Desde el Atlántico

Carlos Ruiz

Escándalo: el Tribunal Supremo español mancillado para condecorar a un consejero de Mohamed VI

La noticia es asombrosa, pero cierta. La Decana del Colegio de Abogados de Madrid, Sonia Gumpert Melgosa, ha concedido la medalla de honor a Omar Azziman, consejero de Mohamed VI. Y lo ha hecho en la sede del Tribunal Supremo español. Esta degradante ceremonia ha tenido lugar un día después de que la monarquía marroquí consiguiera que el Consejo de Seguridad no estableciera un mecanismo para supervisar el respeto de los derechos humanos en el territorio del Sahara Occidental ocupado.

I. EL COLEGIO DE ABOGADOS DE MADRID DA SU MEDALLA DE ORO A UN CONSEJERO DEL TIRANO MOHAMED VI POR PROMOVER «LA IMPLANTACIÓN DEL ESTADO DE DERECHO».
La página web del Colegio de Abogados de Madrid informa de que el día 26 de abril, en la sede del Tribunal Supremo, el Colegio de abogados de Madrid concedió su medalla de oro a Omar Azziman, consejero de Mohamed VI.
En su discurso la decana del Colegio de Abogados, tras decir que se trataba de «un acto de reafirmación de los valores y principios
sobre los que se asienta el ejercicio de la abogacía», dijo:

También hacemos coincidir esta ocasión con el reconocimiento a quienes, a lo largo de su trayectoria vital se han distinguido por su contribución al progreso del derecho, a la conquista y consolidación de la justicia. Desde quienes como Omar Azziman han promovido la implantación del Estado de Derecho en su país desde difíciles puntos de partida

En el mismo acto también se concedió la medalla de oro a Antonio Garrigues Walker y a Aurelio Menéndez Menéndez.
No consta que ninguno de ellos se opusiera a compartir su distinción con un consejero de Mohamed VI.

II. UN DÍA ANTES, EL MONARCA MARROQUÍ SE FELICITABA DE QUE LAS NACIONES UNIDAS NO SUPERVISARAN EL RESPETO A LOS DERECHOS HUMANOS EN EL SAHARA OCCIDENTAL OCUPADO POR MARRUECOS…
En su informe sobre el Sahara Occidental presentado al Consejo de Seguridad el día 8 de abril, el Secretario General de Naciones Unidas decía:

Habida cuenta de las denuncias que siguen presentándose sobre violaciones de los derechos humanos, la necesidad de que haya una vigilancia independiente, imparcial, amplia y sostenida de la situación de los derechos humanos tanto en el Sáhara Occidentalcomo en los campamentos resulta aún más apremiante.

El 12 de abril se anunció que los Estados Unidos iban a presentar un proyecto de resolución sobre el Sahara Occidental donde, a la vista de la petición del Secretario General de Naciones Unidas, se iba a atribuir a la MINURSO la competencia de supervisar el respeto de los derechos humanos.
Lamentablemente, la presión de varios Estados, incluido para nuestra vergüenza España, impidió introducir ese mecanismo.
La resolución 2099 del Consejo de Seguridad de 25 de abril de 2013, finalmente no incluyó ese mecanismo.
En un comunicado de 25 de abril, el gabinete real del que forma parte Omar Azziman se complacía con el hecho de que no se incluyera ese mecanismo de supervisión de los derechos humanos.

III. … Y EL DÍA DE LA CONDECORACIÓN, EL MAJZEN «CELEBRABA» SU ÉXITO CON MÁS REPRESIÓN SALVAJE EN EL SAHARA OCCIDENTAL OCUPADO
El mismo día en que Doña Sonia Gumpert condecoraba al consejero de Mohamed VI, ese mismo viernes 26 de abril, centenares de ciudadanos Saharauis se manifiestaron en las ciudades ocupadas, El Aaiún y Bojador, en protesta a la decisión tomada por el Consejo de Seguridad de la ONU de renovar el mandato de la MINURSO sin otorgarle la competencia de vigilancia de los Derechos Humanos en el Sahara Occidental. En la capital ocupada del Sahara Occidental, El Aaiún, los manifestantes ocuparon la avenida Smara y otras avenidas principales. Las manifestaciones saharauis fueron reprimidas con violencia excesiva por la policía y militares marroquíes y las persecusiones se prolongaron durante toda la noche. Según fuentes saharauis hay cerca de 40 heridos. A una mujer saharaui le cortaron los dedos por hacer la «V» de la victoria.

IV. LA REALIDAD ATROZ DE LOS DERECHOS HUMANOS EN EL SAHARA OCCIDENTAL
Tras haber visitado el Sahara Occidental, el Relator Especial de Naciones Unidas sobre la tortura y otros tratos o penas inhumanos o degradantes, Juan Méndez, publicó el 28 de febrero de 2013 un informe en el que se decía, entre otras muchas cosas:

«El Relator Especial ha comprobado que la tortura y los malos tratos han sido practicados para obtener confesiones y que los agentes de la fuerza pública hacían un uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes
(…)
El Relator Especial quiere expresar su preocupación respecto a las denuncias de abandono de las víctimas en zonas rurales después de haber sufrido violencias
(…)
El Relator Especial ha recibido testimonios creíbles sobre la práctica de la tortura y de malos tratos en la prisión de El Aaiún, especialmente, violaciones, apaleamientos y medidas de aislamiento durante varias semanas, en particular respecto a detenidos acusados de participar en actividades en favor de la independencia
(…)
El Relator Especial nota con preocupación que las alegaciones de tortura y de malos tratos durante el período de casi dos años que ha precedido al proceso (NOTA: SE REFIERE AL PROCESO DE AKDEIM IZIK), no han sido objeto de ninguna investigación. El hecho de que el asunto sea juzgado por un tribunal militar y no por uno civil contribuye a la falta de transparencia y al rechazo a investigar las alegaciones de malos tratos»

V. UNA MEDALLA QUE SUSCITA PREGUNTAS
Si la concesión de los tristemente famosos «wissam» alauitas a algunos individuos españoles suscita el interrogantes sobre qué servicios han prestado a la dinastía alauita, la concesión de esta medalla suscita el interrogante inverso.
Afirma Doña Sonia Gumpert que se condecora al consejero de Mohamed VI por su «contribución al progreso del Derecho».
Basta leer el informe del Relator Especial de Naciones Unidas para la Tortura o ver lo qué ocurrió el mismo día de la condecoración para saber que hablar de una supuesta «contribución al progreso del Derecho» es un sarcasmo.
La pregunta entonces es: si no es creíble la condecoración del consejero del sultán por su «contribución» al «progreso del Derecho», ¿por qué tipo de «contribución» entonces ha sido condecorado?

Autor

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental Universidad de Santiago de Compostela

Recibe nuestras noticias en tu correo

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional
Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental
Universidad de Santiago de Compostela

Lo más leído