a todos los presentes en la región, según recoge el autor original de este artículo 20minutos y comparte Francisco Lorenson para Periodista Digital.

El FC Barcelona no es ajeno, e incluso se ha visto obligado a cancelar todos los actos institucionales hasta que se calmen los ánimos. El club blaugrana fue uno de los primeros en mostrar su opinión acerca de la sentencia, dado que también son una institución de la que se ha servido el independentismo como altavoz de sus ideas.

En este contexto, llega un partido que ya de por sí es caliente siempre: el Clásico. El sábado 26 de octubre a las 13:00h, los blaugrana reciben en el Camp Nou al Real Madrid, en un choque en el que ambos medirán su estado de forma tras un inicio de temporada un tanto irregular por ambos lados.

Pero más allá de lo deportivo, el conjunto blanco representa para el independentismo al ‘enemigo’: el centralismo, Madrid, España… Es previsible que el Clásico se convierta en el escenario perfecto para las proclamas y protestas de los grupos contrarios a la sentencia del procés, incluso aquellos más violentos.

En un momento en el que Barcelona se ha convertido en un Stalingrado, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado tendrán que redoblar su esfuerzo para garantizar que el partido de fútbol de mayor rivalidad de España no se caliente aún más.

El Ministerio de Interior, a través de la Comisión Antiviolencia, declarará de alto riesgo el partido, algo que iba a suceder de todas maneras por la enemistad entre ambos rivales, pero en este contexto con más motivo. Se incrementará la presencia de Policía Nacional y Mossos d’Esquadra en las inmediaciones del Camp Nou, aumentarán los cacheos en los controles y se tratará de evitar incidentes que manchen un partido de fútbol sobre el que están puestos millones de ojos de todo el mundo.

Para LaLiga este es un partido crítico. Javier Tebas se empeñó en colocar el encuentro en un horario que prime al público asiático, por lo que la audiencia previsible será de millones de espectadores por todo el mundo. Este factor convierte el encuentro en un ‘caramelo’ para los violentos, ya que tienen claro que cualquier reivindicación tendrá un impacto potencial igual al de personas que estén viendo el encuentro.

Autor

Francisco Lorenson

Polifacético e innovador reportero, lleva años trabajando en el sector y aprendiendo de algunas de las personas más inteligentes del negocio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído