Desde el Atlántico

Carlos Ruiz

¿No habrá paz para la verdad?

La película «No habrá paz para los malvados» ha sido la ganadora de los premios Goya 2011. Se trata de una película sobre terrorismo y servicios de inteligencia de Enrique Urbizu bien protagonizada por José Coronado. También trató sobre terrorismo «Celda 211«, la ganadora de los «Goya» en 2009, extraordinaria película de Daniel Monzón protagonizada magistralmente por Luis Tosar y con una interpretación secundaria excepcional de Carlos Bardem. Sin embargo, entre «Celda 211» y «No habrá paz para los malvados» hay una distancia sideral. Mientras la primera es una película valiente que trata de indagar en la verdad de un fenómeno siniestro, la segunda creo que contribuye a la ocultación de la verdadera naturaleza del fenómeno terrorista.

«Celda 211», denuncia de la desasogante complicidad de los terroristas con el poder
¿Por qué «Celda 211» es una extraordinaria película?
No sólo porque tenga una gran dirección y unas interpretaciones magníficas.
Lo que da a esa película ese «algo» que permite dar el salto cualitativo entre una buena película y una película muy buena o una película excepcional, es decir, lo que hace que una película sea «arte» es que contribuya al desvelamiento de la verdad. Eso es la esencia del arte. El arte auténtico es aquel que, por vías diferentes de la razón, nos permite acercarnos a la realidad de las cosas, muchas veces oculta.
«Celda 211» nos pone de manifiesto, crudamente, que los presos de la organización terrorista ETA no son tratados como los presos comunes. Lo que viene a revelar es que, no sólo están mejor tratados… sino que su vida les importa más al Gobierno que la vida de los presos comunes.
A partir de ahí, queda al juicio del espectador el preguntarse el por qué.
Esa reflexión puede ayudar a entender algunas de las cosas que están sucediendo ahora en relación con ETA.

«No habrá paz para los malvados», contribución a la ideología de la «amenaza yihadista»
¿Por qué esta es una buena, pero no extraordinaria, película?
Tiene una buena dirección y espléndidas interpretaciones.
Pero le falta ese «algo». Y es que esta película no sólo no contribuye al desvelamiento de la verdad sino que contribuye a apuntalar una ideología basada sobre un cúmulo inmenso de mentiras. La escena final es, en este sentido, reveladora del carácter propagandístico que tiene esta película.
Lo que trata de hacer «No habrá paz para los malvados» es convencernos de que existe una «amenaza yihadista».
Y conviene recordar que esa ideología se ha construido para justificar, entre otras cosas, Guantánamo. Y conviene recordar que en España, dejando al margen el 11-M que es algo que no está suficientemente explicado (pues incluso las sentencias judiciales en España no han aclarado quien ha sido el inductor o autor intelectual de ese crimen), no ha habido ni un sólo atentado «yihadista». Ha habido, sí, múltiples «operaciones» contra el «yihadismo» a cual más siniestra. Operaciones que, o bien han resultado en la puesta en libertad por los jueces de los detenidos en esas operaciones policiales o en sentencias que han «aguado» las operaciones hasta hacerlas irreconocibles.
En este blog he recogido numerosas pruebas del fraude que supone la ideología de la «amenaza yihadista» y cuya cumbre lo constituye el «caso Karachi» que este blog fue el primero en descubrir en España, si no me equivoco. Pero también he recordado que los propios Wikileaks han desvelado que detrás de eso que llaman «amenaza yihadista» hay una presencia constatable de servicios secretos de ciertos Estados.
Por eso, estando bien hecha, creo que «No habrá paz para los malvados» no es ARTE.

ARTÍCULOS SOBRE EL TEMA PUBLICADOS EN ESTE BLOG

La «Operación plomo», otro ridículo de la ideología de la «amenaza yihadista» (8-VIII-2014)

Operación Duna: nuevo ridículo de la ideología de la «amenaza yihadista» (25-IV-2012)

¿No habrá paz para la verdad? (25-II-2012)

Obsesión «yihadista»: inasequibles al ridículo (2-X-2011)

Farsa «yihadista»: representación en Marruecos. Interrogantes (30-VI-2009)

«Operación Frontón» contra el «yihadismo»: otra siniestra farsa (25-V-2009)

Bengalas infantiles, explosivos yihadistas (6-V-2009)

Operación Tigris: otro engaño de la ideología de la «amenaza yihadista» (25-III-2009)

Nuevas mentiras sobre la «amenaza yihadista»: ahora sobre el PSC (11-II-2009)

«Operación Fish»: otra mentira de la ideología de la «amenaza yihadista» (6-II-2009)

El fraude de la ideología de la «amenaza yihadista»: nuevos datos (2-II-2009)

Otra mentira sobre la «amenaza» «yihadista» al descubierto (7-I-2009)

Autor

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental Universidad de Santiago de Compostela

Recibe nuestras noticias en tu correo

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional
Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental
Universidad de Santiago de Compostela

Lo más leído